3/8/2004

Selección Española: ¿como la de fútbol?

Para Pau Gasol no estar en semifinales de los Juegos Olímpicos sería un fracaso. Algo así viene diciendo Pesquera, el resto de jugadores y los pocos medios de comunicación que tocan el tema.

En los partidos de preparación la selección está arrasando, ganándolo todo, incluso, por dos veces además, a Serbia.

¿Qué me recuerda esto?. Pues a la selección de fútbol. Muchas espectativas previas, muy buenos resultados cuando no se juega nada y, a la hora de la verdad, a las primeras de cambio, ridículo y para casa.

Ojalá en baloncesto sea diferente y el espíritu de los juniors de oro pueda más que ese carácter perdedor español que hace arrastrarse a la selección de fútbol campeonato tras campeonato.

No vendría mal perder algún partido de preparación, aunque sólo sea como toque de atención, para no bajar los brazos y no pensar mucho en el cuento de la lechera.

Mimbres hay. El equipo parece compensado, incluso el ataque sin Gasol es bastante bueno casi siempre. Tenemos a Dueñas y a Iturbe como complemento perfecto al terceto Gasol- Garbajosa-Reyes. Dueñas manda poderío por dentro cuando la cosa se ponga fea con el rebote o tengamos un 5 demasiado grande delante. Iturbe puede romper con su velocidad y versatilidad.

En los aleros también parece estar compensada la cosa. La única duda es si Yebra podrá aportar cosas a la selección jugando sólo unos pocos minutos, pues es un jugador que rinde bien jugando mucho tiempo, y sobre todo en las segundas partes, con bastantes minutos de sudor en el cuerpo. Carlos Jiménez y Navarro serán los que empiecen los partidos, pero estarán siempre al quite De la Fuente y Rudy Fernández, que le pondrá caros los minutos a Navarro cuando no esté fino del todo. En cuanto tenga un pelín más de experiencia habrá que ver como se rentabiliza tener a dos escoltas de tanta calidad juntos. De la Fuente jugará sobre todo de 3, aunque podrá defender sin problemas al escolta rival cuando Jiménez tenga que pasar por el banco.

El puesto de base es el que más dudas me sigue ofreciendo todavía. Calderón parece algo cohibido en ataque, tal vez porque sabe seguro su puesto y no quiere arriesgar más de la cuenta, limitándose a obedecer órdenes directas de Pesquera. Bien es cierto que en esta selección hay gente suficiente para jugarse las bolas complicadas y su acierto de cara al aro aún no ha sido verdaderamente necesario. Sí que arriesgan más Cabezas y Comas, pues no en vano su puesto es el único que no está seguro. Comas es un gran penetrador, domina bien el balón y la dirección de juego, pero no es tan duro en defensa como Calderón y Cabezas. Cualquiera de los tres tiene sitio en la selección, pero ya dije que Cabezas y Calderón son de un perfil demasiado parecido: mucha fuerza, gran defensa, regular control de balón y flojillos en la dirección de juego. Tal vez Comas es el que menos calidad global tenga de los tres, pero es el que mejor dirige el juego. No obstante en los dos partidos que le he visto no ha estado muy brillante en la dirección aunque no lo ha hecho mal en cuanto a anotación.

Lo dicho, aunque hasta podríamos conseguirla sin él, para la medalla nos falta sólo Raúl... y que la furia española no se convierta en los nervios atenazantes característicos de los de las patadas.

No hay comentarios.: