7 dic. 2005

Calderón triunfa (o casi) en la NBA

Calderón en los RaptorsTeníamos dudas sobre si Calderón conseguiría jugar minutos o no en la NBA.

Tenía posibilidades por varios motivos:
  • Su físico. Musculoso, explosivo, alto (más o menos), buenos muelles...
  • Su edad. Tiene la edad justa para ser rookie. Ni muy crío ni demasiado mayor para adaptarse.
  • Su carácter. Calderón, eso dicen sus entrenadores, es una esponja, aprende rapidísimo y tiene una gran capacidad de adaptación.
  • La poca competencia en el puesto. Está en un equipo débil que tenía mal cubierto el puesto de base.
Además, parece que ha sabido orientar su juego hacia la vertiente que más rédito le habría de dar: el pase.

El rookie no suele ser el jugador referencia de un equipo. Es difícil que disponga de muchas oportunidades de lucimiento personal lanzando a canasta. No gusta ni al entrenador ni a los compañeros que asuma demasiado protagonisimo.

Solución: que jueguen los demás y hacerse útil gracias a la dirección de juego, a hacerles jugar más a los demás, pasando muchos balones, y dejando en segundo plano el lanzar mucho él mismo.

O eso es lo que parece haber hecho, pues aún no he podido verle ningún partido y hay que conformarse con las crónicas y con repasar sus estadísticas personales en la NBA.

Empezó saliendo desde el banquillo y lo hizo bien, dando muchas asistencias.

No obstante, el equipo no funcionaba. Parece ser que en algún partido Sam Mitchell, su entrenador, lo relegó al puesto de tercer base, pero por lo visto la cosa fue a peor.

Calderón no era el problema, sino la solución.

Desde entonces Calderón parece haberse hecho un hueco en el quinteto inicial. Los Raptors ganan partidos. Juega incluso más que en la ACB (algunos partidos más de 40 minutos), anota discretamente (tampoco lanza mucho), pero reparte muchas asistencias. Y debemos recordar que es un rookie.

Y ojo, alguno dirá que tal como está la NBA cualquier jugador FIBA más o menos apañadito llega y se come el pastel. No, no. Fíjense en el mal año que llevan Oberto, Macijauskas o Jasikevicius.


4 comentarios:

Mira Pedrajas dijo...

Jasikevicius no lleva un mal año, para nada, ahi te has equivocado amigo.
Es el 7º de los rookies en anotación (con 9.6 ppg, mientras Calderón lleva 6.6); el vigésimo en rebotes (Calderon el 24); el 7º en porcentaje de tiros libres (Calderón el 11º); 3º en porcentaje de triples (Calderón el 20º) con un total de 26 tripes acertados, por 5 de Calderón; 5º en robos (Calderón el 6º).
Los únicos apartados estadísticos en los que Calderón supera a Jasikevicius es en minutos jugados (lo cual debiera repercutir en el resto de estadísticas, y no lo hace) y en asisitencias.
Calderón me parece un buen jugador, y deseo que triunfe en la NBA, pero lo que no se puede negar es el gran trabajo del que es, desde mi punto de vista uno de los tres mejores bases europeos del momento (solamente le puede hacer sombra Parker y en algún momento de lucidez Jaric)
Saludos!

Peludo dijo...

Ok, quizá no he contextualizado bien.

En principio, Calderón había ido a la NBA de pipiolo, con mucha incertidumbnre, y Saras se supone que iba de figura.

Saras está jugando más y mejor ahora, en los últimos partidos, pero tuvo muchos problemas al principio.
Como comprenderás, nada tengo contra el bueno de Saras, y aunque no le va mal, quizá esperábamos más partiendo de que iba en plan figura, que es lo que ha sido siempre en Europa y es lo que debería terminar por ser en la NBA este mismo año.

¿Lo dejamos en "regular"?

Mira Pedrajas dijo...

El paso de las ligas europeas a la NBA requiere de un periodo de adaptación, Jasikevicius está en él (desde mi punto de vista) por muy bueno que sea un jugador necesita un tiempo (te recuerdo el caso de Manu Ginobili, sus dos primeras temporadas no llegó a destacar).
Saras está cumpliendo con creces en un equipo en el que tiene rivales en su puesto (Stephen Jackson), un equipo que lleva unas diez victorias; sin embargo Calderón está en un equipo como Toronto, un equipo joven, en plena construcción, en el que los rockies tienen gran importancia, en su puesto no tiene un rival claro. Esto que a priori puede parecer una desventaja es para él, una gran oportunidad que está aprovechando (unos dias mejor que otros); pero como te he dicho antes, para mi Jasikevicius esta mejor q nuestro Calderón (aunque como compatriotas suyo nos fastidie)
SALUDOS!!

Peludo dijo...

Mira, el otro día ví a Saras jugar (contra Gasol) y sí, está jugando bien. No triunfando, pero sí jugando bien, con personalidad, dirigiendo, pasando y tirando cuando haga falta.
Perfecto, lo tacho de la lista de fracasos FIBA de este año.