25 ene. 2005

CB Murcia. Ya llegaron los refuerzos... o no

Tranquilos todos, que ya llegaron los refuerzos ansiados:


Canastas no creo que metan muchas pero seguro que conseguirán ser el refuerzo psicológico que necesita este equipo para que Carlos Martínez acierte a enchufar algún triple más por partido, que Nuno Marçal siga tirando como lo hace y que, además, las meta con cierta regularidad; que Drame se vuelva a ver los videos de Lisboa, cuando le hablaba de tú a tú a Gasol y se crea el jugador que podría ser y no ése en el que se ha convertido; que Déniz tenga más recursos en los tiempos muertos que decirles a los jugadores que la defensa está siendo una "puta mielda" y que no quiere tripes (del rival), y que ataquen la zona (los nuestros) penetrando y dividiendo (da mucho de sí llevarse una radio a los partidos, no crean).

Ya imagino que el mercado está complicado, pero no tengo claro en qué van a ayudar dos entrenadores más para el primer equipo, que es lo que parece que han fichado.

A ver si cae alguien, ya sea Damon Johnson, Pedro Fernández (que no es Cartagenero, sino murciano de padre y cartagenero de madre, o al revés, según me dijo cuando lo vi en Sevilla) o quien sea que de un salto de nivel. Aunque mejor si es alero y de los buenos. Un interior de calidad (aunque sea un 5 como Fdez) viene bien. Lo que sea, pero que sea bueno.

22 ene. 2005

Ya me ha llegado

No es que sea como para tirar cohetes. Pero mira, mejor es un regalo cutre que nada. Me refiero al regalo que ACB.com da a los ganadores de cada jornada del Supermánager.

Yo gané la número 15, en una jornada en la que fallaron los grandes jugadores y yo tuve la suerte de colocar ahí arriba a mis secundones con mi equipo showtime-3 (no es siquiera de mis 10 mejores equipos).

Decía que el premio es más simbólico que otra cosa, pues lo único de cierto valor es un balón oficial ACB, pero que al estar firmado por un jugador ACB ya no se puede usar como simple balón para jugar, y pasa a ser un recuerdo u objeto de decoración.

En mi caso elegí que me lo firmara Rudy Fernández, aunque no es fácil reconocer su firma en el balón, que bien podría haber hecho cualquiera de mis sobrinos. Para cerciorarse del todo sería necesario recurrir a Grison y compañía (sí, ya saben, los de CSI).

El resto de regalos eran una guía Marca (a buenas horas), un gorro (que no usaré hasta el verano en la playa) y una camiseta, cuya bolsa aún no he abierto, pero que me temo no será XXL, única talla que ahora consigo meterme en el cuerpo (qué tiempos aquellos de junior con ese cuerpo atlético, estilizado e incansable...)

Pero bueno, bien va.

Mi premio del supermánager
Los generosos regalos de ACB.com

15 ene. 2005

Victoria sin brillo del Polaris

Polaris 81 - Plasencia 71

Polaris se impuso en un mal partido, en el que que no se presenciaron grandes detalles de calidad y que ganó el menos malo de los equipos en cancha.

Empezó el partido con un 10-0 de los locales, con Turner como jugador más inspirado en ataque, brindando minutos de buen juego y buena defensa hasta el final del primer cuarto, que finalizó con un claro 25-10, reflejo fiel de lo que estaba pasando en la pista.

A partir de ahí ocurrió lo esperable: los murcianistas bajaron la intensidad defensiva y empezaron a estar más espesos en ataque, en parte por una mejor defensa de Plasencia y en parte por la relajación y los primeros síntomas de fatiga física tras el esfuerzo del primer cuarto.


Balmón intenta una canasta junto a Carlos Martínez
Balmón intenta anotar su primera canasta como jugador del Plasencia.
Le defienden Gómez, Bárcenas y Carlos Martínez.


Los visitantes optaron por tratar de frenar al equipo murciano con una defensa 2-3, sabedores del poco acierto en el tiro exterior de los locales. Ivan Déniz, técnico local, se esforzaba en los tiempos muertos en recalcar la consigna para atacar dicha zona: "penetramos y dividimos. Nos olvidamos de que faltan tres cuartos, vamos a pensar sólo en el segundo".

Los placentinos llegaron a ponerse en el marcados sólo 7 puntos abajo al llegar al descanso, diferencia que se mantuvo, e incluso se redujo en algunos instantes de la segunda parte.

Lo que en el primer cuarto parecía que iba a ser una paliza de escándalo se convirtió más tarde en un partido algo más igualado, con ligera superioridad de los locales, aunque poco sobrados de recursos, frente a un Plasencia que mostró una plantilla y juego acorde con su clasifición, a mitad de la tabla.

Al final del encuentro los jugadores de Polaris pusieron algo más de intensidad en el juego, la suficiente como para no dejar al rival opciones de victoria.
El jugador más brillante del partido fue el siempre sacrificado Cuthrell, con una excepcional defensa y lucha en el campo, que le valieron para anotar 16 puntos y coger 13 rebotes, para una valoración total de 34.

Deajustes en la plantilla del Polaris

La nota curiosa la protagonizó la presencia en el equipo visitante de un apagado Balmón, hasta hace unas fechas jugador murcianista. Balmón fue cortado hace un par de jornadas por el Polaris, al no contar demasiado con él el técnico Ivan Déniz. No obstante, aún no se ha buscado un posible sustituto que mejore el rendimiento del nuevo jugador del Plasencia.

Otro de los jugadores del que se está rumoreando un posible cese es Carlos Martínez, que empezó la temporada más tarde que sus compañeros por lesión y que nunca ha llegado a realizar un juego brillante. Sus números son espantosos (30% de 2 y 22% de 3) y su defensa no es ni mucho menos como para compensar su mal ataque.

Lo peor es que el puesto de alero es que peor rendimiento está ofreciendo este año en el Polaris. El portugués Nuno Marçal tiene buena mano para el tiro, pero es tremendamente irregular. Xavi Sánchez es un jugador de equipo, que siempre aporta, pero al que no se le puede pedir la responsabilidad de tirar del equipo, especialmente este año, en el que el juego murcianista no le permite explotar su fantástico contraataque. Drame parece la sombra de aquel muchacho que eclipsaba a Pau Gasol en la selección de los juniors de oro de Lisboa.

Se echa en falta urgentemente un alero que pueda dar un salto de calidad a esta plantilla, tal vez ésa sería la clave para mantener la regularidad que tanto se echa en falta en la actualidad.