18 feb. 2006

Polaris sufre para derrotar en la prórroga a un sólido Hospitalet

Polaris-Hospitalet. 94-91. Los jugadores del banquillo local metieron a su equipo en el partido.

Jeffers recordará durante días la jugada tonta que desequilibró el partido a favor de Polaris a 4 segundos para concluir la prórroga.

Hospitalet perdía por uno (92-91) cuando pidió tiempo muerto tras encajar canasta, lo que le garantizaba planificar la última jugada y sacar desde el centro del campo.

Algo no debió explicar bien Mateo Rubio, entrenador visitante, durante el tiempo muerto o Jeffers no se entendió con sus compañeros, pues al tratar de recibir desde la banda cometió un tonto campo atrás, de los de libro.

Muy pocos regalos más le brindó Hospitalet a los de Manolo Hussein. Los visitantes fueron un rival muy duro de vencer. Supieron atrincherarse tras su defensa en zona y entorpecer el ataque de Polaris durante muchos minutos.

El partido había empezado con una clara superioridad visitante, en parte gracias a dos triples consecutivos de Puyada, que le ganó la partida a Sala al principio.

Peor aún lo pasó después el base local frente a Boccia, que aprovechó su superioridad física y el visto bueno arbitral para defender buscando el contacto físico y atacar acercándose al poste bajo. Larragán sólo compensó ligeramente la desventaja en el puesto de bases.

Los jugadores de banquillo de Polaris marcaron las diferencias esta vez. De los 90 puntos de valoración que reflejó la estadística final de los locares, 70 los consiguieron los jugadores de banquillo, especialmente Robles, Waleskowski y Sergio Pérez (59 puntos de valoración entre los tres).

Hussein no terminaba de encontrar el encaje adecuado a sus jugadores. Con el paso de los minutos tuvo que ir acomodando sus piezas como en una partida de ajedrez. Al final del encuentro llegó incluso a hacer cambios similares a los típicos del balonmano, con Brown aplicándose en cada defensa mientras Robles tomaba aire en el banco para anotar en el siguiente ataque.

Hospitalet se basa mucho en el juego de sus americanos. Ellos fueron el objetivo de la defensa murciana. Brown aportó sacrificio para frenar a Jeffers (8 puntos y un -2 de valoración), y Bárcenas se peleó con Terrell para tratar de bajar su efectividad anotadora (20 puntos con un 43% de acierto en tiros de campo).

Brillaron los hombres interiores de Hospitalet, Coego y Terrell. Sólo Waleskowski dio una buena réplica por parte de los pívots locales (14 puntos y 13 rebotes).

No fue un buen partido en defensa para los de Hussein, que empezaron encajando 27 puntos sólo en el primer cuarto.

Mejoró algo la defensa en los siguientes cuartos, pero tuvo que ser el acierto de los dos aleros que salían desde el banquillo, Robles y Sergio Pérez, lo que metiera a Polaris en el partido y abriera las primeras brechas en la sólida defensa zonal visitante.

Fue recortando paulatinamente Polaris durante el segundo y tercer cuarto, siendo el último el más igualado, hasta el punto de tener que llegar a la prórroga para decidir el vencedor del partido.

Larragán pudo haber deshecho el empate y evitado la prórroga, pero no tuvo muy claro cómo resolver. Intentó penetrar ayudándose de un bloqueo de su pívot, pero los defensores cambiaron en lugar de pasar el bloqueo. Terrell cerró a Larragán el pasillo hacia canasta y le persuadió de lanzar, lo que le obligó a retroceder y a intentar un triple poco cómodo que no entró.

Polaris demostró que también puede ganar sin jugar brillante, a base de esfuerzo para meterse en el partido, sumando entre todos, sabiendo dar más juego a quienes mejor están cada día, y teniendo muchos jugadores capaces de tener un buen día.

Hospitalet demostró ser un equipo muy serio. Con mayor aportación del banquillo sería un temible rival de cara a las eliminatorias por el ascenso a la ACB.

Ficha del partido:

Polaris World Murcia (20+25+21+17+11=94): Triguero (4), Sánchez (1), Sala (10), Brown (9), Bárcenas (5). También jugaron: Robles (23), Waleskowski (14), Larragán (3), Pérez (19) y Sellers (6).

CB L'Hospitalet (27+19+17+20+8 =91): Jeffers (8), Terrell (20), Puyada (10), Coego (16), Feliu (14). También jugaron: Boccia (7), Ros (7), Rodríguez (-), Lampropoulos (9).

Incidencias: Árbitros: Carpallo y Quintas. 2.200 espectadores.

Esta crónica también se publica en encancha.com