4 feb. 2007

El Polaris busca mantener ante el Pamesa la gran imagen mostrada frente al TAU

Debutará el base griego Nikos Vetoulas, que sustituye al lesionado Dragic, mientras que Fizer, Myers, Brown y Xavi Sánchez estarán disponibles para Hussein tras superar sus lesiones

Jornada 19. 4/02/2007 - 12:30 horas. La Fonteta. Valencia.
Árbitros: Pérez Pérez, Jiménez y Munar
Pamesa Valencia: Avdalovic (14), Douglas (5), Timinskas (41), Miralles (13), Garcés (24)
Banquillo: Oliver (4), Llompart (16), Stefansson (6), Claver (9), Luengo (15), Chiacig (19), Milojevic (31)
Entrenador: Fotis Katsikaris
Polaris World: Gavel (4), Robles (6), Richacher (10), Triguero (5) y Thompson (7).
Banquillo: Vetoulas (12), Sánchez (8), Myers (11), Brown (22), Fizer (53), Fernández (13) y García (14).
Entrenador: Manuel Hussein
Últimamente con el Polaris no hay manera de saber a qué carta quedarse. Tan pronto baja los brazos contra el Unicaja y hace el ridículo ante el Bruesa como se merienda a todo un TAU derrochando espíritu y entrega. La gran duda es saber qué versión del Polaris se enfrentará esta mañana (12:30 h., La 7) al Pamesa Valencia, si la peleona o la apática.

Nikos Vetoulas es la gran novedad en el conjunto de Hussein. El veterano base griego, que cumplirá 33 años pasado mañana, debutará hoy para sustituir temporalmente al lesionado Dragic. Precisamente la experiencia de Vetoulas es una de las características que destaca de él el técnico murcianista: “Es veterano, buen director, sabe dónde tiene que poner el balón, tiene buena mano… La sensación que tengo es que es un jugador regular, sin sobresalir en nada, pero que aporta en todas las facetas de juego, un buen jugador de equipo. Espero que tenga el carácter griego”, manifestó el técnico canario. Por su parte, Fotis Katsikaris, entrenador del Pamesa y compatriota de Vetoulas, destaca de él su experiencia y que pese a no ser “rápido ni explosivo es inteligente, además de tener un carácter fuerte para tomar decisiones en el partido”.

Parece que Hussein podrá contar al fin con sus 12 jugadores profesionales en buenas condiciones, después de bastantes semanas entrenando y jugando con la plantilla mermada por las lesiones. Tanto Fizer, que se perdió a última hora el encuentro contra el TAU, como Myers, Brown y Xavi Sánchez estarán en el banquillo polarista. Pese a ello, el entrenador canario pretende ser prudente cuando afirma sobre su equipo que “después de una gran victoria, hemos hecho una gran ‘cagada’, por lo que quiero ir a Valencia con la ambición de ganar. En el deporte, allá donde vaya tu cabeza, va lo demás. Yo creo en las convicciones”, destacó Manolo Hussein.

LAS CLAVES:
Saber jugar con Fizer. El Polaris parece otro con y sin Fizer. Sin Fizer es un equipo aguerrido y todos dan un paso al frente si hace falta, aunque el acierto ofensivo se resienta. Con Fizer mejora el talento ofensivo pero el equipo parece diluirse y perder intensidad.

Mantener el tipo al principio. El Pamesa se muestra irregular en defensa y ataque y vuelve a pasar por un mal momento. Si el Polaris sabe trabar el ataque valencianista desde el principio tendrá muchas opciones de ganar si aprovecha un bajón del Pamesa en los minutos finales.

Dejar en 70 puntos al Pamesa. Cuando el Pamesa no supera los 70 puntos pierde. Así ha ocurrido al menos en seis de los siete encuentros en los que el equipo valenciano no ha encestado 70 puntos. La única excepción fue contra el Unicaja, al que ganó por 58-64.
Por su parte el Pamesa recupera para este partido a Milojevic, aquejado durante los dos últimos meses de dolencias musculares y articulares. Ello hará que Katsikaris dé la baja al pívot Mujezinovic, con cuyo rendimiento no está conforme, y le conserve la ficha al ex del Polaris Pedro Llompart.

El Pamesa está clasificado en el puesto 10 con 9 victorias, sólo una más que el Polaris, que le precede en la clasificación. El Pamesa, que tras el cese de Ricard Casas parecía haber encontrado el camino de la mano de Katsikaris, vuelve a tener problemas de resultados. Se ha quedado fuera de la Copa del Rey y ha recibido dos derrotas consecutivas antes de este encuentro.

El juego del Pamesa depende mucho en ataque de Milojevic, aunque hoy aún estará falto de ritmo, y desde la llegada de Katsikaris juega con más orden, aunque sigue pecando de irregularidad en ambos lados de la pista.

Fue precisamente frente el Pamesa como logró el Polaris su primera victoria de esta campaña en la ACB. Tuvo lugar en la jornada 2, cuando le ganó al equipo entonces entrenado por Ricard Casas por 76-67, con la ausencia de Fizer por lesión y con un gran partido de Gavel y Risacher.

Una versión de esta previa se publica en el diario La Opinión de Murcia