24 jul. 2007

Kammerichs. Puro carácter argentino

El Polaris World Murcia contará como refuerzo de lujo en sus filas en la próxima temporada con el internacional argentino Federico Kammerichs. Este ala-pívot es un jugador con el temperamento que caracteriza a los grandes jugadores argentinos. Tras haber sido internacional con Argentina en todas las categorías, disputar tres temporadas en el Pamesa Valencia, otra en Akasvayu Girona y la última en el Bruesa, ahora recala en Murcia este aguerrido jugador, que fue incluso elegido en el NBA Draft 2002 en el puesto 51 por Portland, aunque nunca ha llegado a jugar en la liga estadounidense.

El nuevo ala-pívot del Polaris tiene 27 años y llega a Murcia en el mejor momento de su carrera pese a que la pasada temporada fue operado del quinto metatarsiano (la misma lesión que sufrió Pau Gasol en el Mundial de Japón) y se perdió casi toda la segunda vuelta por lesión. Esta larga ausencia incidió de forma decisiva en el bajón del Bruesa en el tramo final de pasada liga ACB, en la que descendió a la LEB.

Kammerichs es un jugador agresivo, intenso y que se deja la piel en cada segundo. Ayuda mucho en el rebote, especialmente el ofensivo, y está en todas partes cuando defiende. Cada temporada mejora en ataque, es más peligroso con sus penetraciones y tiros desde el perímetro, aunque “siempre he estado en equipos en los que había jugadores con mayor capacidad anotadora”, reconoce el propio jugador.

Hasta ahora la posición natural de Kammerichs era la de alero. Sin embargo, su físico y capacidad atlética le permiten jugar con garantías en el puesto de ‘4’. Sin embargo, es ése un puesto en el que se ha venido mostrado reacio a jugar pese al buen rendimiento brindado cuando ha debido pelear cerca del aro. Esas reticencias a jugar de pívot han provocado más de un enfrentamiento con sus técnicos. No obstante, en la pasada campaña, en las filas del Bruesa, parece que el ala-pívot ha ido aceptando la idea de jugar en ese puesto: “estoy a disposición del técnico para jugar en el puesto que sea mejor para el bien del equipo», declaraba el argentino durante su proceso de adaptación al juego interior. «Quizás todavía me falta algo de oficio, pero yo ya he hablado con Porfi Fisac y estoy encantado», declaraba hace unos meses el internacional albiceleste. Al Polaris llega directamente con el rol de jugador interior, según afirma el director deportivo del club, Miguel Ángel Morate. Por tanto, no parece que vaya a pillarle de sorpresa tener que jugar de pívot y que con su amenaza exterior deba ayudar a abrirle las defensas al pívot norteamericano, que es quien debería asumir el rol de referente interior.

Kammerichs era una de las pocas ‘primeras opciones’ que no había renunciado a defender este verano los colores de la Selección albiceleste para disputar el Preolímpico. Pese a ello Yacaré, que es como le llaman en su país, se autoexcluyó en el último momento del combinado argentino para disputar la pasada semana un torneo preparatorio, pese a su disposición inicial: “estoy dispuesto hasta a jugar gratis con la selección si se soluciona el tema del seguro”, manifestó el jugador. Esas declaraciones habrían hecho que la federación argentina contratara una prima de seguros adicional que ampliara la cobertura inicial. La renuncia final de Kammerichs a disputar el torneo causó malestar en el cuadro técnico Argentino. Fernando Forniés, uno de los entrenadores de la selección argentina, mostró su disgusto por la baja de Fede K. “No vamos a poder contar con Fede, por el temor de volver a resentirse de la lesión y por una llamada de su representante que lo hizo recapacitar a días de formar un contrato con el Murcia de España, todo sumó y le hizo dar marcha atrás”, afirmó el técnico argentino. Sí parece que el ala-pívot estará en el Preolímpico pese a la renuncia a participar en el citado torneo preparatorio.

Kammerichs es un jugador que se implica en cada proyecto en el que se embarca. Así lo demostró la pasada campaña cuando, tras tres años en las filas del Pamesa Valencia, regresó a la Fonteta defendiendo los colores del Akasvayu Girona. En aquel partido, durante la presentación de ambos equipos, la afición valenciana le recibió con una gran ovación, pero el argentino no se inmutó ante las muestras de cariño del público. Más tarde, cuando celebró canastas de su equipo e increpó a los árbitros los aplausos se tornaron en abucheos, a los que tampoco hizo caso alguno el nuevo jugador del Polaris. El ala-pívot explicó entonces muy claramente su actitud: “yo ya estoy en otro equipo y he jugado como lo he hecho siempre. Lo importante es que la gente que aprecio me recibió como esperaba”, aclaró el internacional albiceleste quien, del mismo modo en la pista no tiene amigos entre las filas del equipo rival, fuera de ella no se olvida de su gente: “Dejé algunos amigos en Valencia y fueron tres años en los que, con sus cosas buenas y con sus cosas malas, disfruté bastante", agradece el jugador argentino.

Talento y carácter argentino para el Polaris de Hussein. Fede K es uno de esos jugadores que todos los entrenadores prefieren tener en su bando que en el contrario. Si la recuperación de su lesión en el metatarsiano ha sido perfecta es de esperar que, junto con su ex compañero de equipo en el Bruesa, Fajardo, quede perfectamente cubierto el puesto de ‘4’ en este nuevo proyecto del Polaris World.


Los números de Kammerichs:
Temporada 2006/2007: 25 min, 8.4 puntos, 7.2 rebotes, 20% en triples, 56% en tiros de 2, 54% en tiros libres, 13.5 de valoración.
Trayectoria ACB: 18 min, 6.8 puntos, 4.4 rebotes, 32% en triples, 54% en tiros de 2, 65% en tiros libres, 8.4 de valoración.