15 ago. 2008

Chris Moss, la estrella discreta

El norteamericano Chris Moss ha resuelto finalmente sus problemas contractuales con el ViveMenorca para recalar en el CB Murcia, club que desde que se abriera el mercado había puesto sus ojos en el pívot del ViveMenorca. Con este fichaje el CB Murcia completa su juego interior, donde le acompañarán Diego Fajardo, Óscar García, Lamont Barnes y Jesse Young y cubre las dos plazas de extracomunitario junto con Taquan Dean.

Chris Moss tiene 28 años, mide 2’04 m. y su posición en la pista es la de ‘4’. Esta será su cuarta temporada en la ACB y la sexta en España. El pívot compitió dos temporadas con el Menorca en la liga LEB, equipo al que ayudó a subir a la liga ACB y con el que jugó las tres siguientes campañas, ya en la máxima categoría española.

Su puesto natural debería ser el de ‘4’, pero en el Menorca ha tenido que jugar muchos minutos emparejándose con los rivales más grandes, lo que puede que haya limitado su rendimiento, pues sus cualidades le permiten abrirse más de lo que ha venido haciendo en su anterior equipo.

Paco Guillem, director deportivo del CB Murcia lo define como “un jugador que es un 5 no muy alto, pero que su capacidad física le da bastantes opciones. Tiene buena mano de 3-4 metros, es explosivo en el 1x1, muy buen reboteador ofensivo y detrás puede defender perfectamente a un 4 o un 5, porque es fuerte físicamente. Su corpulencia física hace que pueda aguantar pívots más grandes y su rapidez de piernas hace que pueda defender a 4 más rápidos”.

No es un jugador excesivamente espectacular, pero sabe ganarle la espalda a sus rivales y hacerse los huecos suficientes en la defensa rival como para anotar muchas canastas fáciles bajo el aro y capturar un buen número de rebotes. Moss también puede abrirse para penetrar rápido, además de ir muy fuerte al rebote ofensivo. Los que le conocen de cerca afirman que es un jugador comprometido, trabajador y un gran profesional.

Moss fue elegido mejor jugador del primer mes de competición en la pasada campaña, y durante la 2006/2007 fue elegido tres veces mejor jugador de la jornada y en una ocasión mejor jugador del mes. Esta última temporada ha promediado 10 puntos por partido, siendo el cuarto mejor reboteador de la ACB con 6,15 capturas por partido y ha promediado un 53% en tiros de 2 puntos, lo que le sirvió para obtener una valoración media de 12,3 por encuentro. Su mejor temporada en ACB ha sido la 2006/2007, en la que logró 13,4 puntos y 7 rebotes por partido.

No ha sido fácil la gestación del fichaje de Moss, pues el norteamericano tenía contrato en vigor con el club balear. Pese a ser uno de los jugadores más queridos por la afición, no contaba para esta temporada en el ViveMenorca, pues el objetivo era fichar como extracomunitario a un ‘5’, siendo finalmente Bud Eley el elegido para cubrir ese puesto. Ese problema contractual es el que ha postergado hasta el último momento la contratación del pívot, que la próxima semana empezará la concentración de pretemporada con el resto de sus compañeros.