3 oct. 2008

CB Murcia 2008/2009. Mejor sobre la pista que sobre el papel


Llega al fin la liga ACB 2008/2009, en la que el CB Murcia se quedó sin los dineros de la empresa del ladrillo y a punto estuvo de no poder salir. Momento de hacer un pequeño análisis de la plantilla en base a lo visto en pretemporada.

Plantilla de circunstancias la que han tenido que montar Hussein y Paco Guillem tras el recorte presupuestario y haber salido muy tarde al mercado. Tras la disputa los partidos de pretemporada la primera conclusión que se puede extraer de este equipo es que se muestra mucho más eficiente sobre la pista de lo que en principio podría parecer sobre el papel. Las principales dudas se centran en cómo influirá la incorporación de Opacak al puesto de alero en la configuración del juego de perímetro, y las principales sorpresas hasta el momento están en la compenetración que parecen mostrar los pívots y la facilidad anotadora que ha tenido Thomas hasta el momento.

Lo que parece claro ya antes de iniciarse la temporada es que este equipo se mostrará muy sólido en defensa, muy luchador, consciente de sus limitaciones ofensivas y de la necesidad de suplirlas a base de sacrificio. Se trata de una plantilla que en su mayoría son jugadores experimentados aunque en plenitud de facultades, que sabe a lo que juega y conoce cuáles son sus limitaciones. No parece previsible un juego muy espectacular de cara a la galería, pero el vínculo con la afición llegará probablemente gracias al grado de compromiso y entrega de todos los jugadores.

Bases. Más dirección y menos defensa

Esta temporada Gonzalo Martínez ocupa el puesto de Anton Gavel, mientras que siguen, con un año más de experiencia, Marco y Thomas. En principio, se ha perdido en defensa, pues Gavel era un especialista en defensa y Gonzalo Martínez no es tan fuerte en esa faceta. Sin embargo, se gana en experiencia, y no con Gonzalo Martínez, un histórico de la ACB, sino también porque será el segundo año de Marco Thomas, quien en pretemporada ya se ha mostrado muy cómodo jugando tanto de base como de escolta, lo que le ha permitido ser el cuarto máximo anotador de pretemporada ACB con 16,3 puntos. Donde debería pasar menos apuros el CB Murcia este año es en la dirección de equipo, al sumar el saber hacer de Martínez con el hecho de que Thomas ya conoce la liga y a los rivales, lo que hará que pueda dirigir con más solvencia. La duda es si la capacidad defensiva de Marco le permitirá aguantar el embite de los bases rivales con solvencia y hacerse con un sitio en la rotación.

Escoltas y Aleros. Dudas en el puesto de alero.


El puesto de alero ha sido el último en cubrirse, y se ha hecho mediante un ‘plan B’ pues la primera opción, Timinskas, aguantó hasta el último momento para rechazar la oferta murcianista y optar por retirarse del baloncesto. Durante unos días estuvo a prueba el internacional francés Diarrá, pero no ofreció ni la intensidad defensiva ni el acierto en el triple que buscaban los técnicos murcianistas. Llegó Bogdanovic, un joven cedido por el Real Madrid, con mucho talento, pero demasiado verde para gozar de muchos minutos en ACB. Opacak, que ya no entraba en los planes de los técnicos y que seguía sin equipo, tuvo que ser repescado, pero ahora, a priori, con el rol de alero titular.

Un equipo con limitaciones, que no hará un juego espectacular, pero que luchará hasta el final por no dejarse ganar los partidos
La principal incógnica a falta de unos días de iniciarse la liga ACB es la influencia que tendrá la presencia de Ivan Opacak en la configuración de los quintetos en pista, pues durante buena parte de la pretemporada Hussein ha tenido que jugar con tres jugadores bajos al no poder contar con un alero de garantías. Ahora, una vez incorporado el bosnio, es momento de ver si el técnico grancanario cuenta con el alero durante muchos minutos o si sigue decantándose por primar la fórmula de tres bajos. De optar Hussein por los tres pequeños también es probable que aumenten los minutos en pista del joven base de Abanilla, J.A. Marco.

Otra incógnita que ya parece ir despejándose era si el escolta norteamericano, Taquan Dean, procecedente de la A2 italiana y con poca experiencia en grandes ligas, estaría a la altura de la exigente ACB. Tras unos primeros partidos de poco rendimiento ofensivo, el escolta demostró no sólo que es un excelente defensor, y que puede jugar eventualmente en el puesto de alero pese a no ser demasiado alto (1,93 m.), sino que también puede ser un gran anotador, si bien hasta ahora se muestra como un jugador de rachas y deja la incógnita de si podrá lograr regularidad en su faceta anotadora. Robles, por su parte, parece algo más entonado que la pasada temporada, en la que una lesión le frenó alcanzar un adecuado ritmo de competición.

Pívots. Mejor de lo previsto

Sobre el papel el juego interior del CB Murcia se pintaba como uno de los más pobres de la ACB. Moss se perfila como lo más parecido a un jugador referencia, si bien su juego no es el de una estrella al uso, de esas que deciden con facilidad en el uno contra uno. Moss es más bien un jugador que suma en todas las facetas del juego, capaz de anotar sacando ventajas bajo aro, ya sea del juego de sus compañeros o del despiste de los rivales, además de poder tirar bien desde la media distancia, o incluso penetrar con rapidez cuando le defienden rivales más grandes. Barnes es un jugador fuerte, luchador, que ayuda mucho en rebote, defensa e intimidación, y que desde el primer día mostró buena compenetración con Moss.

Young era otra de las incógnitas, tras pasar por varias lesiones que le impidieron rendir a buen nivel en las últimas temporadas. Pero su estado físico actual es óptimo y se muestra capaz de luchar y dar relevos con garantías, pudiendo anotar gracias a su lucha, mostrando incluso un aceptable tiro desde cuatro metros. Fajardo empezó mal la temporada pasada, en parte eclipsado por la eclosión de Triguero, pero terminó a un excelente nivel, el mismo que está mostrando esta pretemporada, en la que no sólo ofrece una alta capacidad en la lucha bajo tableros, sino que también se muestra muy incisivo de cara al aro rival y certero desde todas las distancias. Oscar García apenas ha tenido minutos en pretemporada, lo que hace indicar que el ahora capitán murcianista seguirá teniendo un papel testimonial en este equipo.

En definitiva, un equipo con limitaciones, que no hará un juego espectacular, pero que luchará hasta el final por no dejarse ganar los partidos.