4 oct. 2008

El CB Murcia se estrena frente al Fuenlabrada

El rival de hoy es un competidor directo en la lucha por evitar el descenso
Fuenlabrada: Ferrán López (10), Oleson (24), Blanco (21), Bueno (11), Ramos (23).
Banquillo: Valters (9), Radivojevic (18), Paraíso (35), Sandes (31), Jódar (8), Mainoldi (4), Vidaurreta (41)
Entrenador: Lluis Guil

CB Murcia: Thomas (13), Dean (5), Opacak (55), Moss (7), Barnes (19)
Banquillo: Bogdanovic (19), Robles (6), Marco (8), Fajardo (12), García (14), Young (21), Martínez (24).
Entrenador: Manuel Hussein.
12.30 horas. Pabellón Fernando Martín.

Llegó el día. Comienza una ACB 2008/2009 accidentada desde el principio con la ausencia de Akasvayu y la incertidumbre que se pudo haber llevado por delante a Estudiantes, Manresa y CB Murcia. A punto han estado esos tres equipos de quedarse fuera, pero finalmente los tres están en la línea de salida. El primer rival del CB Murcia es el Fuenlabrada, al que se enfrenta esta mañana (12:30 h.) con la ausencia de Bogdanovic por un esguince de tobillo y con Taquan Dean tocado.

Más de un suspiro dieron los murcianos aficionados al baloncesto cuando finalmente se confirmó la salida en ACB del CB Murcia. La alegría inicial hizo que pasara algo desapercibido un dato fundamental, pues el presupuesto se reduciría sustancialmente, pasando de seis millones de euros a sólo cuatro y medio, y la salida al mercado se realizó mucho más tarde que el resto. Al final, parece que Hussein y Guillem, ya sin la presencia de Morate como director deportivo, han confeccionado una plantilla lo más competitiva posible con el poco dinero disponible.

En principio, parece que el trabajo de pretemporada ha cumplido buena parte de los objetivos, si bien al entrenador murcianista, Manolo Hussein, le gustaría haber podido avanzar más en aspectos tácticos. “Físicamente el equipo está bien, otra cosa son las cuestiones de tipo estratégico y táctico, donde aún falta asimilar y mejorar en muchos aspectos”, declaraba el técnico, quien también reconocía el pasado viernes que un enfrentamiento contra Fuenlabrada tiene connotaciones especiales, pues “ya desde el primer día los partidos entre rivales de este calibre son algo más que un partido. Nunca sabes lo que va a ocurrir, pero en la competición los enfrentamientos directos entre equipos que se juegan lo mismo van a tener su peso a la hora de conseguir un mejor o peor puesto de cara a la permanencia. Sí, es un partido importante, no es como otro cualquiera”, sostenía el grancanario en la rueda de prensa previa al último entrenamiento.

El Fuenlabrada ha cosechado un balance de cinco victorias y tres derrotas en sus enfrentamientos de pretemporada. Le ganó a iurbentia Bilbao, Granada, Real Madrid, CAI Zaragoza y Cajasol, mientras que salió derrotado frente a Illescas (LEB Oro), Estudiantes y TAU. El Fuenlabrada contará este año con Oleson como su principal referente ofensivo, además de haber apostado fuerte en la renovación de Saúl Blanco, jugador que esta campaña acaparará muchas miradas para confirmar su excelente progresión.

El equipo de Hussein llega a esta primera cita liguera con un balance de pretemporada que se podría calificar de satisfactorio, en el que la única derrota clara llegó en el último encuentro, frente al Granada de Borchardt y Hunter. Esos partidos de preparación permitieron ver irregularidad y calidad a partes iguales en Taquan Dean, una mejora evidente de Thomas, una incógnita en el puesto de alero, que en el último momento vino a cubrir el repescado Opacak y un rendimiento interesante de un juego interior que a priori se perfilaba como de los más modestos de la liga. Pero falta por despejar la incógnita de si ese rendimiento se mantendrá en la liga, pues los partidos de pretemporada no dejan de ser ensayos y encuentros de preparación que poco tienen que ver con los de competición.

Hoy toca demostrar sobre la pista que las virtudes que adornan a este equipo pesan más que sus carencias, y el Fuenlabrada, uno de los rivales directos por eludir el descenso, será la primera piedra de toque.

Fuenlabrada. Menos mimbres, iguales objetivos

Fuenlabrada parece haber perdido pegada este año con la marcha de jugadores muy importantes la pasada campaña como Marco Thomas, Wideman, Guardia o García. Sin embargo, las incorporaciones del cañonero Oleson, uno de los máximos anotadores de pretemporada, la de Bueno y, sobre todo, la apuesta por renovar a Blanco, deberían ser mimbres suficientes para intentar eludir el descenso con ciertas garantías. Veteranía y conjunción no le faltan a este equipo pese a la pérdida de jugadores que habían jugado juntos muchos años. También ha cambiado la dirección desde banquillo, y tras la salida de Luis Casimiro la responsabilidad técnica ha pasado a manos de Luis Guil, ex seleccionador junior.

Hussein valora a su rival de hoy reconociendo su carácter luchador y su fortaleza en casa. “En su pista siempre ha sido un equipo competitivo, muy difícil de ganar. Siempre ha fundamentado la permanencia en las victorias en su pista, ya que el año pasado no ganó prácticamente fuera. Es un equipo muy guerrero, muy metido y que además tiene un público muy fiel, una cancha muy difícil, con mucha presión y eso a ellos les motiva. Sabemos lo que nos vamos a encontrar a nivel de juego y a nivel de ambiente”, declaraba el técnico del CB Murcia.

La conjunción del equipo fuenlabreño ha sido tradicionalmente su punto fuerte. De los jugadores importantes de pasada temporada continúan Ferrán López, Saúl Blanco, Paraíso, Radivojevic y Ramos. Todos ellos fueron jugadores decisivos la pasada campaña, si bien la edad ya debería ir relegando a Ferrán López (36 años) y Paraíso (37) a un rol más secundario. Las dos grandes apuestas de este equipo han sido volver a contar con el gigante puertoriqueño P.J. Ramos (2,21 m. y 23 años), al que la pasada campaña se le notó algo blando e inmaduro para ser un jugador importante, y al que este año debería haberle llegado su momento. Otra fuerte apuesta, económica en este caso, ha sido por el joven alero Saúl Blanco, por el que Fuenlabrada acudió al derecho de tanteo igualando una importante oferta económica del Pamesa Valencia.
El juego interior lo completan Mainoldi y el lesionado Vidaurreta, mientras que el joven Sandes se conformará con disputar pocos minutos e ir cogiendo experiencia.