19 oct. 2008

Gonzalo Martinez desatascó al CB Murcia frente al Vive Menorca

Taquan Dean fue el máximo anotador del CB Murcia frente al Vive Menorca, y su trabajo, tanto en defensa como en ataque, fue encomiable, sobre todo teniendo en cuenta que jugó prácticamente todo el partido y que tuvo que defender, y con todo, a Stojic, al que dejó en sólo dos puntos (y de tiros libres).

Pero, tal como comentábamos en la zona de prensa con Dioni y Ochoa, parece claro que la clave del partido estuvo en la entrada en pista de Gonzalo Martínez. Thomas no supo parar a Jeter, que le ganaba la partida una y otra vez, y terminó el primer cuarto con 11 de valoración. Cuando no lograba canasta fácil sacaba falta, y cuando no un buen pase con a compañeros con ventaja.

Se supone que Thomas es el mejor defensor de los tres bases. Sin embargo, Gonzalo Martínez tiró de oficio para poner en ciertos aprietos al base norteamericano del ViveMenorca. En lugar de encararle y buscar el cuerpo a cuerpo agresivo, como hacía Thomas, el base madrileño procuraba darle cierta distancia y se hundía lo justo para no ser rebasado del todo y poder puntearle ligeramente los tiros a canasta cuando el americano estuviera cerca del aro.

Al principio renunció a pasar los bloqueos por delante, y optó por hacerlo por detrás, y así poder esperar de frente a Jeter cuando penetrara en lugar de pasar el bloqueo por delante y tener que conformarse con perseguirlo.

Ricard Casas le pidió entonces a Eley que se hundiera más hacia dentro en los bloqueos, hacia el tiro libre, para así dificultar a Gonzalo el pasar los bloqueos por detras y que el recorrido del base del CB Murcia fuera más largo y dejara a Jeter espacio en el 6,25. Pero Martínez se percató pronto de esa circunstancia, y entonces empezó a pasarlos por delante, puesto que Eley es muy grande pero no tanto como para tapar desde el tiro libre hasta los 6,25.

En ataque Martínez condujo al equipo con algo más de criterio, hizo llegar más balones a los interiores y atacó en varias ocasiones a Jetter, que terminó por salirse del partido y de la pista. Y ya con Guzmán en cancha fue más fácil darle la vuelta al partido.

En realidad, Gonzalo Martínez no hizo nada del otro mundo, sólo tiró un poco de oficio y, sabedor de sus limitaciones, no intentó hacer defensas que no podía hacer, limitándose a estorbar un poco a Jeter en el momento de lanzar tras penetración en lugar de intentar negarle la penetración, que es lo que parecía intentar Thomas, quien al final terminaba totalmente rebasado por Jeter. Sin embargo, ese pequeño cambio de dinámica fue suficiente para cambiar el cariz de todo el partido.

Cuando volvió Thomas lo hizo con la lección aprendida, y se dedicó a atarcar más a Jeter, no quiso ser tan ambicioso en defensa como en su primera estancia en pista y más o menos siguió en la misma linea que Martínez.

Sin embargo, el joven Marco volvió a tener problemas en la defensa al base norteamericano del Vive Menorca, que rápidamente le rebasó en varias ocasiones, volvió a anotar, a meterse en partido y, con él, todo el ViveMenorca, lo que obligó a Hussein a volver a poner en pista a Gonzalo pese a su dolorosa lesión en el dedo (se le había salido un dedo de la mano derecha).

No quisiera desmerecer la defensa de equipo a partir del segundo cuarto, la aportación de Moss, ni el ya citado excepcional trabajo de Taquan Dean en ambos lados de la pista, pues se pegó una paliza tremenda y durante 35 minutos vio el aro con mucha facilidad (la mayoría de sus fallos fueron en los últimos minutos, cuando ya le faltaba aire por todos lados), pero creo que la clave para el cambio de dinámica estuvo en ese cambio con Gonzalo Martínez.

Igual que durante el partido del Barça me pareció que Marco llevó al equipo mucho mejor que Martínez (pese a que Hussein le pidiera más ambición al de Abanilla) ahora he de reconocer que frente al ViveMenorca esas pequeñas cosas del ex estudiantil cambiaron el partido y que el base murciano no supo hacer lo propio.

Bienvenido sea Gonzalo Martínez al fin al equipo, pues hasta ahora casi había restado más que sumado. Que no sea flor de un día.

No hay comentarios: