27 dic. 2008

El CB Murcia tiene una nueva final ante el CAI Zaragoza

CB Murcia: Thomas (13), Dean (5), Slanina (23), Barnes (19), Fajardo (12)
Banquillo: Robles (6), Marco (8), García (14), Moss (7), Young (21) y Opacak (55).
Entrenador: Manolo Hussein.
CAI: Green (11), Quinteros (13), Guerra (44), Lewis (42), Garcés (24)
Banquillo: Victoriano (8), Lescano (4), Phillip (7), Arteaga (12), Pérez (14), Starosta (15), García (22),
Entrenador: Curro Segura


Otra final, otro partido trascendente el que esta mañana enfrenta al CB Murcia con el CAI Zaragoza (12.30 h. La 7). En sus declaraciones del pasado viernes Hussein señaló que no le gusta que se frivolice hablando de partidos a vida o muerte. Tal vez dice esto el técnico porque nadie muere realmente en el baloncesto moderno, cosa que sí ocurría con sus ancestros, el juego del Tlachtli que practicaban los Aztecas y el Pok-ta-pok de los Mayas, en el que el derrotado solía perder, literalmente, la cabeza. Cierto, no se juegan tanto los equipos hoy en día, pero está claro que si pierde hoy, el CB Murcia estará dejando pasar una parte importante de sus opciones de permanencia en la ACB.

Ambos equipos llegan a este encuentro con problemas con sus bases reservas. En el CAI Lucas Victoriano vuelve a las pistas pese a no haber realizado apenas entrenamientos previos. No debió de convencer demasiado a Curro Segura la opción de Carles Marco como sustituto temporal del base argentino cuando prefiere prescindir antes de tiempo del ex internacional español, jugador que ha sonado últimamente como posible sustituto en el CB Murcia del retirado Gonzalo Martínez. En el CB Murcia Marco Gaona es seria duda debido a una fuerte gripe, hecho que no parece preocupar excesivamente a Hussein, toda vez que frente al Real Madrid, que cuenta con tres bases de distinto perfil, no consideró oportuno sacar a la pista al base de Abanilla ni siquiera para los pírricos 30 segundos que pasó por el banco un exhausto Thomas.

Para Hussein no vino en mal momento la jornada de descanso, toda vez que el equipo venía de una dinámica negativa. Sin embargo, en esta ACB de 17 equipos parece detectarse cierta tendencia a que el equipo que viene de descansar pierde su partido de vuelta a la competición. No es una estadística muy fiable, pero lo cierto es que al CB Murcia este partido le pilla tras 14 días sin competir y con las fiestas navideñas de por medio.

Para este partido el club ha tratado de llenar al máximo las gradas del Palacio de los Deportes, para lo que regala una entrada a cada abonado y ha fijado para las entradas unos precios asequibles. Además, por tercer año consecutivo se realizará la recogida de alimentos para los más necesitados por parte de la Zona Pimentonera, que hace un llamamiento a la afición para que acuda al pabellón con alimentos no perecederos para realizar una donación para los más desfavorecidos.


CAI Zaragoza. Rival directísimo
LAS CLAVES
La lucha por el rebote. Hoy se enfrentan el segundo mejor reboteador (CAI) contra el peor de toda la liga (CB Murcia). Buena parte de las opciones de victoria de los murcianos pasa por no dejarse dominar en el rebote.
Ventajas desde el perímetro. Aunque el CAI cuenta con grantes tiradores exteriores, uno de los aspectos en los que el CB Murcia es superior a su rival es en el acierto en el tiro de tres, aspecto que deberá aprovechar hoy.
El síndrome de la vuelta al trabajo. En esta liga de 17 equipos con forzadas jornadas de descanso hay cierta tendencia a que el equipo que descansa vuelve con derrota. No deberían prestar atención a este dato los murcianistas.
La revisión de las estadísticas de los dos equipos que se enfrentan hoy señala que los de Hussein pierden algún balón menos que los de Curro Segura y ofrecen mejor porcentaje en tiros libres y triples, tal vez la mejor faceta murcianista, pues con un 38,2% es el quinto mejor equipo en este aspecto. También reparten los jugadores del CB Murcia unas dos asistencias más por partido que los maños, que destacan por su facilidad para recuperar balones (segundo equipo de toda la liga con casi 11 por partido). Donde es más significativa la diferencia entre estos dos equipos es en el rebote, aspecto en el que los maños son segundos de toda la liga (con casi 34 rebotes) mientras que el CB Murcia es el peor reboteador de toda la liga, con 30,4 por partido. Ambos equipos presentan malos datos en cuanto a puntos encajados, pues son dos de los tres equipos que más puntos reciben, al igual que son los dos peores en porcentaje de tiros de dos puntos.
A nivel individual, los jugadores que más aportan a este equipo son su base norteamericano Green, quien en su primer año en la ACB está promediando 12,6 puntos por partido, con un interesante 44% en tiros de tres puntos. Por su parte, el incombustible Lewis (39 años) mantiene un buen nivel pese a su edad (12,5 puntos y 4,2 rebotes). Pero sin duda la gran revelación del CAI está siendo su escolta Quinteros, quien promedia 17,5 puntos, lo que le convierte en el cuarto máximo anotador de la ACB.
Hasta el momento de su lesión, Lucas Victoriano estaba siendo un jugador importante en su equipo, compartiendo minutos en la dirección de equipo con Green, pese a lo que venía logrando más de ocho puntos de valoración por partido. En el perímetro acompañan a Quinteros el también argentino Lescano, el viejo conocido de la afición murciana Sergio Pérez (38% en triples) y el siempre combativo Roberto Guerra.
En el juego interior el músculo lo aporta Garcés, acompañado de la capacidad de lucha de Phillip y los centímetros de Starosta. Hasta la pasada jornada completó la plantilla maña el veterano base Carles Marco, aunque para el partido de hoy Curro Segura ha preferido contar con Victoriano pese a no tener aún ritmo de competición.

2 comentarios:

Javier dijo...

¿Y ese gráfico del juego precolombino de pelota? Creo haber leído de pequeño que quien perdía era desterrado o ejecutado o algo así.

ruymanfm dijo...

Muy flojito, realmente triste el Murcia hoy en Gran Canaria. Parece que a ese equipo le falta carácter para jugar por no descender. Me temo que tanto americano viajero no ayuda a tener una plantilla comprometida. En fin, suerte en lo que queda de temporada.