30 abr. 2008

Polaris cierra el chiringuito. Baloncesto en venta

Polaris se vende, el baloncesto se vende. Todo por el dinero, siempre el dinero.

Polaris entró en el baloncesto libremente, pero presionado. La presión venía de las autoridades, que apretaron para que García Meroño y Facundo Armero se hicieran cargo del equipo a buen precio, por el importe de un euro.

Armero y Merono tenían que aceptar, pues no en vano tenían muchos terrenos que recalificar, muchos resorts que aprobar y muchos planes urbanísticos de los que sacar tajada y en todo ello la última palabra la tenían los políticos. Una cosa por la otra, vamos.

Llevaban un tiempo amenazando veladamente con dejar al equipo, con aquello de que no les era rentable, que todo eran pérdidas. Claro, no conozco ningún club deportivo de élite que tenga beneficios, por eso se inventó el tema del patrocinio, porque el feedback para los inversores no es dinero directo, sino publicidad, imagen, o incluso una vía para encauzar bien el dinero que no terminaba de estar bien orientado.

No me terminaban de asustar esas amenazas veladas. La mala imagen que les daría dejar al equipo trascendería mucho más allá de los pocos miles que somos incondicionales de toda la vida. Y haciendo eso no iban a vender muchas más casas precisamente.

Dieron la espantada el año pasado con el Fútbol Sala. No me sorprendió, aquello fue una apuesta voluntaria y la dejarían en cuanto consideraran que no obtenían suficiente beneficio económico con ello.

Lo que realmente me asustó fue enterarme hace unos días de que Polaris abandonaba su participación en La 7. Ufff, eso son palabras mayores. ¿Y eso? se preguntará vd. Tiene su lógica. Me explico. ¿Para qué se mete Polaris en la historia de la TV?. Pues para lo mismo que todo el mundo con repercusión social que tiene poder en una TV: para controlar lo que se dice de ellos. Por eso, si ahora dejan la TV es porque ya no les interesa demasiado lo que se diga de ellos, y eso sólo puede significar una cosa: que echan la persiana al chiringuito y se van con el pelotazo a otra parte.

Lo del baloncesto sólo era entonces cuestión de tiempo, unos pocos días en este caso como hemos visto.

Y me preguntarán que qué pasa con las motos, que eso parece que no lo dejan. Tengo dos hipótesis. Una es que han tenido potra con los pilotos y los motores y han conseguido meter cabeza en algún podio con una inversión muy pequeña lo que ha hecho rentable la inversión. La otra es que bajan la persiana aquí pero abrirán otro chiringuito fuera de Murcia o de España, y para eso la publicidad internacional que les dan las motos en un gran valor.

Ahora venden el club, y lo quieren vender "a un precio razonable". Es decir, que esperan sacar tajada con esto, cuando ellos compraron el club por un euro (el 51% para ser exactos) e hicieron la marranada de 'neutralizar' el otro 49% de capital haciendo una ampliación de capital digamos que poco limpia, para ser suaves.

Lo razonable, digo yo, sería que dejaran el chiringuito tal como lo encontraron: vendiéndolo por un euro. Bueno, si me apuran, con lo de la inflacción y tal, un euro y medio.

Parece que están contactando con Valverde para que vuelva. En ese caso me parece aún más razonable que se lo devuelvan más o menos como lo dejó, que pague dos euros y la 'revalorización' de la plaza por estar en ACB en lugar de en LEB que es donde la dejó.

¿Que todo esto está siendo una sinvergonzonería?. Pues sí, pero eso ya lo dijimos hace tiempo, al igual que no se podía esperar nada bueno de esta gente a largo plazo, que son empresarios puros y duros y, por definición, su misión es ganar dinero. Además, no sentían la menor pasión por el baloncesto y la empresa no es precisamente de esas por las que uno pondría la mano en el fuego en cuanto a limpieza de actuación se refiere. De momento los tribunales no han dicho gran cosa, aunque Armero, que se dejó Polaris para dar los pelotazos a su aire, ya está en trámites de responder ante la justicia, aunque claro, no creo que vaya a la cárcel, porque en este país sólo van a la cárcel los delincuentes pequeños o medios, los del pequeño robo con violencia, los profesionales tienen muchas vías de librarse, cuando no de ser elegidos en las elecciones por mayoría absoluta.

Ahora, claro, las autoridades no saben nada, ni le firmaron una claúsula para que devolvieran las subvenciones si sacaban el equipo de la ciudad, ni afrontarán hacerse cargo de la mayoría del equipo, ni les interesa, y lo mismo ni les conviene. Y puede que no les convenga porque, al fin y al cabo, somos cuatro gatos los que realmente nos importa el baloncesto. Y aunque dijeran expresamente "el baloncesto es una mierda pinchada en un palo y sus seguidores una panda de desgraciados" no creo que en las próximas elecciones perdieran por eso más de unos cientos de votos. Eso cuando no ganaran varios miles de votos en el sector futbolero.

Tenemos lo que nos merecemos.

28 abr. 2008

El Polaris se queda sin pólvora frente al Pamesa

El conjunto toronja brindó un buen partido que no fue contrarrestado por el equipo de Hussein, falto de ideas para atacar a su rival
79 - Polaris World Club Baloncesto Murcia (21+20+16+22): Thomas (3), Hunter (14), Risacher (14), Roe (7) y Triguero (3) -cinco inicial-, Gavel (6), Robles (11), Fajardo (11), Óscar García (2), Kammerichs (6) y Opacak (2).

104 - Pamesa Valencia (26+25+21+32): Williams (5), Douglas (15), House (7), Milojevic (11) y Rubén Garcés (8) -cinco inicial-, Oliver (6), Avramov (4), Claver (14), Miralles (9), Alex Urtasun (7), Timinskas (14) y Barac (4).

Árbitros: Pérez Pérez, Sánchez Monserrat y Sacristán. Sin eliminados.

Incidencias: Partido correspondiente a la trigésimo segunda jornada de la Liga ACB de baloncesto que se disputó en el Palacio de los Deportes de Murcia ante 4.265 espectadores.
Nuevo pinchazo del Polaris en casa. En este caso ante un buen Pamesa Valencia que lucha por alcanzar el cuarto puesto para las eliminatorias por el título. Parece haberse quedado sin argumentos el conjunto de Hussein en este último tramo de temporada. En el choque de ayer el Pamesa sólo tuvo que mantener su ritmo constante de acierto a canasta para ir abriendo una brecha que el Polaris no fue capaz de contrarrestar por su ataque romo y sin ideas.

Hussein apostó por darle una nueva muestra de confianza a Triguero incluyéndolo en el quintento inicial. Pero el de Gandía parece perdido sin remisión, y en la segunda parte el técnico polarista apenas lo utilizó. El Pamesa definió de inicio lo que sería el partido: acierto en el tiro por su parte y problemas ofensivos para el Polaris. Sin apenas fallar tiros en el primer cuarto los de Katsikaris impusieron un alto ritmo anotador que su rival no podía mantener. Sólo Roe contuvo la primera brecha abierta por los valencianos. Thomas logró un empate con un triple (18-18), pero con Roe en el banco se produjo un nuevo distanciamiento en el marcador.

El Polaris trató de poner en aprietos al ataque del Pamesa a través de una zona que exhibía de forma intermitente, maniobra que fue contestada con la misma moneda desde el banquillo de Katsikaris. Mediado el segundo cuarto, con el partido igualado (35-36) el colegiado Miguel Ángel Pérez exigió a Hussein que calmara a sus jugadores de banco y que se mantuviera en su parcela acotada, a lo que respondió el técnico polarista saliéndose varios metros de su parcela para reclamar al colegiado que hiciera lo propio con el rival, provocación que el colegiado aprovechó para señalar una falta técnica a Hussein que acabó con un parcial de 6-0 a favor del Pamesa, ventaja que ya sólo se iría incrementando gradualmente con el paso de los minutos.

El Mejor.

Milojevic.

El pívot no hizo un partido espectacular pero jugó (anotó 11 puntos), hizo jugar (repartió 7 asistencias) y dio solidez a su equipo (capturó 7 rebotes) para llegar al final del encuentro con 20 puntos de valoración.

La clave.

Mucho más equipo.

El Pamesa dio la sensación desde el principio de contar con muchos más argumentos que el Polaris, y que rompería el partido en cuanto el equipo murciano tuviera el primer bache. La técnica a Hussein marcó ese punto de despegue.

El Polaris no encontraba fluidez en su ataque. En el descanso entre Thomas y Gavel acumulaban un punto negativo de valoración entre ambos, que terminaron el encuentro con un punto de valoración entre ambos. Mientras que el Polaris tenía problemas para mover el balón, en el Pamesa todos los jugadores tocaban la bola, Douglas hacía daño con su lanzamiento y Milojevic, que a la postre sería el mejor jugador del encuentro, sumaba discretamente en todas las parcelas de juego.

En la segunda parte los de Hussein frenaron momentáneamente la escapada del Pamesa con su defensiva en zona, pero sin las ideas claras en ataque la remontada era impensable. La inspiración de Hunter en el tercer cuarto, en el que logró 12 de sus 14 puntos, mantuvo al Pamesa a cierta distancia, pero la maquinaria toronja se mostraba eficaz y constante en su labor de poner tierra de por medio. Un dificilísimo triple de Williams desde ocho metros puso en 16 puntos la desventaja del Polaris, que tenía que conformarse con mantener el intercambio de canastas durante el resto de este tercer cuarto.

La recta final del partido le permitió al Pamesa dejarse llevar, jugar cómodo con la ventaja y con el Polaris sumido en un preocupante querer y no poder. Hussein dio entrada al olvidado Oscar García, mientras que en el bando visitante dos jóvenes jugadores aprovecharon para lucirse en estos últimos minutos. Claver adornó su buena actuación hundiendo una canasta de las de ganar un concurso de mates y Avramov, con sólo 17 años, mostró destellos de gran talento en los pocos minutos que jugó. Otro espectáculo, en este caso lamentable, lo protagonizó Miralles, que organizó dos tanganas, la primera tras un roce con Fajardo en la lucha bajo aros y, lo que es más lamentable, otra tras finalizar el partido cuando Fajardo trató de saludarle como al resto de compañeros.

Puede suspirar de alivio el Polaris al tener garantizada la permanencia, pues pese al buen partido del Pamesa hoy no se le vio al murciano como un conjunto capaz de levantar el vuelo y volver a ser el equipo sólido de principios de temporada. Afortunadamente para la afición murciana, este año se podrá salvar la categoría con sólo 12 victorias.


CRÓNICA DE VESTUARIOS
Hussein: “Nos está costando volver a enchufarnos”
La frase.
Hussein: “Miralles de ha desquiciado, si no quiere contacto que se dedique al voley”

La decepción se asomaba al rostro del entrenador polarista, Manuel Hussein, cuando comparecía en rueda de prensa para valorar el partido que su equipo perdió frente al Pamesa Valencia. Según el técnico el principal problema de su equipo fue la falta de fluidez ofensiva y la permisividad defensiva. “El partido ha venido marcado por nuestro mal trabajo defensivo. Fallábamos en las rotaciones y en la defensa del uno contra uno. En ataque nos costaba hacer circular la pelota, incluso sacar el primer pase después de un pick&roll [bloqueo directo y continuación]”, valoró Hussein. Pese a los cambios defensivos el técnico no consiguió frenar el ataque de su rival. “En la segunda parte han cogido ventaja enseguida y eso les ha dado confianza. Con la defensa en zona recuperamos algo pero seguíamos mal en ataque, con lo que así ha terminado siendo fácil para ellos”, declaraba el entrenador polarista, quien arremetió contra los árbitros por la técnica que le señalaron y que, a la sazón, coincidió con el punto de inflexión del partido. “El árbitro no tiene mucho criterio. Yo le digo que si nos va a pitar técnica por levantar los brazos que lo haga también en el otro lado. Es absurdo, rocambolesco, pero luego de eso nos hacen un 8-0”, opinó el técnico grancanario, que también fue ácido con Miralles, el protagonista de las dos tanganas del partido. “Miralles de ha desquiciado, si no quiere contacto que se dedique al voley”, recriminó Hussein.

Pero lo peor del análisis del técnico fue que la mala situación de su equipo no parece que sea cosa de un partido, sino que se viene arrastrando desde hace cierto tiempo, especialmente cuando para algunos parece estar todo el trabajo hecho por esta temporada. “Hay jugadores que aún están metidos pero con otros está costando y el equipo se está resintiendo. El Pamesa se juega el quinto puesto y nosotros nada. Parece ser que hay cierta falta de tensión. Nos está costando volver a enchufarnos tras varias derrotas y competir más agresivamente. El gran objetivo está cumplido, que es la permanencia, pero en la primera vuelta y en momentos de la segunda jugamos a gran nivel y últimamente no es así”, se lamentó el técnico del Polaris para finalizar su intervención.

Por su parte, el entrenador del Pamesa Valencia, Katiskaris se mostró satisfecho con el trabajo de su equipo, que sólo dispuso de dos días para preparar el partido y quiso felicitar a sus jugadores por el que considera su “mejor partido, especialmente fuera de casa”. El técnico no quiso defender la penosa actuación de su jugador Miralles al perder los nervios aunque la consideró “normal, pues es un deporte de contacto y hay palabras, provocaciones y esto puede pasar”, reconoció el técnico del Pamesa.

12 abr. 2008

El Polaris quiere garantizarse hoy la permanencia ganando al Cajasol de Manel Comas

Si el Gran Canaria le gana al MMT Estudiantes y el Polaris puede con los sevillanos se garantizaría la permanencia en la ACB

Polaris: Thomas (13), Hunter (9), Risacher (10), Roe (23) y Fajardo (12).
Banquillo: Gavel (4), Robles (6), García (14), Opacak (55), Kammerichs (15), Triguero (5)
Entrenador: Manuel Hussein

Cajasol: Miles (13), Ellis (8), Ignerski (21), Kakiuzis (20), Betts (51)
Banquillo: Bennett (6), Cilla (7), Bueno (11), De Miguel (15), Miso (31)
Entrenador: Manel Comas.
Árbitros: Mitjana, Llamazares y Jiménez Trujillo.
Sólo una victoria más necesita el Polaris para asegurarse la permanencia, incluso puede que de forma matemática, si derrota esta mañana al Cajasol (La 7, 12.30 h.) y el Gran Canaria hace lo propio con el MMT Estudiantes. El Cajasol no lo pondrá fácil, pues está a sólo un partido de distancia del descenso y se juega mucho en este encuentro. El equipo sevillano tiene una plantilla que no se formó para luchar por evitar el descenso, sino para aspirar a la parte alta de la clasificación. Los de Manel Comas son un grupo de mucha calidad, que con la llegada del ex técnico polarista y del base Bennett están logrando mejor juego y un porcentaje mayor de victorias.

La victoria del Polaris en Fuenlabrada, la segunda de esta temporada, ha sido un soplo de aire fresco de cara a afrontar el final de liga con cierta tranquilidad, tanto por resultados como por confianza en el juego. Ello debería beneficiar al equipo de Hussein frente al de Comas, que llega a este encuentro más acuciado por los resultados.

La gran preocupación de Hussein es que su equipo se relaje al ver tan cerca la consecución de la permanencia y no lo dé todo en este encuentro, pues de decantarse a favor del Cajasol éste recortaría su desventaja con el Polaris a sólo un partido y, además, tendría el average a favor, que en el partido de ida quedó en 13 puntos a favor del equipo sevillano, al finalizar el partido con el marcador de 78-65 favorable al equipo entonces entrenado por Rubén Magnano.

Desde que el viejo conocido de la afición murciana Manel Comas se hizo cargo del conjunto sevillano, y el veterano Bennett tomara la batuta en pista, el Cajasol tiene otro aire. Comas realizó retoques en el juego, tales como recuperar a Kakiouzis en el puesto de alero para aprovechar su altura y versatilidad o darle más confianza a Ignerski, el jugador más en forma del conjunto sevillano en las últimas semanas, pues desde la jornada 21 el polaco está promediando 19 puntos, el doble que hasta entonces.

Para concienciar a su equipo de la importancia de este choque Comas ha concentrado a sus jugadores en Murcia desde el pasado viernes. El Polaris, por su parte, trata de mejorar la asistencia al Palacio regalando 500 entradas a quienes compren una bufanda antes de este partido.

Si Polaris cumple contra Cajasol y Gran Canaria hace lo propio contra el MMT Estudiantes las cinco jornadas restantes de la liga serían las primeras en muchos años en las que la afición podrá disfrutar relajadamente de su equipo en la ACB, sin la agonía de la lucha por la permanencia hasta el final ni la decepción de un descenso confirmado anticipadamente.

Cajasol. Más plantilla que resultados.
LAS CLAVES.
No convertir la tranquilidad en relajación. Sólo le falta un partido al Polaris para garantizarse la permanencia. Un exceso de confianza convertido en relajación podría ser letal ante un conjunto sevillano con grandes jugadores que luchará hasta el final para aferrarse a la ACB.

Aprovechar el buen momento de ‘los nuevos’. Si en la primera parte de la temporada el equipo de Hussein centraba su juego en Hunter, Thomas y Triguero ahora debe adaptarse a sacar partido a sus hombres más en forma en el último tramo: Roe, Risacher y Fajardo (sin olvidar la garra de Kammerichs).

Duelo de aleros altos. Comas ha sacado a Kakiuzis a jugar en el perímetro, alternándose con Ignerski. Ambos son muy altos (2,07 m. y 2,05 m. respectivamente), lo que hará decisivo el trabajo de Risacher defendiendo a ambos y tratando de hacerles daño en ataque.

La experiencia ha demostrado que un buen plantel de nombres no siempre hace un buen equipo, especialmente cuando no se encuentra el equilibrio entre talento y trabajo. Algo así es lo que parece haberle ocurrido al Cajasol de Sevilla, un equipo con una gran plantilla cuyo rendimiento no ha venido siendo el esperado pese a la mejora experimentada de la mano del ‘sherif’ Manel Comas. La llegada a Sevilla del ex entrenador del cojunto murciano no fue el único revulsivo de este conjunto, que se aferró a la gran experiencia y talento de Bennett en la dirección del equipo, al tiempo que daban la baja a Pat Carroll, cuyo rendimiento era muy bajo.

Los cambios que introdujo Comas le sirvieron a Ignerski para convertirse en el máximo anotador de su equipo (19 puntos en los últimos dos meses por 12 de media en la temporada) y a Kakiouzis a mejorar también su rendimiento jugando más alejado del aro. Buena parte de la mejora de este equipo tiene que ver con los kilates y saber hacer del veteranísimo Bennett, un jugador capaz de entender en cada momento lo que necesita su equipo de él y darle el ritmo de partido que mejor se adapta a las necesidades de cada momento. A sus 38 años el base norteamericano está promediando 11 puntos y 5 asistencias en 24 minutos de juego.

La presencia de Bennet, unida a la de Miles y Ellis convierten al perímetro del Cajasol en tremendamente peligroso, siendo Miso el jugador que menos protagonismo tiene en este juego exterior. El peligro de estos jugadores desde la línea de tres puntos hacen del Cajasol el tercer equipo que mejor tira de tres, con un 39%, sólo superado por Valladolid y TAU. Kakiuzis e Ignerski jugando dentro y fuera de la zona hacen mucho daño a los rivales, especialmente en este último tramo de liga.

En cuanto al juego interior Comas cuenta con el gigante Betts (2,17 m.) como principal referente, quedando Bueno y De Miguel en un segundo plano, al tiempo que Kakiuzis alterna en las posiciones de alero y pívot.

6 abr. 2008

El Polaris busca alejarse del descenso y meter al Fuenlabrada en problemas

Polaris: Thomas (13), Hunter (9), Risacher (10), Roe (23) y Fajardo (12).
Banquillo: Gavel (4), Robles (6), García (14), Opacak (55), Kammerichs (15), Triguero (5)
Entrenador: Manuel Hussein

Fuenlabrada: López (10), Marko (33), Paraíso (35), Guardia (8), Wideman (9)
Banquillo: Vasic (4), Hernández (5), Sandes (7), García (12), Radivojevic (18), Blanco (21), Vega (22).
Entrenador: Luis Casimiro.
Árbitros: Arteaga, Fernández y Cortés.
Nueva oportunidad para el Polaris de sumar una de las dos victorias que necesita para mantener la categoría. De paso, metería en un buen lío al Fuenlabrada, el rival que esta mañana (La 7, 12.30 h.) pondrá de nuevo a prueba la pericia de los de Hussein fuera de casa, la gran asignatura pendiente de este equipo desde que lo dirige el técnico grancanario.

El equipo murciano viene de perder contra el ViveMenorca en la cancha insular, una de las pocas en las que los de Hussein han dado la cara y realizado un partido aceptable y con opciones de victoria. Si el Polaris muestra esta mañana la solidez del pasado domingo y subsana sus problemas con el rebote pondrá en apuros a los de Luis Casimiro. El average entre ambos equipos está en sólo un punto, con lo que al Polaris le bastaría con ganar por dos puntos para lograr dos victorias de ventaja con el Fuenlabrada y, además, tener ventaja en caso de empate final.

El equipo de Hussein llega a este encuentro en el puesto undécimo, con 11 victorias, una más que el Fuenlabrada, que a su vez está empatado con Manresa, Valladolid y Cajasol en la zona inmediatamente superior a la del descenso en la que está el MMT Estudiantes con nueve victorias.

El jugador polarista que llega en mejor momento de forma es Risacher, quien en el último mes y medio, en el que ha tenido más minutos de juego, está promediando 12 puntos y otros tantos de valoración, más del doble de lo que había promediado hasta la jornada 21 (seis puntos y cuatro de valoración). El coraje de Fajardo y Kammerichs también ayudan a mantener al equipo en los malos momentos, especialmente cuando su trabajo se combina con el acierto de Roe en ataque. Pero lo que el Polaris más echa de menos es al gran Triguero de la primera vuelta. El jugador de Gandía parece últimamente con la mente en otro lado, irreconocible respecto al jugador que tapaba todos los tiros del rival en el inicio de temporada y no se dejaba arrebatar rebotes. El día que el pívot vuelva a un nivel similar al de entonces el Polaris lo tendrá mucho más fácil para certificar su permanencia en la ACB una campaña más.

Finalmente no se completó el autobús que iba a compañar al equipo murciano en su desplazamiento. Sólo unas 30 personas han solicitado entradas para viajar por sus medios. Poca respuesta la de los aficionados para viajar con un equipo que fuera de casa no ilusiona lo más mínimo. Algunos espectadores no perdonan esa mala imagen y ya protestaron en casa frente al León en forma de pancartas y protestas contra el técnico, lo que terminó derivando días después en un comunicado de la Zona Pimentonera, principal peña de seguidores polaristas, contra los medios de comunicación que apuntaron a ellos como instigadores de una supuesta campaña contra el técnico. Los responsables de la peña quisieron aclarar que aunque como peña no tienen postura oficial alguna aceptan que cualquier miembro de su peña manifieste libremente su opinión a título personal.

Fuenlabrada. Un equipo comprometido
LAS CLAVES
El rebote. El Polaris dio la cara en Menorca, pero su impotencia frente al rebote decantó el partido para el ViveMenorca. Con un problema tan grande en el rebote es muy difícil ganar un partido en la ACB. Cerrarlo bien será fundamental.

Sangre fría y experiencia. Cada vez es mayor la tensión en los partidos. Mantener la sangre fría y valerse de la experienca sitúa en mejor predisposición a un equipo. Ambos equipos tienen jugadores veteranos, pero además el Fuenlabrada lleva muchos años con el mismo grupo.

Constancia. En el partido de ida el Fuenlabrada fue capaz de remontarle 14 puntos al Polaris en un partido que los murcianos tenían prácticamente ganado. Sólo la constancia que faltó al equipo murciano y mostró el de Fuenlabrada le dio la vuelta al partido.

Se conocen de toda la vida. Ésa es la fuerza del Fuenlabrada. Un equipo de bajo presupuesto que lucha por salvar la categoría y rozar la parte media de la clasificación. Sin grandes figuras pero supeditando su éxito al trabajo de equipo y a la sinergia entre sus jugadores, que llevan una media de casi tres años en el equipo. Se conocen bien y han alcanzado un grado de implicación en el grupo que no se puede pagar con dinero.

Los dos jugadores más brillantes del Fuenlabrada son el alero cedido por el Real Madrid, Marko Thomas, y el pívot Wideman. El norteamericano está promediando 11 puntos y más de 5 rebotes, con unas valoraciones por encima de 13 puntos, y fue una pesadilla para Triguero en el partido de la primera vuelta, en el que anotó 23 puntos y capturó 12 rebotes. El alero croata es el jugador más peligroso de su equipo, pues garantiza 14,5 puntos por partido. Otros tres jugadores promedian valoraciones por encima de 8 puntos por partido: Salva Guardia, Paraíso y Blanco. Salva Guardia es un guerrero total, capaz de pegarse bajo tableros, rebotear con solvencia o salir a tirar de tres puntos. Saúl Blanco es un gran complemento a Marko en el perímetro. El veterano Paraíso es un experto en mil batallas, capaz de jugar dentro y fuera, además de uno de los que más partido saca de su experiencia en esta liga. Por su parte, Hernández es un base norteamericano que llegó hace pocas jornadas y está restando protagonismo a Ferrán López.

Dos ex jugadores del equipo murciano aportan solidez a este equipo. Jorge García es un pívot que posee un gran tiro exterior que no llegó a completar una temporada en el Polaris de la campaña 1998/99. El otro jugador que pasó por Murcia es el base Ferrán López, quien sigue haciendo acopio de veteranía para dirigir a su equipo pese a su edad y limitaciones físicas. Los jugadores con menos protagonismo son Radivojevic, Sandes y Vasic.