31 ago. 2009

España también revienta a Israel

España, 93 (13+19+29+32 )
Ricky Rubio (0), Rudy Fernández (19), Victor Claver (10), Jorge Garbajosa (4), Marc Gasol (6)
banquillo: Juan Carlos Navarro (24), Felipe Reyes (13), Carlos Cabezas (6), Raül López (0), Sergio Lull (9), Guillem Rubio (2).

Israel, 56 (19+17+12+10 )
Mekel (7), Halperin (14), Burstein (7), Eliyahu (14), Kozikaro (14)
Kadir (0), Naimy (0), Pniny (0), Limonad (0), Green (0), Tamir (0)
MARCADOR cada cuarto: (13-17, 17,17, 29-12, 32-10)
ARBITROS: Pizarro, Castillo y Gómez
INCIDENCIAS: Trofeo Ciudad de Murcia. 7.500 espectadores. Lleno. Palacio de los Deportes de Murcia.
CRÓNICA
El talento y la garra de la selección española es lo que la convierte en el mejor equipo FIBA. Ayer estas virtudes las personificaron más que nadie Navarro y Llull respectivamente. Tras un inicio falto de chispa los de Scariolo fueron subiendo las revoluciones hasta terminar arrollando a Israel como ha venido haciendo con casi todos sus rivales en los últimos años. No sólo parece que esta selección ya tiene hecho el trabajo de preparación para el europeo de Polonia sino que a veces hasta da la sensación de ir sobrado y dosificarse.

No arrancó muy fina la selección española frente a Israel en el último partido de preparación en tierras españolas antes del europeo de Polonia. Le costó a los de Scariolo coger el ritmo de partido, al que parecieron haber llegado algo fríos pese al colosal ambientazo que se respiraba en el Palacio de Deportes y la entrega de los 7.500 espectadores que lo abarrotaban hasta la bandera, un lleno que no se producía en muchísimos años.

La presencia de Llull en la pista le dio un poco más de chispa al combinado nacional, que no quería terminar la gira eÑemanía con una derrota que desluciera su inmaculada trayectoria de los últimos años.

Lo que parece claro en este equipo es que no se echa demasiado de menos a Pau Gasol teniendo el lujo de contar con su hermano Marc, un coloso bajo los aros, junto con el bregador Felipe Reyes. Sí se nota más los días en que los exteriores, fundamentalmente Ricky, Rudy y, sobre todo Navarro, no están al nivel de excelencia que acostumbran. Cuando eso ocurre España es un buen equipo, pero no el rodillo que suele ser cuando se logran 10 minutos de inspiración colectiva.

Israel no es de los equipos que se entregue fácilmente, lo que puso en serios apuros a los de Scariolo durante buena parte del partido, con Eliyahu como principal estilete israelí.

Navarro no es precisamente de los que se amilanan por un par de fallos. No tuvo ningún problema el escolta español en echarse el equipo a hombros y liderar la remontada del conjunto español en el tercer cuarto. Tres minutos de este cuarto bastaron al equipo español para poner 12 puntos de ventaja sobre un rival que había conseguido dos puntos de ventaja al descanso.

Talento y defensa, en ese orden, son las armas de esta gran selección. Cuando ambos recursos se ponen al servicio del equipo el rendimiento está asegurado. No suelen hacerlo más que a rachas, pero ello les basta para ajusticiar rivales, como fue el caso con Israel.

CONTRACRÓNICA
El que tuvo retuvo... o no tanto

No sólo la selección absoluta arrasa donde quiera que va. Los veteranos de Los Ángeles y una selección de jugadores murcianos de la época también tuvieron su momento de gloria antes del España - Israel. Nostalgia a raudales, baloncesto también, aunque éste se fue diluyendo conforme se le iban notando los años, y los kilos, a ambos equipos. La selección murciana tuteó a las estrellas de Los Ángeles y hasta fue bastantes minutos por delante en el marcador. No obstante, fueron los que mejor se conservan de aquella selección española los que decantaron el partido añadiendo algo de físico a su gran talento. Jofresa, Ferrán Martínez y Villacampa aún se movían con cierta soltura en los últimos minutos de partido, lo suficiente como para dar la vuelta al marcador y que la victoria del partidillo de veteranos fuera para los representantes de la que hasta hace bien poco era la mejor promoción de baloncestistas españoles de todos los tiempos.

Pero el objetivo de esta cita no era tanto el disputar un partido de baloncesto como pasar un buen rato, al tiempo que se homenajeaba a ese grupo de jugadores que cambió la historia del baloncesto español hace 25 años, cuando consiguieron una medalla de plata en la olimpiada de Los Ángeles que nos enganchó a miles de españoles al deporte de la canasta. Corbalán, Llorente, Jofresa, Epi, Iturriaga, Villacampa, Beirán, De La Cruz, Ferrán Martínez y el incombustible Romay son algunos de los representantes de aquél grupo. Los murcianos como Serrano, Primi Abad, Bujeque, Fran Murcia, Carreras, Silver, Ballesta o asimilados como Paco Guillem defendieron el orgullo regional con bastante dignidad en la mayoría de casos.

Pau Gasol se abona al CB Murcia
En la mañana de ayer, tras el entrenamiento de la Selección Española José Ramón Carabante, nuevo propietario del CB Murcia, entregó a Pau Gasol un abono VIP para el CB Murcia 2009/20010. La estrella de los Lakers no dudó en animar a los aficionados del CB Murcia a abonarse: “Les diría, sobre todo, que apoyen a su equipo. Lo mejor para los jugadores es que la gente esté con ellos en los momentos buenos y en los más difíciles. Murcia es una ciudad muy aficionada al baloncesto y que siempre está luchando por mantenerse. Ahora tienen un proyecto más ambicioso, así que desearles muchísima suerte y muchos éxitos”, declaró la estrella angelina, quien ya es uno de los más de mil abonados registrados hasta el momento.



No fue poca la expectación que causó este partido, pues en los primeros minutos de partido ya había una buena entrada en el palacio (unos 4.500 espectadores y otros mil más al finalizar el encuentro), pese a que las verdaderas estrellas de la noche eran los campeones del Mundo, que tenían pendiente unas horas más tarde un partido amistoso frente a Israel. Pero lo que realmente puso patas abajo el Palacio de Deportes fue la selección absoluta, una presentación digna de los campeones que son, con la aparición del todavía lesionado Pau Gasol como momento estelar, unos segundos en los que el Palacio de Deportes se puso prácticamente boca abajo para homenajear al campeón de la NBA.

Por momentos se pudieron revivir episodios del pasado lejano, tanto de la gloriosa selección de la medalla de plata como de aquellas primeras temporadas del Juver Murcia. Así ocurrió con un vertiginoso (bueno, tal vez 'vertiginoso' no sería la mejor palabra para describirlo) contraataque de 'indio' Serrano culminado por Joaquín Bujeque con más voluntad que potencia, algún reverso de Ferrán Martínez lleno de virtuosismo, o un 2+1 de 'Lagarto' De La Cruz que casi le cuesta algo más que el resuello.
El que el partido de los veteranos no fue tomado en serio por ninguno de los contendientes lo muestra el hecho de que el actualmente consejero José Ballesta, y hace años jugador del que fuera embrión del CB Murcia, ya vestido de corto pasara más tiempo con la cámara de video en la mano que con el balón de baloncesto.

El rojo fue el color de moda en la grada, y en este caso no porque la afición se conjurara para animar al CB Murcia, sino porque las camisetas de la eÑemanía que se repartieron antes del partido tiñeron de rojo un graderío que no dudó en aplaudir con generosidad a los cuatro equipos que saltaron a la pista.

Afición al baloncesto hay en Murcia, eso quedó claro al comprobar que ya el día antes del partido no quedaban entradas. 7.500 espectadores abarrotaron el Palacio de Deportes, aún tratándose de un partido amistoso y contra un rival, Israel, que en principio no es de primerísimo nivel. Materia prima hay, ahora le toca a los gestores del CB Murcia y a los jugadores de Moncho Fernández atraerlos a los partidos del equipo murciano de la ACB, la segunda mejor liga del mundo, en la que juegan buena parte de los chicos de la selección nacional.

Coda. Los aficionados murcianos también son calientes si se lo proponen, sólo hay que saber azuzarlos un poco. Pregunten por Papaluis. Un crack.