24 ago. 2009

Vujanic. Caviar para el CB Murcia y la eterna duda con sus rodillas

Esta mañana estuve en la presentación de la estrella murcianista para esta temporada. El serbio Vujanic compareció vestido informalmente, con una tímida sonrisa de buena gente. Nenad Petrovic hizo las veces de intérprete para que el base pudiera expresarse cómodamente en su idioma.

Pocas palabras de los responsables del club para hablar del nuevo fichaje. Para Alejandro Gómez, Director General, se trata de "la primera piedra del proyecto", de auténtico "caviar" para un club como el CB Murcia. Me gustó que Paco Guillem se refiriera al nuevo fichaje como a alguien con una "tremenda calidad humana".

Cuando le preguntamos por qué eligió Murcia el jugador empezó explicando porqué dejó el Efes Pilsen de Turquía, equipo donde hizo una primera parte de la liga pero donde en la segunda, tras una pequeña lesión, jugó mucho menos aunque el afirma que se encontraba bien y quería cambiar de aires. En el Barcelona tuvo una primera oportunidad de demostrar su calidad en la ACB, pero las lesiones se lo impidieron. La oferta del CB Murcia le llegó en el momento adecuado y le pareció una buena oferta venir a un equipo que no lucha por ganar campeonatos y que juega sólo un partido por semana pues así podrá centrarse con calma y concentrarse mejor en cada partido.

La duda que me queda es en qué estado están realmente sus rodillas, pues serias lesiones en ellas le frenaron su meteórica carrera y según las declaraciones del seleccionador serbio recogidas por EFE no está claro que ese punto esté superado del todo:

En declaraciones al diario Zurnal, Ivkovic aseguró no haber hablando del asunto con el ya ex jugador del Tau Cerámica.

"No he hablado con él [Rakocevic] en persona y solo he visto sus declaraciones en la prensa. Espero que él no quiera comunicarse conmigo de esta forma", comentó Ivkovic, quien contaba con Rakocevic para sustituir a Milos Vujanic, lesionado en la rodilla.


Además, en el caso de que ahora mismo sus rodillas estén a tope siempre planeará la sombra de si al final se rompe otra vez o no, y cada vez que le veamos caer al parqué y tocarse una pierna se nos pondrán por corbata.

Imagino que es el precio que hemos de pagar por tener a un superclase como él en nuestro equipo: La incertidumbre sobre sus rodillas.

Sólo espero que sea todo cosa del pasado y la paranoia rodillil quede en eso y no volvamos a hablar más del tema.

Por lo demás, me quedo con el adjetivo de Alejandro Gómez: Caviar.

************

Hoy el guiño musical lo pongo porque sí, o tal vez por esa primera frase que destaco y que dice: "Faltan soñadores, no intérpretes de sueños.../... Demos a los cuerdos de su propia medicina: una parte de locura y tres de confusión. Mi ángel de la guarda está esnifando cocaína, ahora se que yo no tengo salvación." (José Ignacio García Lapido, 1993. LP Tormentas Imaginarias. 091)

2 comentarios:

Rafael dijo...

Ojalá salga bien, porque verdaderamente es un superclase. Espero que podamos disfrutar del mejor Vujanic cada semana.

supersalvajuan dijo...

Es que, probablemente, Lapido escribió y sigue escribiendo las mejores letras de este país.