25 oct. 2009

El CB Murcia busca sorprender al invicto Real Madrid

Curioso duelo de debutantes en los banquillos entre Messina y Moncho Fernández

CB Murcia: Vujanic (18), Robles (6), Scepanovic (43), Moss (7), Prestes (15)
Banquillo: Delininkaitis (9), Marco (8), Sánchez Bernat (11), Faverani (13), García (13) Moncasi (24) y Powell (23)
Entrenador: Moncho Fernández
Real Madrid: Prigioni (5), Bullock (22), Vidal (20), Garbajosa (15), Lavrinovic (7)
Banquillo: Hansen (6), Kaukenas (13), Velickovic (14), Hervelle (17), Dasic (21), Llull (23)
Entrenador: Ettore Messina
Complicada salida del CB Murcia para visitar esta mañana (12:30, La 7) al Real Madrid en Vistalegre. El equipo madrileño es uno de los cuatro únicos invictos que quedan en esta campaña, mientras que el CB Murcia llega a este encuentro con la tranquilidad de haber cosechado su primera victoria la semana pasada frente al Suzuki Manresa y la intención de no dar el partido por perdido en ningún momento.

Dispar y curioso duelo de debutantes en los banquillos. Ettore Messina y Moncho Fernández son los dos entrenadores debutantes en ACB en esta temporada, aunque el currículum de ambos es difícilmente comparable. Messina está considerado, junto con Obradovic, el mejor entrenador del continente europeo y cuenta en su haber con cuatro euroligas, ocho ligas y siete copas, además de haber sido seleccionador italiano. El cv de Moncho Fernández resulta mucho menos espectacular, al menos de momento, ya que antes de ser primer entrenador en ACB estuvo durante tres años como ayudante, y estos tres últimos fue primer entrenador en LEB en el humilde Los Barrios. Apabullante diferencia de cv, pero en la pista del Vistalegre sólo habrá dos equipos y dos entrenadores, y ahí el pasado cuenta poco.

El Real Madrid llega de disputar tres partidos muy disputados en los últimos once días. Tras pasar apuros para derrotar al Lagun Aro GBC tuvo que irse a la prórroga para superar al Unicaja, y pasar por otra prórroga el pasado jueves para terminar derrotado por el Khimki de Scariolo en Rusia. La acumulación de cuatro partidos en 11 días podría pasarle factura a la concentración y físico del Real Madrid, una baza que los de Moncho Fernández deberán intentar aprovechar, sobre todo tratando de no salirse del ecuentro y esperar a que los últimos minutos presenten un partido abierto.

En cuanto a las bajas de ambos equipos el Real Madrid sigue contando con las conocidas ausencias de Felipe Reyes y Van den Spiegel, mientras que en el CB Murcia es probable la reaparición de Powell tras superar sus pequeños problemas musculares.
El estado anímico del CB Murcia es óptimo, tras haber cuajado un buen encuentro frente al Manresa y lograr su primera victoria en la temporada en un partido en el que fue decisiva la aportación de un fantástico Moss que poco se parece al de pasada temporada, o de Vujanic, y no sólo en ataque anotando con una facilidad asombrosa, sino también sacrificándose en defensa. También fue vital, aunque menos lucida, la labor de Scepanovic secando a Gladyr y del resto del equipo en general manteniendo un alto nivel defensivo y de cohesión durante todos los minutos del encuentro.

No sería realista tampoco presentar este partido como un encuentro entre iguales pues, aunque el CB Murcia deberá jugar sus opciones hasta el final, la diferencia de plantillas y presupuestos es poco menos que escandalosa. No obstante, como bien dice Moncho Fernández, la liga del CB Murcia es también la liga del Real Madrid, y todos los partidos cuentan.

La revolución Messina

LAS CLAVES
Ritmo de partido. Los equipos de Messina se suelen caracterizar por construirse desde la defensa, manteniendo un ritmo de partido bajo y un marcador a pocos puntos. Los de Moncho Fernández tendrán que intentar no caer en la trampa del ritmo madridista.
La defensa de los bases. Vujanic y Marco tendrán que emplearse a fondo con Llull y Priogini. Además, el base argentino parece haber encontrado en Lavrinovic a su aliado ideal para jugar su magistral pick&roll y los ala-pívots del CB Murcia no podrán ayudar teniendo la amenaza de Garbajosa en el triple.
Cansancio del Real Madrid. Cuatro partidos en 11 días son bastantes minutos de juego incluso para una plantilla como la del Real Madrid. Garbajosa y Prigioni incluso han jugado más de 90 minutos cada uno en poco más de una semana. El CB Murcia debería intentar aprovechar ese cansancio en su favor.
Ettore Messina, además de una trayectoria impecable, ha contado este año con los medios que pocos entrenadores anteriormente contaron en forma de un presupuesto desorbitante para la cifras que maneja la ACB. Con ello ha logrado una plantilla soberbia pero que aún anda conjuntándose y tratando de asimilar las decenas de sistemas de juego que plantea el entrenador italiano.

Parecía complicado suplir la salida de un base del nivel de Raül, aunque la llegada de Prigioni dejó claro que la apuesta de Messina era muy fuerte. La mejora sostenida del juego de Llull hace que la pareja de bases sea de las mejores del continente. En los aleros Kaukenas, Vidal y Hansen, unidos al eterno Bullock y al novato Dasic conforman una sólida linea exterior para el Real Madrid.

Pero donde parece que esta temporada ha habido saturación de jugadores ha sido en los puestos de pívots, para los que el Real Madrid esta pretemporada ha llegado a tener en algunos momentos cerca de la decena de jugadores interiores con contrato. Sin embargo, pese a ese exceso de jugadores grandes, es precisamente en ese puesto donde las lesiones están generando problemas, pues Van der Spiegel y Felipe Reyes aún tienen para varias semanas de baja, lo que hace que la mayoría de minutos se los repartan Garbajosa, Lavrinovic y Velickovic, un excelente jugador que, con sólo 22 años, está llamado a ser uno de los mejores ala-pívots europeos de los próximos años. Messina no cuenta con Hervelle, lo que hace que el belga tenga pocos minutos de juego y que Samb, un jugador marginal en la NBA, tenga ficha mientras se recuperan los lesionados.