19 oct. 2009

Fin de semana de contrastes (Montes, CB Murcia y Capuchinos Junior B)

No puede haber sido este un fin de semana bueno teniendo la desaparición de Andrés Montes de por medio, por supuesto, pero en el terreno deportivo le fue bastante bien a mis dos equipos, ya que con el Capuchinos Junior B le ganamos a Jairis (61-45) y mi CB Murcia hizo lo propio con el Manresa (73-63).

Los de Moncho Fernández le pusieron coraje durante prácticamente todo el partido al asunto, sin que esta vez hubiera ninguna pájara como había ocurrido en los partidos anteriores. El talento de Vujanic abrió las primeras rentas en el marcador. Qué fácil juega este tío, parece que no le costara trabajo atacar como lo hace. Esta vez fue muy de agradecer el esfuezo que hizo el serbio en defender. Nunca será esa su principal baza, pero ayer hizo un trabajo muy intereante en ese aspecto, no sólo con las piernas, sino también con la cabeza. Caviar puro.

Comparar a José A. Marco con Vujanic es una papeleta para el murciano, aunque pese a todo este año el de Abanilla le está echando desparpajo a la cosa y no duda en irse para dentro a la menor ocasión. Ha mejorado su tiro, tanto en cuanto a mecánica como en cuanto a confianza y, por supuesto, efectividad. Sigue siendo un gran director de juego lo que, unido a su mejora en defensa, lo convierten en un muy digno sustituto de Vujanic, e incluso en los partidos en los que el serbio no ha estado fino, le ha comido terreno el chaval. Ayer debió jugar más minutos, en el tramo final Vujanic estaba bastante mal físicamente (su valoración pasó de 24 al final del tercer cuarto a 17 al terminar el partido, haciendo un -8 en el útlimo cuarto).

Una lástima que a Vlado Scepanovic no le entrara ni uno sólo de los tiros que intentó. Más de uno y de dos se salieron literalmente de dentro. Aún así, el montenegrino hizo un partidazo secando a Gladyr, un jugador que venía de ser el principal peligro atacante de Manresa y que hizo valoración negativa y 1 de 7 en triples.

Delininkaitis creo que bastante tuvo con saber por dónde pisaba, pues tras haber pasado la semana sin entrenar y con una infección en los ojos, dudo que estuviera para mucho más.

Robles dispuso de más tiros liberados que en otras ocasiones, y los aprovechó bastante bien, e incluso metió alguna canasta con un tipo encima, una de esas que mete con esa extraña y eficaz finta de tiro que hace.

Moss es caso aparte. Me lo han cambiado. No parece el jugador frío y apático del año pasado. Ahora es todo entrega y compromiso. Sin el menor afán de lucimiento y dándolo todo por el bien del equipo. No sé que le habrá dicho Moncho Fernández pero garra y la confianza en pista del norteamericano nada tienen que ver con lo que mostraba la temporada pasada. Apenas tiró a canasta, pero lo hizo con acierto. Defendió como un jabato, y se mató por cada rebote (hasta 18, la mitad en cada aro).

Paulao Prestes acusó su inexperiencia cargándose pronto de personales. Tiene aún problemas en la recuperación de la defensa del pick&roll, pero ayer fueron menos veces y menos sangrantes las ocasiones en que el Manresa sacó partido de ese usadísimo bloqueo. En la segunda parte al menos no le recuerdo ninguna ocasión en la que no llegara a recuperar en esta acción.

Hay quien dice que Moncho se equivocó al mantener en pista a Paulao, pero yo discrepo. Pienso que tomó un pequeño riesgo y le salió mal. Tal como yo lo veo, tras la pretemporada y el partido del Caja Laboral el juego interior del CB Murcia tiene muy poca consistencia cuando juegan juntos Faverani y Moncasi. Moncho acababa de sentar a Moss para darle un poco de aire cuando Prestes hizo la segunda personal, aún en el primer cuarto. La ortodoxia de rotación de banquillo dice que había que sentar a Prestes. Sin embargo ya estaba en pista Faverani, lo que implicaba hacer jugar juntos a Moncasi y Faverani. Había que elegir, por tanto, entre tener en pista a los dos pívots reservas o arriesgar dejando en pista un rato más a Prestes hasta que Moss pudiera volver, y Moncho optó por lo segundo. Aparentemente salió mal, pero me pregunto qué dirían los que afirman que Moncho se equivocó en esa decisión si hubiera puesto en pista a Faverani y Moncasi juntos y nos hubieran hecho un parcial de 15-4 por ejemplo.

Otra decisión susceptible de debate fue la de volver a darle muchos minutos a Vujanic en la segunda parte, cuando éste parecía estar bastante cansado. Marco hasta ahora lo viene haciendo bien y no parece descabellado darle más minutos al chaval. Pero también se puede hacer un análisis desde otro punto de vista. Vujanic estaba de dulce, y cuando un tipo está de dulce hay que aprovecharlo y que termine de reventar el partido como venía haciendo. Por otro lado, el equipo venía de dos derrotas consecutivas y la necesidad de amarrar la victoria en un equipo sin estrenarse tal vez inclinó la balanza por el recurso que en principio más te podría aproximar a romper el partido en lugar de a que te remonten. Pero vamos, todo esto es hablar por hablar, porque un partido ya jugado sólo admite un guión, que ahora ya no se puede repetir.


Faverani tuvo a bien irse a jugar al poste desde el primer momento, lo que le hizo sacar ventaja ya en la primera jugada, además de coger unos cuantos rebotes. Moncasi dejó claro una vez más dónde puede sumar, que no es tirando triples, sino luchando por los rebotes y viviendo del rebote ofensivo y balones doblados. También ganó en velocidad a su par en una penetración con canasta, pero eso más bien dice poco de la concentración del defensor o del trabajo de scouting de Manresa, pues yo jamás defendería encima a Moncasi si se abre a la linea de tres puntos.

En definitiva, una mañana divertida de baloncesto. Un equipo que, ahora sí, se entrega durante todo el partido, y una afición que ya va siendo sabia en esto del baloncesto y sabe reconocer y agradecer el esfuerzo de los jugadores. Como dijo Moncho, la afición es muy agradecida, y a poco que le des entrega y coraje está contigo.

En cuanto a los Juniors B del Capuchinos, en los que esta temporada tengo el placer de echar una mano como entrenador ayudante de Julio Soler, ganamos también nuestro primer partido de la temporada (balance 1/2, como el CB Murcia). Un buen partido, en el que defendimos mejor que otras veces, tanto en cuanto a ganas como en cuanto a usar la cabeza, cerramos mejor el rebote y no nos obsesionamos con tirar de tres puntos (aunque creo que aún hacemos mala selección de tiro desde fuera) y lanzamos algo mejor los tiros libres. Suficientes mejoras todas ellas para convertirnos en un equipo más sólido y lograr así esta primera victoria. Por supuesto, se trata sólo de pequeñas mejoras, pues aún nos falta mucho que mejorar dentro de las posibilidades que creo que tenemos, pues obviamente no somos los Lakers.

Y todo eso sin nuestros tres lesionados. Esta semana toca descanso, lo que nos vendrá fantástico para recuperar al menos dos de los lesionados y conseguir hacer algún entreno con 5x5, algo complicado con nuestra plantilla tan corta y, encima, con lesionados. Importante también la ayuda que nos prestan nuestros cadetes, no sólo dándonos minutos de descanso para llegar más o menos frescos al final, sino incluso siendo importantes en bastantes fases del juego.

Les dejo unas imágenes, cortesía de Juan Torrecillas en el caso del video y de Fede Paredes las fotos de apoyo.



3 comentarios:

Julio Soler dijo...

Quizás esta foto en la que sales mashubiera sido mejor! xDD Que al menos te vean!!

Juan Carlos García Gómez dijo...

Ahora he puesto una de otro partido (Infante, creo) en la que parece que salgo haciendo algo ;)

Rafael dijo...

Desde hace mucho tiempo, he de decir que luego lo podrá hacer mejor o peor, pero tenemos un ENTRENADOR, y me gusta! Cuántas cosas han cambiado en ese banquillo con respecto a los últimos cuatro años.