27 dic. 2009

Primera victoria de Edu Torres como entrenador del CB Murcia (86-83)

Complicadísimo partido para el CB Murcia frente a Gran Canaria en el que se apreció mejoría en varios jugadores pero también que son precisos ajustes en la plantilla

Tercera victoria de la temporada para el CB Murcia y primera con Edu torres como técnico, que hoy debutaba ante su afición. No le resultó nada fácil al equipo murciano ganar un partido en el que fue a remolque durante muchos minutos y cuyo rendimiento fue de menos a más. La tensión y los nervios estuvieron presentes en buena parte del partido en los jugadores de Edu Torres quien, propiciando el trabajo en equipo, supo encontrar soluciones para evitar que el Gran Canaria rompiera el partido en los tres primeros cuartos y para hacer valer unos pocos puntos de ventaja en los apretadísimos instantes finales.

Powell volvió a firmar un partido interesante en ambos lados de la pista, aunque estuvo mejor por dentro que por fuera. Vujanic jugó como una gran estrella y Scepanovic parece recuperado para la causa, viéndosele intenso en defensa y muy activo en ataque. Oscar García, Moss y Xavi Sánchez aportaron su grano de arena en defensa, Marco en la dirección y Robles en anotación. Sin embargo, Delinikaitis no ve aro ni defiende, mientras que Moncasi y Faverani dejaron claro una vez más que no son jugadores válidos para la ACB.

Dejó Edu Torres a Powell en el banquillo en el arranque de partido y optó por salir con Scepanovic como alero y Delininkaitis en el puesto de base. Paulao Prestes lograba hacer daño en el poste bajo, castigando rápidamente con dos faltas a Savané. Con vujanic en pista el CB Murcia funcionó mejor, pasándose de un 10-13 mediado el primer cuarto con Delinikaitis como base a un 27-22 en apenas cuatro minutos, si bien dos discutibles decisiones de Pérez Pérez con Vujanic de por medio (una falta inexistente y un traspiés señalizado como pasos) contribuyeron a que Gran Canaria cerrara el primer cuarto con empate en el marcador (27-27) y que el público despertara y se metiera en el partido, apoyo que a la postre resultaría vital con el marcador apretado en los últimos minutos.

El CB Murcia inició el segundo cuarto pecando de precipitación y falta de acierto en defensa, lo que le valió encajar un contundente parcial de 0-9 que forzó a Torres a pedir un tiempo muerto y volver a situar a Vujanic en cancha con dos personales. El CB Murcia había dejado de buscar a Prestes en el poste bajo y no tenía muy claro a qué jugar, anotando únicamente mediante acciones individuales de los jugadores exteriores. La falta de claridad de ideas de Delininkaitis como base forzó la salida de Marco tras varios partidos sin jugar. Sin hacer un gran partido, en los pocos minutos que jugó el base de Abanilla consiguió cambiarle el ritmo al partido y darle algo más claridad al ataque, lo suficiente como para que su equipo no se saliera del partido en un momento delicado.

La clave:
El juego de conjunto. Pese a que varios jugadores del CB Murcia apenas tienen sitio en un equipo ACB Edu Torres supo utilizar a sus 12 jugadores, incluidos los que menos juegan, y que todos ellos sumaran en algún aspecto del juego, quedando en los serbios Vujanic y Scepanovic la principal responsabilidad anotadora.

El mejor:
Milos Vujanic. El serbio es lo más parecido a un líder que tiene este CB Murcia. El campeón del mundo tomó la responsabilidad anotadora en los momentos más complicados del partido, lo que le permitió anotar 24 puntos con siete faltas recibidas y cuatro triples anotados.
Mediado el partido se proyectaba a un marcador muy alto, con en torno a los 90 puntos para ganar, cifras en las que el CB Murcia raramente logra sacar los partidos. El Gran Canaria comenzó la segunda parte buscando bloqueos para Carroll que Delinikaitis no lograba superar, lo que permitió tres canastas consecutivas del escolta del Gran Canaria y forzó a Edu Torres a retirar de pista al lituano y jugar con Scepanovic y Powell como aleros. Un nuevo parcial de 4-12 amenazó con romper el partido (47-56), pero entonces Vujanic decidió echarse el partido a las espaldas y, secundado por Robles en la anotación y Oscar García y Powell en defensa, de nuevo el CB Murcia se metió en partido (53-56). Jugó muchos minutos el equipo murciano en el filo de la navaja, siempre a punto de descolgarse del partido y siempre entrando a duras penas, pero sin llegar a ponerse por delante en el marcador hasta el último segundo del tercer cuarto gracias a un lejano triple de Vujanic (61-60).

En el último cuarto Powell jugó más minutos de cuatro, puesto en el que se está mostrando más efectivo que en el de alero. Una racha de intercambio de triples entre ambos esquipos (Vujanic, Carroll y Powell) llevó el marcador a un 73-67 para los de Edu torres. Los de Pedro Martínez sólo anotaban a través de Carroll, lo que llevó a Torres a situar en cancha a Xavi Sánchez para intentar parar al escolta norteamericano, aunque eso tampoco frenó su anotación. No llegó el CB Murcia a ampliar su ventaja lo suficiente como para matar el partido lo que llevó a un final igualado en el que el CB Murcia supo administrar la pequeña ventaja lograda mediado el último cuarto, instantes en los que Scepanovic fue el jugador elegido por Edu Torres para recibir los balones y las faltas que le llevarían varias veces al tiro libre. El Gran Canaria contó con una última opción para empatar el partido. Con tres puntos de ventaja para el CB Murcia Norris fue a la linea de tirolibre, falló su primer lanzamiento y tiró a fallar el segundo, lo que sirvió para que Agustine le robara a un despistado Moncasi el rebote ofensivo, que terminó con un triple sobre la bocina fallado por Sanders.

En esta victoria del CB Murcia se vio mejor cara en algunos jugadores, aunque quedó claro también que algunos otros no tienen sitio en este equipo y que será muy difícil ganar los suficientes partidos como para lograr la permanencia sin hacer retoques en la plantilla. La liga no para en fiestas, y el próximo martes el CB Murcia viaja a Valencia y el domingo recibe al Blancos de Rueda Valladolid. Dos partidos fundamentales para saber si el CB Murcia está destinado a luchar hasta el final por la permanencia o si será carne de LEB mucho antes.


CRÓNICA DE VESTUARIOS

“Ganar sufriendo tiene muchas lecturas positivas”

Picados y satisfechos



Al fin el público que asistió al Palacio de los Deportes pudo salir contento de ver a su equipo. Los 4.000 espectadores que según el club asistieron al partido (unos cuantos menos en realidad) también aportaron su grano de arena en la victoria. El colegiado Pérez Pérez se encargó de espolearlos en el primer cuarto cuando la tomó con Vujanic y le señaló una personal y unos pasos inexistentes que ayudaron a picar no sólo al jugador, que a la postre sería la estrella del CB Murcia, sino también al público.

En otro momento de partido la mascota pasó demasiado cerca del banquillo del Gran Canaria tocando el tambor, lo que hizo montar en cólera a los ayudantes de Pedro Martínez y, como efecto rebote, a la parte de la grada situada detrás del banquillo visitante, quienes en los siguientes tiempos muertos atronaron y a buen seguro dificultaron al técnico del Gran Canaria su comunicación con los jugadores.

En el palco también había buen ambiente. Además de los habituales se pudo ver en tan privilegiados asientos al Consejero Cruz y a varios familiares de Faverani, quienes tuvieron poca ocasión de disfrutar con el juego de su pariente, quien apenas pisó la pista unos cuatro minutos, afortunadamente, según buena parte de la grada.
Primera comparecencia pospartido de Edu Torres en la sala de prensa del Palacio de los Deportes. El técnico del CB Murcia señaló como clave del encuentro el apoyo del público y el haber ido mejorando con el paso de los minutos. “Es una victoria importante, bonita, vital, porque necesitábamos sumar y meternos en la competición. El equipo ha ido de menos a más, lo que nos ha dado aire para afrontar el final. El apoyo del público ha sido fundamental. Esta victoria nos servirá para darnos cuenta de que podemos ganar a un buen equipo como Gran Canaria”, declaró el preparador murcianista.

En lo referente al partido en sí Torres destacó que la de ayer fue “una victoria de equipo, todos han contribuido. Estuvimos flojos en el rebote defensivo, lo que nos ha quitado la confirmación que necesitábamos para saber que estábamos defendiendo bien. Ellos han tenido muchas segundas opciones. El equipo ha sabido mover el balón, hemos tenido tiros abiertos para nuestros grandes que Powell metió, y aunque Oscar también los tuvo no le entraron, pero él nunca se escondió. Luchamos, jugamos con espíritu, y cogimos rebotes ofensivos con Powell y Moss”, señaló el técnico, al que no le importó en absoluto que el final resultara tan reñido. “No me importa sufrir si ganamos, lo doy por buenísimo. Ganar sufriendo tiene muchas lecturas positivas. Ojalá que sigamos la progresión ascendente. Hoy le hemos sacado partido a las virtudes del equipo” puntualizó el técnico.

Edu Torres asume que hay poco tiempo para disfrutar la victoria en esta semana plagada de partidos y ya trabaja para mentalizar a sus jugadores, a los que pidió que disfrutaran de la victoria, pues hoy ya toca entrenamiento y el mañana mismo el equipo viaja a Valencia. Para que la afición disfrute con el equipo es precisa chispa por parte de los jugadores para que se produzca el contagio. “Me lo he pasado fenomenal. Hubo un momento en el que el público también ha creído en la victoria. Ha estado fenomenal” se felicitaba el entrenador catalán, quien apuesta por la humildad a la hora de enfocar esta nueva etapa al enfatizar que “el equipo estaba muy bien entrenado” y que él solo viene a “ayudar a reconducir la situación. Los jugadores son mejores de lo que han parecido” afirmó el técnico, quien reconoció también que, al igual que su equipo puede “jugar de tú a tú a cualquiera”, también sigue teniendo problemas defensivos. “Tenemos que ser positivos, igual no podemos tener la mejor defensa de la liga pero sí lograr equilibrio y competir todos los días. Tenemos carencias pero vamos a seguir trabajando y procurar que el público se sienta orgulloso y seguir arañando victorias” concluyó Torres.

Por su parte, Pedro Martínez apuntó como claves en la derrota de su equipo los rebotes ofensivos y tiros libres lanzados por el CB Murcia. “Ha sido un partido igualado, hemos tenido minutos buenos en el segundo y tercer cuarto pero no hemos sido capaces de mantenernos a ese nivel en el cuarto, en el que nos han cogido muchos rebotes ofensivos, aunque hemos tenido carácter”, declaró el técnico del Gran Canaria quien insinuó que los árbitros no habían tratado con el mismo rasero a ambos conjuntos al afirmar que “es imposible ganar a un equipo que lanza 38 tiros libres”, apostilló para terminar su comparecencia ante los medios.

(*) Foto gentileza de Aitor Bouzo

1 comentario:

Anónimo dijo...

Si hablamos de faltas inexistentes, creo que hubo un sinfín de ellas para los amarillos, como demuestras el desequilibrio en número de faltas y tiros libres.