30 jun. 2014

Todo preparado para la 4ª edición del Curso Internacional de Alto Rendimiento en Baloncesto

Ya está en marcha la 4ª edición del Curso Internacional de Alto Rendimiento en Baloncesto que organiza la Universidad de Murcia en San Javier (Murcia) los próximos días 18, 19 y 20 de julio de 2014. 

Este curso reúne en la localidad costera a los principales representantes de las distintas vertientes del baloncesto, tanto entrenadores ACB como de formación, de iniciación, baloncesto femenino, preparadores físicos, entrenadores ayudantes, especialistas en el tiro o en la planificación de equipos de formación.

La edición de este año contará con los siguientes entrenadores y conferencias:
- Pedro Martínez, quien repite presencia tras su buena acogida en la pasada edición: Posiciones defensivas básicas
- Curro Segura: Construcción de un sistema de ataque para categorías inferiores
- Chus Mateo: La defensa de cambios
- Maurizio Mondoni (experto FIBA en Minibasket): De juego con pelota al deporte minibasket
- José Ignacio Hernández (Rivas Ecópolis. Campeón 2013/14 de Liga Femenina): La defensa de cambios y ajustes
- José María Margall (Ex jugador internacional):  Biomecánica del tiro y su tecnificación
- Gonzalo Rodríguez (Entrenador ayudante Rio Natura Mombus ACB):  El entrenador ayudante: filosofía, rol y funciones / El tiro para generar y usar los espacios
- Javier Muñoz (Director de Cantera del UCAM Murcia ACB): Etapas del aprendizaje en el baloncesto de formación
- Juan Trapero (Preparador físico del Real Madrid):  Sesión práctica de fuerza y carrera en cancha con pocos medios / Sesión Práctica de entrenamiento de velocidad en baloncesto
- Dentro del clínic AMEBA (integrado en el curso) participarán Felipe Coello y Quini García: Ataque y defensa del pick&roll

Toda la información actualizada y detallada se puede encontrar en la página: http://alto-rendimiento-baloncesto.blogspot.com.es/

Uno de los atractivos de este curso es la variedad temática y perfiles de sus conferenciantes, algunos de los cuales nos aclaran y adelantan algunas de las ideas que desarrollarán durante el curso. Así, Maurizio Mondoni, uno de los mayores especialistas mundiales en minibasket, señala la importancia del rol de educador en el baloncesto con niños, más allá del entrenador, cuando recomienda a los entrenadores algo tan fundamental como que “cuando llegues a la cancha, recuerda que es necesario entrar con una enorme sonrisa… los niños necesitan ver al menos una. En algunos casos tu sonrisa será la única que vean, porque quizá en casa los padres sonrían poco”, idea sobre la que abunda al incidir en el objetivo principal del buen entrenador de minibasket, pues para él éste “no es aquél que gana más partidos, sino aquél que ayuda a los niños a crecer como futuros ciudadanos de bien", afirma Mondoni.

El Director de Cantera del UCAM CB Murcia, quien en su charla hablará de las etapas en la formación de un jugador, considera que “No tiene sentido hacer cualquier cosa para ganar un partido de cantera”, pues hay entrenadores que en busca del objetivo inmediato de ganar partidos olvidan la formación a largo plazo del jugador y se saltan etapas importantes. “Yo no creo que valga todo”, afirma Muñoz, “Creo que no existen dogmas de fe en el proceso de formación, pero sí creo en el sentido común y en la coherencia en el trabajo. El entrenador/a es el referente del grupo y no debe perder de vista valores como la justicia, el compañerismo, solidaridad…”. Este trabajo de formación tiene un alto componente vocacional, añade Muñoz, y aunque “es habitual escuchar que los mejores entrenadores deben estar en categorías inferiores, es igualmente  sabido que no es donde mejor remunerada está ésta labor, con lo que la componente vocacional es indispensable”, sostiene.

José María Margall, además de uno de los legendarios jugadores que conquistaron la épica medalla de plata de la Olimpiada de Los Ángeles 1984 y excepcional tirador, hoy en día es uno de los más reputados profesores de técnica de tiro de Europa. En su charla explicará cómo mejorar la mecánica de tiro de los jugadores de baloncesto.  El ‘Matraco’ nos explica porqué a él le gusta trabajar la mejora del tiro no antes de los 14-15 años de edad, ya que el tiro "es una cuestión de fuerza. En muchos casos hasta los 15 años no se tiene fuerza suficiente en las piernas y brazos para realizar correctamente el lanzamiento desde cierta distancia”. Con esta idea, el ex jugador internacional nos da la clave de la diferencia en la enseñanza de este recurso básico en niños y adultos, pues “cuando aún no se está físicamente desarrollado el punto de carga (lugar desde el que se coloca el balón para el lanzamiento) tiene que ser diferente, y ha de colocarse más abajo en los niños (algo que suele pasar también con chicas) que en los mayores. Eso sí, el resto de elementos del tiro se han de trabajar correctamente para lograr un buen tiro: las paradas, coordinar, estirarse, acompañar con la mano izquierda…”, puntualiza.

Gonzalo Rodríguez, además de contar con experiencia como entrenador en tierras murcianas en Archena y el CB Murcia, actualmente es entrenador ayudante del Rio Natura Mombus de ACB y contará su visión sobre el rol del entrenador ayudante, si bien ya nos anticipa que “el entrenador jefe, para lo bueno y para lo malo, es el responsable último de las tareas que se desarrollan en un equipo. El ayudante debe meterse siempre en la piel del primer entrenador, y hacer lo que cree que le gustaría que le hicieran a él. La empatía es una cualidad básica a la hora de realizar la función de ayudante. Es fundamental conocer bien al jefe”, sostiene.

El preparador físico del Real Madrid, Juan Trapero, hablará por un lado del trabajo específico de velocidad, algo fundamental en el juego de su equipo, y también aportará ideas para mejorar el trabajo físico de los jugadores de clubes modestos que no pueden permitirse el lujo de contar con un preparador físico o dedicar sesiones específicas a este trabajo.  Además, Trapero nos desmitifica un poco la teoría de la planificación del trabajo físico a largo plazo en equipos de élite pues, nos explica, “las planificaciones tradicionales solo son útiles cuando se conoce por anticipado las fechas de competición, los viajes, importancia de la clasificación en un momento determinado, continuidad de jugadores y técnicos, etc... La realidad, hace que esto solo se pueda cumplir en equipos con calendario cerrado y con un partido por semana. En los casos de equipos que compiten dos veces por semana durante 10 meses y jugándose continuamente la clasificación para siguientes fases, estaríamos hablando de planificación semanal, o a lo sumo mensual. Los condicionantes son tantos y tan amplios, que prever cómo estarán físicamente de recuperados los que juegan más o menos minutos, los viajes, calendario,...es muy difícil”, aclara Trapero.

Esta es ya la cuarta edición de este curso, por el que han pasado más de trescientos alumnos en las pasadas ediciones, además de, entre otros conferenciantes de primer nivel en sus respectivas especialidades, entrenadores que suman varios miles de partidos de experiencia en ACB (Pedro Martínez, Salva Maldonado, Jaume Ponsarnau, Manolo Hussein, Alfred Julbe, Felipe Coello, Luis Guil…),  lo que convierte este curso en cita obligada para los entrenadores y aficionados que deseen formarse en un ambiente relajado junto al mar.

Precio del curso: 80 € (precio reducido de 60 € para alumnos de la Universidad de Murcia, Federados FBRM o Asociados AMEBA)
Dirigido a: Entrenadores de baloncesto y aficionados en general
Información de matrícula y programa detallado: http://www.um.es/unimar/ficha-curso.php?estado=X&cc=51228
Créditos: El curso cuenta con 1 crédito ECTS – CRAU para alumnos de la Universidad de Murcia

27 jun. 2014

Pascual vs Laso. La delgada línea que separa el éxito del fracaso

Ni 24 horas han pasado desde que el Barça se coronara ganador de la ACB y ya leo en varios sitios que le van a dar puerta a Laso. La razón: que ha fracasado porque de los tres grandes títulos a los que aspiraba "sólo" ha logrado uno.

Por otro lado, hoy no leo nada sobre Xavi Pascual, quien hace semanas que estaba prácticamente despedido según buena parte de los mentideros. La razón: que su equipo no ganaba títulos este año.

La realidad es que el Real Madrid este año se ha quedado a UNA CANASTA de ser campeón de Euroliga, y por UNA CANASTA ha perdido el cuarto partido de la final de la liga ACB, a la postre definitivo. Eso es un dato objetivo. Algo menos objetivo, pero muy poco cuestionable si realmente hablamos en serio, es el hecho de que el baloncesto que ha realizado el Real Madrid durante el 80-90% de la temporada ha sido de lo más bonito que se ha visto nunca en las pistas españolas. Algo parecido, pero al revés, podría decirse del Barça, pues durante ese 80-90% de la temporada su baloncesto no ha sido brillante.

Al final resulta que el equipo que ha hecho durante esa inmensa mayoría de la liga un baloncesto poco brillante se proclama ganador de la liga, y no de chiripa, pues en el tramo final de la temporada el baloncesto de los de Xavi Pascual ha sido buenísimo. Y por otro lado, el equipo que ha deslumbrado por su brillantísimo juego se ha quedado con la Copa del Rey (que ni siquiera es el nuevo rey, sino el viejo) como único trofeo de la temporada. Por tanto: Fracaso.

¿Hablamos en serio?. ¿De verdad alguien se atreve a calificar de fracaso la temporada del Real Madrid?. ¿De verdad esperan que me crea que lo que realmente vale la pena de esto del baloncesto es el trofeo que se guardarán en la vitrina?. No, eso no es así... ¡y lo sabes! (que diría Julio Iglesias).

Si de verdad lo que cuenta es el trofeo bastaría con irse a una tienda donde vendan ese tipo de trofeos, comprar una réplica y ponerla en una repisa. Y ale, ya hemos triunfado. No, no es así. Se supone que lo divertido del baloncesto, además de ganar, es el baloncesto en sí, el camino que se recorre hasta conseguir el éxito final. Por lo tanto, me parece incompleto lo que ha hecho el Real Madrid, pues le ha faltado la ginda del pastel, y también me parece incompleto, bastante más incompleto, lo que ha hecho el Barça, que ha llegado para la guinda y pasado de puntillas cuando el pastel. Evidentemente, juntando los dos baloncestos saldría la temporada perfecta, sublime. Al fin y al cabo el Barça ha estado de fábula en el momento más importante, y su baloncesto de final de temporada es incuestionable. Lo que sí quiero cuestionar desde estas líneas es que eso sea lo único, que el ganar al final sea lo único que cuenta, y que eso fuera lo único incluso si el juego del final de temporada del Barça, hubiera sido desastroso (que para nada lo ha sido).

Dejémonos entonces de tonterías. Lo grande del baloncesto es disfrutarlo. Y disfrutar sólo de la victoria final me parece muy triste. Me encanta el baloncesto que hizo el Barça al final, y me maravilla el que ha hecho durante casi toda la temporada el Real Madrid. En mi balance sale ganando el Real Madrid de largo.

¿Mérito de los azulgrana al final?. Sí, por supuesto. No sólo ganaron esos partidos, también convencieron de que esos partidos del tramo final los ganaron con total justicia.

Para bien o para mal la cosa está así montada y el campeón es el que gana el play off y la liga sirve sólo para dilucidar los cruces y el factor cancha, y lo de la cancha este año ha parecido ser un factor secundario (recuérdese si no la eleminatoria del Barça - Valencia, con sólo victorias a domicilio).

En definitiva, si el baloncesto que ha hecho esta temporada el Real Madrid no queda en el recuerdo del aficionado al baloncesto con un gusto especialmente sabroso es que algo está fallando, y si se penaliza a Pablo Laso porque su rival metió una canasta más en la final de la Euroliga y en la final de la ACB me sentiré muy decepcionado.

Coda. Lo de la ida de olla de ayer y su autoexpulsión ya es otro tema, aunque entiendo que tiene que ver con el estrés de ver que tras una temporada maravillosa se le iba todo a hacer puñetas, por un lado, y con que la adrenalina que se acumula en un partido no pudo expulsarla corriendo por la banda y explotó fuera de lugar y forma. Pero eso da para otra historia.