20 feb. 2005

Arbitronoia

Creo que llevo unos días algo paranoíco con los árbitros. Arbitronoia creo que se llama éso.

Por alguna extraña razón se me ha metido en la cabeza que el otro día, en el partido Polaris - Menorca, los señores del pito se empeñaron en que Polaris no ganara el partido. Tras un buen rato aplicando sutilmente un doble rasero, y justo cuando Polaris tenía a favor el partido y el basketaverage, con una diferencia de 6 puntos a falta de un par de minutos o así, la guinda: personal dudosa a Manu Gómez y técnica cuando éste protesta. Cuatro tiros libres, saque de banda, y los murcianistas con la cabeza ida.

Ayer, en la semifinal de la copa, me vino a la cabeza otra conspiración judeo-masónica, relacionada con el dilema audiencias vs competición. Algo me da que las audiencias televisivas y la repercusión mediática es mayor cuando juega el Madrid y, en su defecto, el Barça. El Barça estaba eliminado, en ACB hay mucho interés porque el baloncesto mejore sus cuotas de presencia en pantalla, para lo cual necesita el respaldo de las audiencias en eventos como la Copa del Rey. Qué mejor para ello que un Madrid en la final. Bueno, todo esto, en realidad, es un hecho, constable con datos de audiencias.

Casualmente, digo, me dio la sensación de que los árbitros echaban pequeños cables al Real Madrid en momentos puntuales. También hubo guinda: penúltima jugada del partido, Gelabale y Hansen luchan por un balón, no está muy claro quién fue el último en tocarlo antes de que saliera fuera, lo único claro es que Gelabale tocó el balón y salió hacia donde debería salir de haberlo tocado él. Pero claro, en caso de duda, ya se sabe: saca el Madrid, el Madrid a la final.

En fin, la arbitronoia es como es. Ya me toca la pastilla de las 5 contra dicha enfermedad, voy a tomármela no sea que ahora me de por pensar que los árbitros tienen intereses creados en las competiciones y prefieren que gane el grande a que lo haga el pequeño. Qué cabeza la mía.

Por cierto, además de basketmaníaco (añadan esa enfermedad a la lista), y después de ser aficionado del CB Murcia, mi segundo equipo es el Real Madrid.