1/6/2005

Estudiantes. Esta vez sí

Por fin pudo Estudiantes ganarle al Barça.

Debería haberlo hecho el año pasado, pero el Barça de entonces era más Barça que este año, y Estu un poquito menos que este año.

Esta vez no estaba Felipe Reyes, pero sí lo estaba Garcés. Loncar no estaba en el estado de gracia que el año pasado, pero Miso está un poco más hecho, y apareció Carlos Suarez.

Pero sobre todo, ese poquito más del Estu de este año ha sido Sergio Rodríguez. Talento natural para el baloncesto en una pista de basket. Desparpajo, frescura, morro y... calidad, mucha calidad. Un poquito de precipitación o inexperiencia, sí, pero que compensa con el resto de buenas cualidades. De hecho, ha ido creciendo partido a partido. Genial.

Por otro lado, este año los señores del pito no han sido tan bestias como el año pasado, en el que todos los partidos igualados los decantaron para el Barça, por las buenas, sin complejos.

Este año, imagino que porque el Barça aparecía como venido a menos y porque el Estu estaba un poquito mejor y, quizá sobre todo por eso, porque no se enfrentaban en la final, no le han echado el morro que el pasado curso.

Imagino que si hubieran pitado como el año anterior también podría haber ganado el Estu, pero seguro que les habría costado mucho más.

Que tome nota el Barça. Si no le interesa el equipo de basket que lo cierren, pero si les interesa que le presten un poquito de atención. Fue vergonzoso el principio de temporada, el cruce de egos y reacciones infantiles. Con esa gestión no se podía esperar nada bueno, como así ha sido.

Para empezar, fichen a un buen entrenador (Pesic, por ejemplo), confíen en él y, sobre todo, déjenle trabajar. La plantilla no está mal. Podría servir con algún ajuste. Pero con tres entrenadores en un año es difícil que los jugadores sepan lo que deben hacer en la pista.