28 nov. 2005

Perasovic es el sustituto de Pedro Martínez en el TAU

PerasovicComo nos temíamos, el sustituto de Pedro Martínez es Velimir Perasovic.

Perasovic, Peras para los devotos, fue uno de lós más grandes jugadores europeos de todos los tiempos. Un profesional como la copa de un pino.

Trabajador implacable, forjó su maravilloso tiro como se suele hacer en la escuela balcánica: sumando talento a trabajo. Es decir, lanzando, lanzando, lanzando miles y miles de veces a canasta.

Sólo hay una pequeña pega a Perasovic. El que describía era el Perasovic jugador y ahora de lo que se trata es del Perasovic entrenador.

Como entrenador o similar su experiencia se limita a la temporada 2003-2004 como Director Tecnico del KK Split y unos cuantos partidos en la 2004-05 como entrenador del Caja San Fernando, precisamente donde ha ido a parar el fugado Comas.

Es curioso que en Murcia suspirásemos aliviados cuando supimos que sería Hussein el elegido para sustituir a Comas. Sonaron antes los nombres de Perasovic y Pablo Laso (entrenadores en cartera de la agencia favorita de Polaris). Finalmente es el mismísimo TAU el que lo ficha.

O en Murcia hemos dejado pasar la oportunidad del siglo o el TAU hace aguas.

Sea como fuere, son pocos los casos de grandes jugadores que nada más pasar de jugador a entrenador se convierten en grandísimos entrenadores.

Quizá la excepción esté en Zeljko Obradovic. Pero ya se sabe que la excepción confirma la regla...

27 nov. 2005

Pedro Martínez. El lado más flojo de la cuerda

El rostro tenso de Pedro MartínezEl TAU se desdice a sí mismo y, en contra de lo que suele ser su política, echa al entrenador, Pedro Martínez en este caso, a las primeras de cambio.

11 victorias, 4 derrotas (contando la Supercopa). Líder en Euroliga, tercero en ACB. No, no es suficiente. La culpa la tiene el de siempre: el entrenador.

Pensé que TAU era un equipo más serio. Siempre ha tenido grandes plantillas y grandes equipos. Hasta hace poco tenía un grandísimo entrenador: Ivanovic.

Pero este año perdió a Betts (Joventud), Ivanovic (Barcelona), Macijauscas (NBA), Calderón (NBA). Nada más y nada menos.

Pedro Martínez dirige los partidos con un rictus de preinfarto. Vamos, que del gesto de tensión se pone uno con los pelos de punta sólo de verlo.

Siempre ha tenido más o menos esa cara en los partidos, pero ahora, en el TAU, parecía consciente de que le podía pasar en cualquier momento lo que hoy: a las primeras de cambio, a la calle.

Para Querejeta el TAU debe ir siempre el primero, aunque no tenga suficiente plantilla para eso. Y precisamente eso es lo que me parece que le pasa este año, que TAU es un gran equipo pero no es un equipo claramente superior al resto.

Jacobsen no es, ni por asomo, la sombra de Macijauscas. Ukic parece un buen chaval que irá a más. No es malo, pero si lo comparamos con Calderón se queda en nada.

En fin, de esas cosas que cuando las cuentas no se creen. Te echan siendo campeón de la Supercopa, líder de la Euroliga, tercero en ACB y con un balance de 11 a 4 entre las tres competiciones.

Vamos, que confiaban mucho en él, por los cojones.

Pues a ver a quién ponen ahora, porque el mercado no parece muy sobrado. Lo mejorcito que había hace unos días era Comas, que nos ha dejado el Polaris hecho un solar.

¿Habrían echado a Ivanovic con ese balance?. Va a ser que no, ¿verdad?.

21 nov. 2005

Manolo Hussein, nuevo entrenador de Polaris

Manuel HusseinEl entrenador canario Manuel Hussein será el técnico encargado de sustituir a Manel Comas en el banco del Polaris World Murcia.

Hussein tiene 43 años y debutó como entrenador de la ACB en 1990. Ha entrenado al Gran Canaria y Canarias Telecom en diferentes categorías. En la temporada 2002/03 dirigió al Cáceres CB.

Ha conseguido dos ascensos a la ACB con el Gran Canaria, en las temporadas 1990/91 y en la 1994/95.

Durante la pasada temporada Hussein dirigió al Alerta Cantrabria, equipo al que dejó tras caer derrotado precisamente frente a Polaris World Murcia.

Tras la marcha de Comas y el rechazo de Lamas a la oferta de Polaris fue el propio director técnico, Miguel Ángel Martín, quien dirigiera el pasado encuentro frente a CAI Zaragoza, que se saldó con la sexta derrota del conjunto murciano.

Manolo Hussein debutará con el Polaris World Murcia el próximo viernes, en la pista del Aguas de Calpe.


Esta noticia también se publica en encancha.com

19 nov. 2005

Con Martín, tampoco

71-77. CAI Zaragoza fue el menos malo y se llevó una victoria que le da oxígeno


Tras la fuga de Manel Comas y la negativa de varios entrenadores para hacerse cargo del banquillo murciano, fue el director técnico, Miguel Ángel Martín, quien dirigió el partido de ayer. Sin embargo, su equipo se mostró tan errático o más de lo que solía hacer con Comas.

Pocos días ha tenido M. A. Martín para cambiar a un Polaris que va a menos cada jornada. Tampoco parecía tener muy claro cómo dirigir a sus jugadores en pista.

Brown no pisó el parqué hasta el tercer cuarto. Tras realizar 8 buenos minutos de juego (9 puntos y 12 de valoración, con triple, robo y mate incluido) volvió al banquillo y no jugó más.

Martín ya no hace la zona de Comas, con un hombre grande arriba en el centro. Hoy, los jugadores de Polaris se limitaron a hacer una clásica y sencilla defensa 2-3 con pocos ajustes el rato que defendieron en zona. La mayoría de ataques se intentaba la jugada “camiseta”. Y poco más.

Al principio del partido los locales se mantenían gracias al acierto de Robles. Jo Jo García hacía lo propio para los maños, y ganaba claramente la partida en el rebote a un desconcertado Triguero.

Con el paso de los minutos Robles fue a menos, Sellers sustituyó a Triguero y mejoró el rebote de Polaris. Mientras, Antelo se fue creciendo. El joven jugador gallego del CAI realizó su mejor partido como profesional y le dio la puntilla a Polaris, consiguiendo 11 puntos y 4 rebotes en el último cuarto.

Poco más pudo ofrecer el CAI de hoy. Algunos destellos de Angulo, la sobriedad de Mario Fernández y el trabajo de Jo Jo García. El debutante Derrel Washington, sin apenas entrenar, no hizo gran cosa.

De los locales sólo destacó ligeramente Sellers y la fugaz presencia de Brown, al que Martín no parecía dispuesto a ofrecer el papel de revulsivo.

Polaris cometió fallos de principiante. No encontró el rumbo ni desde el banquillo ni en la dirección en pista. Fue un equipo inseguro ante un rival falto de recursos, pero que aprovechó la ocasión para volver a Zaragoza con una victoria que les mantiene en la parte alta de la tabla.

Esta crónica también se publica en encancha.com

17 nov. 2005

Comas se fuga. A enemigo que huye puente de plata

Como sabrán, Manel Comas ha dejado plantado al Polaris para irse de apagafuegos al Caja San Fernando de la ACB. Parece claro que ha optado por la opción "mejor cola de león que cabeza de ratón", pese a que dijo confiar a tope en el proyecto Polaris y bla, bla.

El caso es que también se podría decir que se ha ido diez minutos antes de que le echaran. "Me voy yo, no me echáis vosotros". Una derrota ante el CAI Zaragoza, nada desdeñable la idea, podría haber dado con los huesos de Comas en la cola del paro (es un decir). Imagino que ha pensado que mejor aprovechar la oferta ACB que terminar de quemar sus cartuchos en Murcia.

Este hombre es un maestro. Tiene que serlo después de tantos años en la élite, pero lo que es yo me quedaba despistado viéndole dirigir los partidos. Claro, dirá aquel, si hubieran terminado con victorias ahora hablaría de qué genio es el tío, que tal día se inventó un cambio inverosímil y le dió la vuelta al partido.

El problema es que los partidos se perdían, y muy probablemente por esas supuestas acciones geniales. No serían tan geniales, digo yo. De hecho, un entrenador como Déniz, si hubiera hecho ese tipo de movimientos de banco y de estrategias, no habría durado 10 partidos como Comas. Es lo que tiene el caché, que se le aguantan a uno muchas más excentricidades (¿o eran estrategias geniales?).

Al final la cosa no terminaba de funcionar. Ya sea, espero que no, porque los jugadores no son tan buenos como todos nos pensamos, porque Comas está trasnochado, porque no conoce la LEB, porque sus ayudantes no conocen la LEB, porque no se ha preocupado de preparar seriamente los partidos, porque experimentaba cosas extrañas en pleno partido. O quizá por varias de esas circunstancias. Pero funcionar, no funcionaba.

Como el que no quiere la cosa Comas había terminado por convertirse, a su pesar, en un enemigo en casa.

Y ya se sabe, si el enemigo huye, de maravilla. Un puente de plata para él.

6 nov. 2005

Polaris regala el partido a Tenerife en el último cuarto

65-69. El juego interior de los visitantes decidió el partido en los últimos minutos

Polaris World Murcia 65 - Tenerife Baloncesto 69.
Polaris World 65. Waleskowski (2), Sánchez Bernat (12), Brown (8), Sellers (12), Llompart (8). También jugaron: Triguero (2), Robles (5), Sala (3), Bárcenas (3), Fernández (4), Sergio Pérez (7).
Tenerife Baloncesto 69. Martin (1), Young (15), Tyler (18), Espil (5), Rivero (5). También jugaron: Lenzly (10), García Regueriro (5), Rodríguez (0) y García Monteiro (10).
Pabellón de Deportes de Murcia. 12.30 horas. 2600 espectadores.
Árbitros: Lucas de Lucas y Fraile Carrasco. Mal.

Polaris no supo mantener el buen tono del partido en el último cuarto. Desperdició una renta de 8 puntos y regaló muchos segundos tiros a los jugadores interiores de Tenerife, que se hicieron fuertes en la zona.

Tras una primera parte igualada, Polaris afrontó el último cuarto con 8 puntos de ventaja. Manel Comas optó por un quinteto defensivo (Sala, Xavi, Sergio Pérez, Bárcenas y Fernández) para estos minutos.

Durante casi tres minutos del último cuarto no se movió el marcador, merced a la buena defensa local y también a su mal ataque. Sin embargo, dos canastas consecutivas del Tenerife hicieron que Polaris sacara de inmediato a sus supuestos jugadores de gala, dirigidos ahora por Pedro Sala.

Al banco se fueron Xavi Sánchez, que estaba cuajando un buen encuentro, y Llompart, que venía haciendo un partido aceptable. Volvieron al parqué Sellers, y Waleskowski, que aún no había conseguido una sola canasta, pese a ser quien más tiempo jugó. A falta de dos minutos también volvieron Brown, apagado tras un buen inicio pero con muchos minutos seguidos en el banquillo, y Llompart, que también había tenido un largo descanso de 9 minutos.

Pero ya nada era igual en este final de partido. Tenerife había reducido la ventaja, remontado y cogido confianza, mientras que el ya frío y despistado quinteto local parecía jugar entonces al ritmo de Waleskowski, fuera de lugar durante todo el encuentro.

En los tres primeros cuartos Polaris había lanzado con una efectividad del 73% en lanzamientos de 2 puntos (16 de 22). En el último cuarto realizó un desastroso 18% (2 de 11). Además, no fue capaz de coger rebotes bajo su aro, circunstancia que aprovechó Tenerife para anotar varias canastas en los muchos segundos intentos de que dispuso (5 rebotes ofensivos en este cuarto).
Los pésimos árbitros, entre tanto, repartían decisiones absurdas en ambos lados, con especial predilección por señarle zonas y faltas en ataque a los locales.

El entrenador visitante, Angel Jareño, supo ver que la clave del partido pasaba por el juego interior, y que Bobby Martin no es ni la sombra de lo que fue en aquella gloriosa época en la que jugaba en Murcia como local. El jugador norteamericano, que no hizo nada en los 15 minutos que jugó, no volivó a salir a la pista desde mediado el tercer cuarto.

Young, y sobre todo Tyler, lideraron el buen encuentro de Tenerife. Se hicieron los amos de los tableros en ambos lados de la pista y marcaron la diferencia que valió el partido. Anotaron 18 y 15 puntos, respectivamente. Además, Tyler capturó 14 de los 34 rebotes de su equipo.

No obstante, Polaris dispuso de una postrera oportunidad de victoria. Una falta antideportiva sobre Brown y un triple de Robles habían dejado el marcador con los locales a sólo 2 puntos (65-67) y saque desde canasta propia a falta de 6 segundos, tiempo suficiente para empatar o ganar el partido en una jugada rápida.

Waleskowski no encontró a quién pasar el balón al sacar, y terminó perdiendo esa preciosa posesión que pudo haber decantado el partido para los locales.

Comas es un maestro del baloncesto, pero el público no termina de entender a veces sus movimientos de banquillo. Todo el mundo parece entender unas pocas reglas básicas, como que en un partido el jugador que está acertado debe jugar más y el que está desacertado, menos. El sherif es el sabio y todo eso atenderá a una lógica, pero lo que es los demás no parecen encontrarla. Así se lo manifestó un pequeño sector del público, que sacó a relucir los primeros tímidos pitidos de la temporada.

Esta crónica también se publica en encancha.com