17 dic. 2006

El Polaris consigue ante el CB Granada la victoria más abultada de su historia en ACB

93 - Polaris World CB Murcia (22+17+27+27): Dragic (2), Myers (10), Risacher (18), Triguero (2) y Thompson (8) -cinco inicial-, Gavel (22), Robles (12), Xavi Sánchez (0), Fizer (19), Pedro Fernández (0) y Óscar García (0).

63 - Club Baloncesto Granada (15+14+16+18): Gianela (8), Udrih (2), Gabini (14), Junyent (17) y Borchardt (17) -cinco inicial-, Chris Hernández (0), Juan Ignacio Jasen (2), Sanmartín (1) y Nacho Martín (2).

Árbitros: Martín Bertrán, Murgui y Soto. Sin eliminados.

Incidencias: 13 jornada ACB. Palacio de los Deportes de Murcia. 4.000 espectadores, 300 de ellos desplazados desde Granada.
En sus más de 20 años de existencia, 10 de ellos militando en ACB, nunca había conseguido el CB Murcia una renta de 30 puntos ante un rival en ACB. El damnificado fue el C.B. Granada, mermado por varias lesiones, a las que se sumó hoy la de Samo Udrih, lo que le hizo perder el equilibrio dentro-fuera al equipo de Sergio Valdeolmillos, que se mostró incapaz de frenar el acierto anotador de su rival, especialmente en la segunda parte.

Empezó el partido el C.B. Granada cosechando una rápida ventaja de 7 puntos. La hipotética ventaja, numérica al menos, del Polaris en en juego interior duró un minuto, el tiempo que tardó Thompson en cometer dos faltas personales.

Hussein hizo que sus hombres apretaran más en defensa y se concentraran en proteger el rebote defensivo. Brochardt y Junyent se pusieron pronto también con dos personales, lo que aprovechó el Polaris para jugar balones interiores con Fizer y marcar las primeras ventajas.

Pero el recital de juego ofensivo local llegaría en la segunda parte. Los jugadores de Hussein jugaban muy serios atrás y les entraba casi todo en ataque. El joven base Gavel se erigió en la figura del partido, anotando todos los triples que intentaba (6 de 7 al final), se sumaron a la fiesta triplista Robles y Fizer. Valdeolmillos tuvo que admitir la imposibilidad de parar a un Polaris en estado de gracia, aunque sus jugadores se fajaron en defensa y no perdieron la cara al partido durante buena parte de éste. Pero eran demasiadas circunstancias en contra como para soñar con una remontada.

La figura. Gavel. El joven base eslovaco va cogiendo confianza con cada partido. Dirigió, defendió y, sobre todo, dio un recital triplista, fallando únicamente el último de los 7 triples que intentó. Terminó con 22 puntos anotados.

VESTUARIOS

Hussein: “Es un error cambiar ahora de planteamiento, sólo tenemos que sumar el mayor número posible de victorias”

El entrenador del Polaris, Manuel Hussein, compareció ante los medios mostrando satisfacción y, por una vez, incluso cierta relajación en el semblante y tono de voz, cosa lógica si se mira el desarrollo del partido y el tanteador final. Para el entrenador canario este partido era complicado debido a la presión creada por la situación de ambos equipos. “Era difícil empezar viniendo de ganar dos partidos. En el entorno se pensaba que este partido lo teníamos que ganar, y Granada venía de jugar dos partidos muy buenos. No empezamos bien, con imprecisiones en ataque, ellos nos sacaron rápidamente una diferencia de 7 puntos, pero cuando subimos la intensidad defensiva y controlamos el rebote defensivo le metimos ritmo al partido, y eso nos hizo estar más a gusto. Defensivamente sabíamos que era muy difícil bajar el trabajo de Borchardt pero aunque acabó haciendo sus números, conseguimos que descendiese su participación en el juego y que no metiese a los demás en partido”, fue la valoración del técnico local.

Para Hussein la clave para romper el partido estuvo en el acierto en el tiro exterior. “En ataque todo es mucho más fácil cuando tienes los porcentajes que tuvimos. Eso abrió el partido. En la parte final el equipo se ha encontrado muy cómodo y alegre, cuando ganas de esa diferencia y todo te entra todo es mucho más fácil. La diferencia real con Granada no es esa. A nosotros nos ha salido todo y a Granada en la parte final no le ha salido”, sentenció Hussein.

"En ataque todo es mucho más fácil cuando tienes los porcentajes que tuvimos. Eso abrió el partido"
La diferencia de 30 puntos en el marcador final supone un record para el club murciano. El entrenador polarista valora la importancia de dicha ventaja, pero no tanto en clave estadística como en cuanto a su importancia en un posible empate final puesto que “el Granada es un rival directo y de aquí al final de liga pueden pasar muchas cosas ambos equipos se pueden ver en una situación de igualdad en la recta final cuando sí es importante”. Los objetivos, no obstante, siguen siendo los mismos que al princio de temporada ya que según señaló el técnico canario “es un error ahora a mitad de liga cambiar de planteamiento, tenemos que sumar el mayor número posible de victorias pero no porque tengamos un objetivo a medio plazo concreto, sino simplemente porque ahora estamos en nuestra liga. Estamos concicenciados de que no podemos fallar, al menos no por falta de actitud, esfuerzo o concentración. Hoy el porcentaje de triples demuestra la concentaración con la que el equipo sale a jugar la segunda parte”, sentenció Hussein.

El técnico del Polaris realizó un ejercicio de empatía, valorando la situación de su rival: “es muy dificil estar en partido cuando a un equipo le entra todo y al otro no. Lo intentas todo pero ves como el otro te está martilleando, a veces es muy complicado. Perder de 30 es muy fácil, son 4 minutos malos, y Granada ha estado en el partido mucho tiempo. Hoy hemos tenido esa fortuna de tiros, que la semana pasada no entraron”.

Finalizó Hussein reconociendo la imporncia de la seguridad en sí mismos de sus jugadores y el que los jóvenes maduren en cada partido. “Tenemos que ser optimistas pero cautos, el equipo está bien y con confianza, hay jugadores que poco a poco están interpretando mejor su rol en el equipo y se están acostumbrando a hacer más cosas. El crecimiento del equipo va paralelo al crecimiento de los jóvenes Dragic, Gavel y Triguero. Son jugadores muy importantes en el equipo, ellos son jóvenes y van a madurar emocionalmente y en su juego, en facetas técnicas, los bases en dirección y están siendo más valientes en determinados momentos, la muestra es hoy, con el partido que ha hecho Anton, en momentos daba igual cómo tirase porque estaba claro que lo iba a meter, eso lo hace la confianza” concluyó Hussein.

Valdeolmillos: “Han estado intratables en la segunda parte”

No tuvo problemas el técnico granadino en reconocer la superioridad de su rival. “Quiero felicitar al Polaris por lo bien que lo han hecho. Hemos empezado muy metidos pero nos hemos ido del partido. Han jugado con muchísima seriedad y acierto. Han estado intratables en la segunda parte”.

"Nosotros somos de los primeros en porcentaje de tres, y hoy hicimos un porcentaje nefasto"
Sin querer poner excusas a la derrota de su equipo, Sergio Valdeolmillos significó la lesión de Samo Udrih como un elemento que terminó de romper la precaria estabilidad de su equipo. “La lesión de Samo Udrih nos ha hecho daño, y eso podría ser un punto de inflexión porque nos ha faltado un equilibrio entre el juego de dento y fuera. Nosotros somos de los primeros en porcentaje de tres, y hoy hicimos un porcentaje nefasto, ellos han leído bien el partido, se han ido cerrando al avanzar el partido”, reconoció el entrenador granadino.

Valdeolmillos no descarta que se produzca algún fichaje en las próximas fechas para paliar la plaga de lesiones de su equipo, "pero eso no sale de la noche a la mañana, ahora mismo no hay un jugador determinado que pueda venir"

No quiso dejar pasar la ocasión el de Granada para criticar la actitud de los árbitros, no tanto en lo referente al arbitraje en sí como a la mala actitud respecto a su equipo. “No entiendo lo que ha pasado con los árbitros, el porqué esa animadversión desde primera hora hacia nosotros, con malas respuestas. Les he dicho simplemente que nos trate con respeto”, concluyó el entrenador del C.B. Granada.

VIDEOS
Les dejo un par de videos con sendas canastas de los bases del Polaris. El primero es una fantástica penetración de Goran Dragic, que hoy tuvo pocas oportunidades de lucirse dado el acierto de su compañero en el puesto de base Gavel.



La segunda es el último triple anotado por el base eslovaco. Con el público entregado y todas las canastas entrando ya fácilmente Gavel no duda en lanzar y anotar el que sería su sexto triple consecutivo.