3 dic. 2006

El Polaris empieza su remontada frente al Fuenlabrada

84-70. La defensa y el control mental del Polaris doblegaron a un serio Fuenlabrada

[Estadísticas del partido]

84 - Polaris World CB Murcia (18+26+22+18): Dragic (2), Risacher (16), Myers (14). Thompson (6) y Triguero (10). También jugaron: Gavel (10), Robles (3), Sánchez (0) y Fizer (23).

70 - Alta Gestión Fuenlabrada (17+19+22+12): Brown (9), Miso (12), Solana (6), Praskevicius (12), y Wideman (13). También jugaron: Guardia (2), Ferrán López (2), Jorge García (3), Blanco (6) y Paraíso (5).

Árbitros: Xavier Amorós, García González y Pedro Munar. Eliminaron por faltas a Risacher (m. 40). Técnica a Marcus Fizer (m. 39).

Incidencias: partido de la undécima jornada de la Liga ACB, disputado en el Pabellón Polideportivo Príncipe de Asturias de Murcia, ante unas 4.000 personas.
Los hombres de Hussein iniciaron con buen pie el mes que debe decidir si los objetivos del Polaris World han de limitarse a una lucha agónica por la permanencia o si se podrá vislumbrar algo de tranquilidad para las últimas jornadas ligueras. El acierto en el lanzamiento, el control de las pérdidas de balón, el juego inteligente y una defensa seria fueron las claves que decantaron el encuentro para los de Hussein.

El marcador final de 84-70 no refleja la igualdad real del partido, en el que los de Luis Casimiro empezaron dominando en el tanteador merced a una mejor selección de tiro. El joven Dragic, cada vez mejor en la dirección de equipo aunque las estadísticas no le hagan justicia, puso arriba al Polaris por primera vez en el marcador (18-17) en la última jugada del primer cuarto.

Tres triples en menos de un minuto de un fantástico Risacher fueron la clave para abir el partido en el segundo cuarto y desatar la euforia de la afición, convertida hoy en una olla a presión en el viejo Pabellón Príncipe de Asturias (el Mundial de Patinaje forzó el cambio de escenario).

Casimiro estaba consiguiendo cierta ventaja en el duelo de bases, pues la defensa de Dragic no conseguía parar del todo a Brown, que estaba marcando el ritmo que su equipo necesitaba. La presencia de Gavel consiguió descolocar a Brown, auque restó algo de chispa al ataque murcianista.

El Fuenlabrada vivió buena parte de la segunda parte gracias a sus capturas en el rebote ofensivo, pero el acierto de los de Hussein (más del 50% por ciento tanto en tiros de dos y triples) y su mejor control del juego terminaron por desequilibrar la balanza e incluso darle cierta ventaja al Polaris en los instantes finales.

La estrella: Fizer. El norteamericano dio un pequeño recital de su poderío físico y amplio repertorio ofensivo, además de estar hábil para sacar varias faltas en ataque a su rival. Firmó 23 puntos, con dos triples anotados y 8 faltas recibidas.

VESTUARIOS

Hussein: “Agradezco a la afición venir a este pabellón y cumplir como campeones”

El técnico del Polaris World, Manuel Hussein, compareció para la rueda de prensa en los sótanos del pabellón Príncipe de Asturias con una tenue sonrisa que no podía disimular del todo su satisfacción por la victoria de su equipo en un partido muy igualado pese a los 14 puntos de diferencia que reflejó el marcado final. “Empezamos con una desventaja importante en el primer cuarto por nuestros errores en el tiro. Empezamos demasiado fríos. El Fuenlabrada empezó bien, seleccionando los tiros y haciendo buenos lanzamientos de tres puntos. Reaccionamos en el segudno cuarto gracias a la defensa y el rebote, pudimos correr y se invirtió la racha de acierto. Anotamos tres triples consecutivos y así abrimos el partido. En la segunda parte hemos tenido problemas con el rebote y el Fuenla ha vivido de eso y de sus penetraciones, pero nosotros no perdimos la concentración y jugamos con equilibrio”, declaró el técnico del Polaris.

Hussein no dejó pasar la oportunidad de elogiar el papel del público, que pese a las molestias del traslado al Príncipe de Asturias, supo responder en todo momento, llenar el viejo pabellón y animar con ahínco a su equipo en una cancha en la que se siente mucho más intensamente el aliento de la afición. “Esta cancha es fantástica, la gente está encima, se siente la presión y el equipo se siente más generoso al esfuerzo. El ambiente ha sido muy bueno. Tengo que agradecer al público su comprensión por tener que venir a este pabellón y cumplir como campeones. Me gustaría ver este ambiente en la otra pista”.

"Algunos jugadores quieren reafirmarse, lo que les hace salirse de la senda marcada. No obstante, hemos jugado con la inteligencia que nos ha faltado en otros partidos"
Para el técnico canario una de las claves del partido fue controlar las pérdidas de balón, lo que permitió a su equipo más posibilidades de atacar. Otro factor para decantar el partido fue el factor mental. “Este es el partido en el que hemos estado más regulares, no nos hemos precipitado, y ello ha sido clave pues Fuenlabrada nunca se va del partido, son jugadores expertos, y jugadores como Wideman o Guardia están siempre ahí haciendo daño”. Algunos jugadores del Polaris aún están en vías de asumir su rol y “quieren reafirmarse, lo que les hace salirse de la senda marcada. No obstante, hemos jugado con la inteligencia que nos ha faltado en otros partidos”, añadió el entrenador polarista.

Fizer tuvo la picardía de sacar varias faltas en ataque a sus rivales, pero Hussein no quiso destacar la labor de ningún jugador sobre la del equipo. “Estoy contento con el rendimiento global, no destaco a nadie. Hemos sabido cerrarles las vías de producción, en la primera parte Miso nos hizo mucho daño pero lo paramos en la segunda, en la que hemos defendido bien y realizado los relevos correctamente”.

De cara a afrontar el resto de partidos de este mes en las mejores condiciones, Hussein reconoce que una victoria en el partido de ayer habría sido un lastre demasiado peligroso para enfrentarse a rivales de un nivel similar al del Polaris. “Lo que tienen las derrotas es que el pesimismo pesa, si los resultados no te dan autoestima te minan al final”, destacó el técnico polarista.

Uno de los aspectos puntuales que marcaron la dinámica del partido fue la defensa sobre Brown, el base del Fuenlabrada. Durante unos minutos fue defendido por Dragic, quien pese a dirigir con acierto al equipo, no pudo frenar el juego al poste bajo del norteamericano ni forzarle un cambio en el ritmo que deseaba marcar a su equipo. “Brown tiene mucho control del tempo del partido, sabe lo que tiene que hacer, la manera de sacarle del partido era forzarle tiros, cambiarle la velocidad, y eso lo hizo mejor Anton Gavel”, concluyó Hussein.

Casimiro: “Murcia ha jugado a altísimo nivel”

El entrenador del Alta Gestión Fuenlabrada compareció ante los medios de inmediato, con semblante de enfado y respuestas lacónicas, como con prisa por retornar cuanto antes a la localidad madrileña y pasar página ante la derrota sufrida ante el Polaris de su amigo Hussein. No quiso, sin embargo, hacer recriminación alguna a sus jugadores, centrando las razones de la derrota de su equipo únicamente en el acierto de su rival. “Murcia ha jugado muy bien, ha anotado por encima del 50% tanto en tiros de dos como en triples. Ha jugado a altísimo nivel, estuvieron muy bien en defensa, nos hemos intentado acercar pero nos han castigado con canastas fáciles y de tres puntos, con lo que nuestros intentos por acercarnos han sido baldíos”.