3 dic. 2006

El Polaris se mide al Fuenlabrada en el Príncipe de Asturias

El parquet ha sido trasladado desde el Pabellón de Deportes porque la ACB no aceptó el habitual del Príncipe de Asturias


2/12/2006 - 12:30 horas. Pabellón Príncipe de Asturias de Murcia.
Árbitros:
Polaris World: Dragic (9), Myers (11), Richacher (10), Fizer (53) y Thompson (7).
Banquillo: Gavel (4), Sánchez (8), Robles (6), Brown (22), Triguero (5), Fernández (13) y García (14).
Entrenador: Manuel Hussein
Alta Gestión Fuenlabrada: Brown (5), Miso (31), Solana (13), Praskevicius (15), Wideman (9)
Banquillo: López (10), Blanco (21), Paraíso (35), García (12), Guardia (8), Martínez (11), Vega (14)
Entrenador: Luis Casimiro
Esta mañana, a las 12.30 y con la 7RM como testigo, el Polaris se enfrenta en el Pabellón Príncipe de Asturias al Alta Gestión Fuenlabrada de Luis Casimiro, un rival supuestamente del nivel de los murcianistas, pero que con seis victorias en su haber se ha colocado en la parte alta de la clasifición. Los de Hussein afrontan este encuentro con tres victorias y siete derrotas, mucho más cerca de los puestos de descenso que de la zona templada de la tabla. Se inicia hoy un mes en el que el Polaris deberá demostrar que su clasifición en la zona baja obedece únicamente al duro calendario inicial y no a que sea ése su nivel real. Para ello debería empezar a sumar desde ya, haciendo un poco más que dar la cara y llegar al final del partido con opciones de victoria, pues en la clasificación sólo se reflejan las victorias reales, no las derrotas apretadas que pudieron ser victoria.

El viejo pabellón Príncipe de Asturias, testigo de buena parte de la historia del CB Murcia, será excepcionalmente el escenario de el encuentro de hoy, debido a la celebración del Mundial de Patinaje sobre ruedas en el Palacio de Deportes. Sin embargo, el suelo de la pista sí será el del Palacio, ya que la ACB, pese a su visto bueno inicial, no permitió a última hora que se utilizara el parquet habitual del Príncipe de Asturias, que tiene pintada de azul la zona de la pista de voleibol. El jueves se hizo el traslado, el viernes la instalación contrareloj del parquet, y ayer sábado estuvieron ejercitándose en este suelo los jugadores del Polaris. Todo este ajetreo no deja de afectar al equipo, como declaró Hussein en rueda de prensa: “eso de no tener un sitio fijo, nos perjudica. Necesitamos, como profesionales que somos, la estabilidad del espacio habitual que no estamos teniendo”.

Aparte de las molestias de tener que pasar la semana cambiando varias veces de pista para poder entrenar, los polaristas han tenido el contratiempo de tener a Thompson con fiebre y de unas molestias de Triguero en una de sus rodillas durante los primeros días de la semana, si bien el pívot de Gandía se pudo reincorporar a los entrenamientos mediada la semana.

Si hoy viene el partido apretado los murcianistas deberán gestionar mejor el final de partido o llegar a éste con la mayor renta posible
En el equipo que dirige Luis Casimiro militan un par de ex jugadores del CB Murcia. Uno de ellos es Ferrán López, un incombustible de las pistas ACB que, sin embargo, en la temporada 2003/04 realizó un pésimo papel en las filas del Polaris, contribuyendo a la debacle de aquél año, en el que con sólo 7 partidos ganados el equipo murciano volvió a la LEB, acompañado en ese triste camino precisamente por el Fuenlabrada, su rival de hoy, que aquella temporada, con 13 partidos ganados, mantuvo opciones hasta el último partido de evitar el descenso. El otro ex jugador del Polaris es Jorge García, si bien el ala-pívot apenas disputó 8 partidos en la temporada 1998/99 con el entonces Recreativos Orenes Murcia, en otra nefasta temporada para el equipo murciano, que concluyó con otro triste descenso de categoría.

El equipo de Hussein tratará de retomar hoy lo mejor de las últimas actuaciones de sus jugadores. En las dos salidas previas Dragic se mostró como un jugador con la calidad que se le presupone y más centrado que al principio de temporada. En Girona incluso firmó un gran partido tanto en dirección como anotación (18 puntos). Triguero se mostró en Girona más cerca de ser el que inició la liga que del jugador apagado de las últimas jornadas. Fizer deslumbró frente a MMT Estudiantes firmando 30 puntos, aunque estuvo más impreciso contra Akasvayu (13 puntos con bajos porcentajes). Thompson ya ha firmado tres partidos con dobles figuras (diez o más puntos y rebotes), el último la pasada semana. Risacher y Robles parecen haber bajado su aportación desde la incorporación de Fizer, aunque ambos dan la cara cuando el equipo les necesita. Por su parte, Myers alterna rachas de acierto con otras en las que pierde los papeles en la pista. Hussein confía en que su equipo mejore mentalmente y controle las pérdidas de balón: “Somos un equipo que le cuesta asimilar sus errores, porque en momentos juega al nivel que esperamos y en otros no. Debemos ser más fuertes emocionalmente”. Tanto esta mañana como en lo que queda de mes los jugadores del Polaris deberán ser la mejor versión de sí mismos para insuflar tranquilidad, en forma de victorias, a su equipo y también a la afición, que hoy deberá ingeniárselas para encontrar un buen sitio en el Príncipe de Asturias, ya que no se reservarán sus sitios habituales a los abonados y las entradas no serán numeradas.

EL RIVAL
Fuenlabrada. Un modesto bien gestionado

LAS CLAVES:

El efecto Príncipe de Asturias. Los jugadores del Polaris han entrenado en varias pistas estas semanas y hoy jugarán en el Príncipe de Asturias. Su menor tamaño hará que el aliento de la afición se sienta como nunca.

No pensar en la clasificación. No deberían ponerse nerviosos los de Hussein de verse en los puestos bajos de la tabla pues se supone que ello es debido al duro calendario inicial. Pese al buen momento del Fuenla, hoy deberían empezar a subir puestos.

Rematar en los finales apurados. El Polaris lleva mal balance en los finales apretados, que suelen decantarse del lado del rival. Si hoy viene el partido apretado los murcianistas deberán gestionar mejor el final de partido o llegar a éste con la mayor renta posible.
El Alta Gestión Fuenlabrada es un equipo que se ha caracterizado por gestionar bien sus presupuestos modestos un año tras otro. En las últimas diez temporadas sólo ha tenido dos pasos fugaces por la LEB y se ha metido en tres ocasiones entre los ocho primeros. Esta temporada ha conseguido mantener el bloque de la anterior, reteniendo a sus mejores jugadores y reforzándose con solvencia, aunando la juventud de Miso (MMT Estudiantes) con la veteranía de Brown (Breogán), Praskevicius (Upea Cap D’Orlando) y Paraíso (CB Granada).

Buena parte de los jugadores del Fuenlabrada llevan años jugando juntos. Ferrán López, Solana, Salva Guardia llevan media vida en este club. Wideman y Jorge García ya van por su tercera temporada. El juego de equipo es, por tanto, su principal baza. Casi todos sus jugadores tienen grandes condiciones para la defensa, lo que, unido a su alto grado de compromiso, les proporciona una defensa difícil de romper y un ataque equilibrado, jugando casi de memoria.

Andrés Miso ha encontrado en Fuenlabrada los minutos y tranquilidad necesarios para dar un salto de calidad en su juego, y ya es el cuarto máximo anotador nacional (11,7 puntos por partido). Salva Guardia, además de su intangible buena defensa en el poste bajo, aparece entre los principales reboteadores (4,5 por partido) y el rocoso Wideman brilla entre los jugadores más valorados de la categoría (16,1 de valoración media). Solana es uno de los mejores defensores y penetradores de la ACB, mientras que el veterano Paraíso aporta saber hacer en los momentos complicados de partido.

Una versión de esta previa se publica en el diario La Opinión de Murcia

No hay comentarios: