30 ago. 2007

Balance de la preparación de la Selección Española


Los campeones del mundo llegan en un gran momento de forma, aunque quizás no tanto como en Japón

Los resultados parecen elocuentes. La Selección Española es la única que no ha perdido ningún partido de preparación de cara al Eurobasket 2007. Sólo Francia, Lituania y Alemania ofrecieron cierta resistencia en algunos momentos de los partidos disputados contra el equipo de Pepu. Pero al final la Selección Española terminaba por imponerse con cierta facilidad y holgura.

No obstante, respecto al año pasado se observa algunos detalles que inducen a pensar que este año, aun siendo la gran favorita, la Selección llega ligeramente peor de lo que llegó al Mundial.

Por un lado, la incertidumbre de Garbajosa, que se tendrá que dilucidar justo al final de los plazos, ha afectado a la preparación y, seguro, al rendimiento de él o de Trías. Aunque finalmente Jorge pueda estar en la lista de 12 no habrá jugado un sólo minuto de preparación y su nivel no podrá ser el de siempre. No sólo por su rendimiento en general se le echará de menos pues es el único pívot capaz de anotar de tres puntos con facilidad. Aunque Pau ha intentado algunos lanzamientos exteriores, éstos no le han entrado, y ese problema hará que las defensas se cierren más sobre los pívots españoles en general, y sobre Pau en particular.

Por otro lado, si es Trías el que se queda está claro que su nivel no es comparable con el de Garbo, ni su forma de jugar, pues no tira para nada desde fuera y aún se le ve algo despistado a la hora de ejecutar los sistemas.

Por momentos el juego de la selección ha sido demasiado espeso. Bien es cierto que en cada partido siempre llegaban cinco minutos mágicos y el partido se rompía, pero durante 30 minutos el rendimiento era sólo aceptable. Me parece demasiado arriesgado confiar las victorias a la llegada de esos cinco minutos.

Por otro lado, también es cierto que casi todos los jugadores han ido a más este año. Rudy ya le disputa el puesto claramente a Navarro. Reyes llega inmenso, Marc Gasol también ha subido un peldaño, Berni y Cabezas vienen con más confianza. Incluso Navarro ha jugado mejor este año. Sin haber sido espectacular su avance, Mumbrú ha sabido aceptar su rol de salir desde el banquillo y ha aprovechado para jugarse más balones al poste. Quizás Jiménez es el único que no ha brillado tanto durante la temporada, posiblemente por su cambio de equipo y puesto, pero Jiménez es el veterano del grupo y siempre estará ahí dándolo todo.

Pau Gasol parece tener claro que la competición no empieza hasta el lunes que viene y sabe que Garbajosa no podrá ser el otro referente, con lo que tendrá que trabajar un poquito más que en el mundial. Parece como si en los amistosos se guardara ases en la manga. Esperemos que el lunes empiece a ponerlo todo en el asador.

Cabe esperar que los rivales hagan muchas ayudas para parar el juego interior español. La conexión entre los jugadores interiores españoles será fundamental para que los 2x1 a Gasol no congestionen el juego. De momento, parece que la comunicación interior está funcionando bastante bien y, aunque no se pueda sacar el balón fuera para Garbajosa y así dejar a Pau solito por dentro, habrá siempre un jugador interior preparado para el juego entre pívots.

El problema es el de siempre. Aunque España se meta sin problemas como líder de grupo en las liguillas previas, incluso sin perder un sólo partido, luego se juega todo a una carta a partir de cuartos. Ahí una mala tarde puede dar al traste con todo.

A ver si este año, igual que pasó en Japón, tampoco hay día malo.

No hay comentarios: