28 ago. 2007

El veto de los Raptors a Garbajosa


La NBA sigue un modelo empresarial a todos los niveles de su gestión. Su principal activo son sus jugadores y no están dispuestos a asumir el más mínimo riesgo de 'deterioro' de su 'mercancia', de sus jugadores, especialmente mientras 'tontean' en 'campeonatos menores'.

Hasta cierto punto puedo entender esta preocupación. Si un jugador importante para un equipo se lesiona en una competición distinta a la NBA el perjuicio deportivo y sobre todo económico que, seamos claros, es lo que realmente preocupa a los directivos de la NBA, podría ser muy grande.

Pero hay algo que los señores NBA no valoran lo suficiente: los jugadores no son máquinas. Al menos no todos. Aunque la pasta es una gran motivación para cualquiera, algunos jugadores no sólo se mueven por dinero. Miren el caso de Navarro, que se va a Memphis perdiendo dinero este año (aunque espere compensar económicamente).

Garbajosa está incluso dispuesto a pagar por jugar en la selección. En este caso ni se trata de un jugador normal ni de una selección normal. Privar a Garbajosa de jugar este campeonato estando bien (o prácticamente bien) para jugar, y después de la paliza que se ha pegado el bueno de Jorge, no es inteligente, pues Garbajosa no podrá ver todo esto más que como una putada de las gordas por parte de su equipo.

Los jugadores de EEUU están acostumbrados a ser tratados como mercancía bien pagada, pero los europeos no. Este año se acaba el contrato de Garbajosa quien, hasta la fecha, estaba muy contento en Toronto. Sin embargo, me temo que todo esto puede cambiar las cosas.

Hay muchos equipos en la NBA, y la temporada de Jorge no ha pasado desapercibida a nadie. No debería tener problemas Jorge, que el próximo año será agente libre de nuevo, para encontrar un equipo dispuesto a pagar el precio de no ponerle traba alguna para jugar con su selección.

Lo mismo los Raptors se han pasado de listos y terminan por quedarse sin Jorge Garbajosa. Los muy impresentables no dijeron nada mientras Jorge se recuperaba, y le dejaban machacarse todos los días pensando en el Europeo. En ningún momento le dijeron "no te esfuerces, que estés como estés no te dejaremos jugar". Claro, les interesaba que se recuperara ya mismo, pero no les interesa que juegue con la selección. Lo que no parecen ver es que Garbajosa rendiría más este año si juega con su equipo nacional que si no lo hace (riesgo de lesión aparte).

Señores de los Raptors, los jugadores no son simples máquinas que se alimentan con billetes. Al menos, no Jorge.