1 dic. 2007

Difícil compromiso del Polaris ante el Joventut de Rudy Fernández y Ricky Rubio

Robles será baja y Kammerichs tiene molestias en una mano, pero el principal enemigo del Polaris ante el líder de la ACB es su irregularidad fuera de casa
Polaris: Thomas (13), Gavel (4), Hunter (9), Kammerichs (15), Triguero (5).
Banquillo: Gavel (4), Robles (6), Marco (8), Risacher (10), , García (14), Opacak (55) y Reiner (25), Fajardo (12),.
Entrenador: Manuel Hussein
DKV Joventut: Mallet (99), Rubio (9), Barton (11), Jagla (14), Moiso (22)
Banquillo: Ribas (4), Fernández (5), Popovic (15), Hdez Sonseca (16), Laviña (18), Tomas (19), Baxter. (6)
Árbitros: Mitjana-Bultó-Soto
Palau Municipal Olimpic de Badalona. 20.00 h.

La fantástica imagen del Polaris en su compromiso frente al Real Madrid debería ser un buen presagio para el enfrentamiento que esta noche le mide con el otro colíder de la ACB, el DKV Joventut. Sin embargo, el partido se disputa fuera de casa, lo que rebaja sensiblemente las espectativas del aficionado más avisado, conocedor del cambio que experimenta su equipo cuando se sube al autobús y emprende un desplazamiento para jugar lejos de Murcia. Bien haría la expedición del Polaris World Murcia en dejarse abandonada en una gasolinera a la ‘pájara’ que parece haberse hecho miembro fijo de la plantilla cuando de un desplazamiento por la geografía española se trata. Solo así parece posible derrotar a un fantástico DKV Joventut que no sólo es líder, sino que solventa sus partidos de forma contundente, anotando 14 puntos más de media que sus rivales.

Hussein no podrá contar con Pedro Robles para este partido, pues el escolta estará de baja hasta la próxima semana por el problema muscular sufrido en el pasado encuentro frente al Real Madrid. También anda algo tocado Federico Kammerichs, aquejado de molestias en una mano, aunque esta noche podrá jugar sin grandes problemas. Por parte del DKV hay una baja y un alta. Flis no pisará la cancha debido a una lesión en el hombro, mientras que el norteamericano Baxter podrá al fin debutar con la ‘Penya’, tras pasar un par de meses en una cárcel de su país.

Aunque la pasada semana pudimos ver por primera vez a Gavel jugando unos minutos en el puesto de base, es previsible que la nueva lesión del Robles propicie que Hussein vuelva a asignar al eslovaco al puesto de escolta y sea Marco quien dé descanso a Thomas en el puesto de director de juego. Las molestias del argentino Kammerichs podrían restarle algún protagonismo en cancha en beneficio de Fajardo y, sobre todo, de Reiner, quien ya disputó buenos minutos en los dos últimos partidos, demostrando buena sintonía con Triguero, con quien forma una pareja que da gran consistencia al juego interior su equipo. El pívot de Gandía, por su parte, se consolida como el máximo reboteador de la ACB (más de ocho por partido) además de ser el quinto jugador más valorado de toda la liga (17 puntos de valoración) y haberse convertido ya en un pilar fundamental de la defensa polarista, que gana muchos enteros con Triguero en pista y sufre cuando éste ha de pasar por el banquillo.

El principal problema para derrotar al Joventut es el de siempre, y hasta los jugadores polaristas son conscientes de ello, pues a domicilio el Polaris World Murcia apenas ha logrado un 11% de victorias a lo largo de su historia en enfrentamientos con los actuales equipos de la ACB (14 victorias en 126 encuentros). Pero como ocurre en cada partido, no existe ningún factor objetivo con suficiente peso como para justificar un menor rendimiento de este equipo cuando juega en pista de su rival: las maderas del parquet tienen consistencia similar, el aro está a la misma altura y los desplazamientos no son hoy en día especialmente fatigosos. Lo normal sería que el DKV impusiera la ley del rodillo ante un Polaris que fuera de casa pierde muchos enteros, pero también es cierto que si este deporte se rigiera sólo por la lógica no sería necesario jugar los partidos y ganarían siempre los mismos.

Espectáculo, ritmo y eficacia

LAS CLAVES
Subir el balón. Los de Aíto presionan en todo el campo. Frente a una presión parecida del Real Madrid Fede Kammerichs rompió fácilmente la presión siendo él quien subiera el balón.

Consistencia. No puede permitirse el Polaris el lujo de tener un bajón durante el partido. Cualquier equipo ACB sacaría partido de esa ventaja, pero el DKV Joventut es de los que aplastan en esas situaciones.

Tiro exterior.
No basta con hacer una buena circulación de balón. Si los lanzamientos exteriores no entran, además de no anotar el rival termina cerrándose y limitando también las opciones de los jugadores interiores.

Nadie diría que el DKV Joventut ha cambiado media plantilla al ver su estilo de juego y rendimiento: ritmo vertiginoso, defensas asfixiantes en todo el campo y juego vistoso en ataque como ingredientes que dotan de eficacia al juego del colíder de la ACB. Los mejores refuerzos que el Joventut ha realizado esta temporada han consistido en lograr la permanencia de Ricky Rubio y de Rudy Fernández, quien decidió aplazar el salto a la NBA para jugar un año más con la Penya al tiempo que intenta grandes gestas en la ACB. Lo cierto es que el equipo catalán va por el buen camino, ya que no sólo vence y es colíder de la ACB, sino que la mayoría de sus victorias son incontestables y regadas con grandes dosis de espectáculo.
El tándem mágico formado por Ricky y Rudy acumula un año más de experiencia y conjunción, lo que les convierte en aliados letales tanto a la hora de acosar al rival en defensa como de atacar el aro. Rubio crece partido a partido, y ya está en niveles de MVP y llamando a las puertas de la selección, y no la junior, que es la que correspondería a sus 17 años, sino que ya es un firme candidato a ponérselo complicado a Pepu Hernández a la hora de confeccionar la lista Olímpica para los juegos de Pekín. En la NBA ya se frotan las manos esperando al draft del 2009, para el que muchos apuntan a que figure el nombre de Rubio en lo más alto de la lotería. Mientras, Rudy va consagrándose como figura en Europa antes de dar el salto a la NBA con garantías, posiblemente ya este próximo año. Entre los dos jóvenes jugadores suman este año una media de 33 puntos, siete asistencias y 4,5 recuperaciones, con una valoración de más de 40 puntos entre ambos, pues ocupan el segundo y tercer puesto en la tabla de valoración, sólo por detrás de Marc Gasol (25,6), y por delante de Lakovic (18,6) y Triguero (17).
No sería justo centrar el éxito del equipo catalán sólo en estos dos jugadores, pues si de algo se nutre la Penya para estar en lo más alto de la clasificación es precisamente del trabajo en equipo, empezando por la sabia dirección en el banquillo del decano de la ACB, García Reneses, y siguiendo por la aportación colectiva e individual del resto de componentes de la plantilla.
El caso más curioso entre las incorporaciones de esta temporada es la del ‘pistolero’ Baxter, jugador que realizó la pretemporada con el equipo badalonés pero que tuvo que regresar a su país para ponerse al día con la justicia norteamericana y pasar unos meses en la cárcel, condenado por reincidencia en la posesión y uso indebido de armas de fuego (fue detenido disparando su pistola cerca de la Casa Blanca). Ahora, tras recuperar la forma física, el pívot norteamericano debutará al fin con su equipo en la ACB.
Están rindiendo a gran nivel todos los fichajes realizados este año por el Joventut. Hernández Sonseca ha encontrado en Badalona la confianza y acierto que le faltó en el Real Madrid; el alemán Jagla ha resultado ser un joven jugador con buena mano que recuerda a un Dirk Nowitzki a menor escala; Moiso es un gladiador bajo tableros que sabe aprovechar su gran físico; el norteamericano Mallet es un base con facilidad anotadora que ayuda también en defensa; el otro fichaje es Popovic, un pívot que llegó como parche temporal pero que se ha ganado la confianza del técnico y una renovación de contrato para toda la temporada. También siguen del año pasado Lubos Barton, un alero polivalente y completo que puede sumar en muchas facetas del juego, capaz de jugar por fuera y en la pintura, anotar, rebotear y defender; Laviña aporta combatibidad e intensidad en el perímetro; el joven Pau Rivas se ha ganado un contrato profesional y está aprovechando las oportunidades que le brinda Aíto de compartir la dirección del equipo con Mallet y Rubio; el hispano ruso Flis, ahora lesionado en un hombro, debe demostrar esta temporada que tiene la experiencia suficiente para ganarse un puesto en las rotaciones, aunque este año la competencia en los puestos interiores está siendo muy alta.