27 dic. 2007

El Polaris busca aprovechar su buen momento para ganar fuera al Pamesa Valencia

Polaris: Thomas (13), Gavel (4), Hunter (9), Fajardo (12), Triguero (5).
Banquillo: Gavel (4), Robles (6), Marco (8), Risacher (10), , García (14), Opacak (55) y Reiner (25), Kammerichs (15).
Entrenador: Manuel Hussein
Pamesa Valencia: Williams (10), Douglas (5), Timinskas (41), Milojevic (31), Barak (42).
Banquillo: Oliver (4), Avramov (6), Claver (9), Miralles (13), Garcés (24), Urtasum (33).
Entrenador: Fotsis Katsikaris
Árbitros: Conde-Murgui-García León
Pabellón Fuente de San Luis Valencia. 20.45 h.
Pocas ocasiones como la de esta noche contra el Pamesa (20:45 h. La 7) tendrá el Polaris de ganar un partido fuera de casa gracias al factor psicológico. Hace apenas cuatro días que los de Hussein le pasaron por encima a los jugadores del Ricoh Manresa, estableciendo una ventaja récord en la historia del Polaris. Con ese nivel de moral parece lógico pensar que si hoy no se cambia la dinámica fuera de casa difícilmente se hará en el futuro.

Llega a este partido el Pamesa con importantes problemas de enfermería. Avdalovic y House son baja por lesión desde hace varias jornadas, Rebraca anunció recientemente que se retira del baloncesto por sus reiterados problemas con las lesiones (incluída una lesión cardíaca). Tampoco anda fino Garcés, quien va cogiendo ritmo de competición tras lesionarse en el primer partido de liga y perderse las 10 jornadas siguientes.

El Pamesa Valencia ha hecho los deberes hasta ahora. Ha ganado todos los partidos de casa y arrancado dos victorias a domicilio, contra Valladolid y Estudiantes. Ésa es la diferencia que hace que al mirar la clasificación el Polaris aparezca en tierra de nadie (puesto 11, con seis victorias y siete derrotas) y el Pamesa esté casi clasificado para la Copa del Rey (puesto seis, con ocho victorias y cinco derrotas).

Durante estas dos semanas se jugarán al menos cuatro partidos por equipo (cinco para los que compiten en Euroliga). El Polaris jugó el domingo contra el Manresa, hoy contra el Pamesa y el próximo domingo contra el Fuenlabrada para volver a la normalidad el primer fin de semana del año 2008 recibiendo en casa al AXA FC Barcelona. Si el factor cansancio era hasta ahora una merma para los equipos que participan en dos competiciones ahora lo deberá ser para todos, con lo que el reparto de minutos deberá ser estos días más una necesidad que un recurso.

En la pasada jornada los hombres del Polaris dieron todos un paso al frente y participaron todos en la victoria frente al Manresa. Si reparten así los esfuerzos esta noche no parece probable que el Pamesa pueda doblegar, al menos fácilmente, al equipo murciano.


Pamesa Valencia. Por el buen camino
LAS CLAVES
Aprovechar el subidón de moral polarista. Tras arrasar al Manresa hace apenas cuatro días la moral de los de Hussein está por las nubes. Buena ocasión para plasmar esa moral en buen juego y ganas fuera de casa.

No bajar los brazos. Pese a su buen momento como local la moral polarista parece demasiado frágil fuera de casa como para acometer grandes remontadas. Mantener al Pamesa siempre cerca en el marcador será la única manera de optar al triunfo final.

Reparto de tareas. El reparto de minutos y esfuerzos funcionó frente al Manresa, y será casi obligado volver a él en una semana en la que el Polaris disputa tres partidos casi sin tiempo para el descanso.
La eterna asignatura pendiente del Pamesa Valencia en los últimos tiempos es dejar de ser aspirante para empezar a ganar títulos. En las temporadas pasadas no ha logrado sus objetivos y en la actual parece que, al menos, no ha perdido aún ningún tren para intentarlo, pese a que las lesiones se lo han puesto más difícil al equipo valenciano.

Para esta campaña el Pamesa ha apostado por la continuidad, por confiar en el crecimiento del juego de un grupo conjuntado, pero incorporando dos grandes fichajes, como el base Shammond Williams (ex del AXA FC Barcelona, los Supersonics y de los Lakers la pasada campaña) y el gigante croata de 2,17 y 21 años Stanko Barak, dotado de muy buena mano para el lanzamiento, incluso desde la línea de tres puntos. El hoy lesionado House también es nuevo, y suele aportar solidez a la defensa exterior de los valencianos. Pero el punto de inflexión de este equipo para pasar de aspirante a campeón tal vez lo marque la explosión de Víctor Claver, un jugador de 2,06 m. de altura y 19 años de edad con cualidades de gran figura, capaz de jugar de ‘3’ y de ‘4’, que muestra detalles de excelente jugador pero del que aún se espera su salto de calidad definitivo. Mientras Claver da ese paso al frente los galones del Pamesa los llevan los exteriores Williams (14 puntos y 4,3 asistencias por partido), todo un ‘jugón’ con grandísimo dominio del balón y tiro exterior, y el Panameño Douglas (16 puntos por partido), capaz de romper él sólo un encuentro con una de sus rachas de triples, e incluso aporta en otros aspectos del juego. El resto de la plantilla se reparte mucho más los minutos y su aportación en pista, con el base Oliver, el ala-pívot Milojevic y el alero Timinskas como principales valuartes de ese segundo grupo de referencia.

Como equipo la del Pamesa es la segunda mejor defensa de la liga, con sólo 70,7 puntos encajados por encuentro. Una de sus virtudes es la de ser el mejor equipo ACB en lanzamientos de dos puntos (56,8%). En rebote andan a la par con el Polaris (32,6 los valencianos por 32,1 los polaristas). Otro aspecto que querría mejorar Katsikaris es la agresividad de su ataque, pues el Pamesa es de los equipos que menos faltas personales fuerzan al rival (20,54 por 22,54 del Polaris), problema que se agudiza al ser uno de los peores equipos en el porcentaje de tiros libres (apenas superan el 71% de acierto en este aspecto del juego).

No hay comentarios: