28 dic. 2007

El Polaris pierde fuera de casa por comer dulces intoxicados

Investigadores de la UMU han detectado toxinas en la sangre de los jugadores

El grupo de investigación del catedrático de Fisiología de la Universidad de Murcia Salvador Zamora, destacado investigador en nutrición, alimentación y dietética de la institución docente, cree haber detectado el problema que acucia a los jugadores del Polaris en sus desplazamientos, que no es otro que una reiterada intoxicación alimentaria debida a la ingesta periódica de algún producto alimentario específico durante los viajes de la expedición polarista, al parecer unos dulces típicos murcianos.

Varias analíticas practicadas a los jugadores del Polaris la pasada semana en Ibermutuamur han detectado que tras los viajes del equipo los análisis de sangre de buena parte de ellos presentaban trazas de THC (o dronabinol), una sustancia psicoactiva habitualmente localizada en la planta del cáñamo.

Todo parece indicar que el origen de la intoxicación tiene como origen la costumbre fomentada por el joven Marco Gaona, para hacer más llevaderos los largos desplazamientos cuando el equipo juega fuera de casa, de obsequiar a sus compañeros con almojabana (o pan de maíz), un dulce típico del levante español que suele preparar la propia madre del base polarista, natural de Abanilla. Al parecer, la madre del base internacional junior, acostumbra a preparar dicho postre con la hierbabuena como uno de los ingredientes que le dan un toque especial, y algún tipo de confusión con esta planta debió haber causado todo el conflicto.

Preguntado a este respecto, el Catedrátido de la Universidad de Murcia muestra su sorpresa por el posible origen de esta intoxicación, pues la sustancia detectada en los análisis no es característica de la hierbabuena, sino del cáñamo. “No, para nada. La hierbabuena no contiene THC o tetrahidrocannabinol. No sé cómo puede haber llegado ese producto a esos alimentos. Nosotros sólo constatamos la presencia del THC en los análisis”, manifestó Salvador Zamora.

Puestos en contacto con los familiares de Marco Gaona parece haberse aclarado el misterio. Según la madre del jugador, en la huerta donde habitualmente recogía la hierbabuena para sus recetas culinarias ahora es un vecino el encargado del cultivo de parte de la parcela, una costumbre muy arraigada en la huerta de Murcia, y parece que no fue precisamente hierbabuena la planta que la sra. Gaona utilizó por error para la confección de este suculento dulce.

1 comentario:

javima dijo...

Pero el postre ese se toma sólido o en estado gaseoso?