30 dic. 2007

El Polaris desperdicia 18 puntos de ventaja y cae ante el Fuenlabrada

Vender la piel del oso antes de tiempo suele traer como consecuencia lo que hoy le ha ocurrido al Polaris, que se vio en el descanso con 18 puntos de ventaja y un rival que ofrecía poca resistencia y pensó que estaba todo el trabajo hecho. Pero el equipo de Luis Casimiro no estaba dispuesto a irse de Murcia sin antes vender cara su derrota.

Empezó el Polaris dominando todos los aspectos del juego. Logró sus primeras ventajas tan pronto como bajó un poco las excesivas revoluciones con las que inició el partido, especialmente Thomas, quien al verse superior a Ferrán López en el uno contra uno se aceleró de más y empezó a perder balones y no marcar el ritmo adecuado a su equipo.

Opacak y Triguero eran los principales estiletes polaristas, mientras que sólo Wideman hacía algo de daño a la defensa local. La buena defensa colectiva del Polaris y la aportación de casi todos sus jugadores llevó la ventaja de los de Hussein hasta casi la veintena de puntos.

Pero en la segunda parte se cambiaron las tornas. Los locales se vieron ganadores y no pusieron la misma chispa que en la primera parte, lo que permitió a los de Luis Casimiro acercarse lo suficiente en el marcador como para tener esperanzas en la remontada. A base de buena defensa y ralentizar el ritmo de partido el Fuenlabrada fue llevando el encuentro a su terreno y recortando las diferencias con un Polaris que parecía haber perdido las ideas. Wideman pasó a ser el absoluto dominador de los tableros, respaldado por Marko Tomas, que había realizado una mala primera parte pero terminó cuajando un buen partido.

Mediado el último cuarto ya mandaba en el marcador el Fuenlabrada, aunque el Polaris llegó a recuperar el mando en el marcador, pero dos triples de Ferrán López y una canasta casi imposible de Jorge García darían finalmente la victoria al Fuenlabrada, que con esta victoria adquiere “un punto de tranquilidad de la leche”, en palabras de Luis Casimiro.

La Figura: Tom Wideman. Pudo en todo momento con Triguero y Reiner, contra los que anotó con facilidad y a los que superó también en el rebote. 23 puntos (70% de acierto) y 12 rebotes le llevaron a firmar 28 de valoración.

29 dic. 2007

El Fuenlabrada es el último rival del Polaris en el 2007

Polaris: Thomas (13), Gavel (4), Hunter (9), Fajardo (12), Triguero (5).
Banquillo: Gavel (4), Robles (6), Marco (8), Risacher (10), , García (14), Opacak (55) y Reiner (25), Kammerichs (15).
Entrenador: Manuel Hussein
Fuenlabrada: López (10), Marko (33), Paraíso (35), Guardia (8), Wideman (9)
Banquillo: Sandes (7), García (12), Frutos (13), Radivojevic (18), Blanco (21), Vega (22), Ramos (23).
Entrenador: Luis Casimiro.


La frenética ACB no descansa. Apenas 48 horas después de la derrota del Polaris en Valencia esta mañana le toca el turno al Alta Gestión Fuenlabrada (12:30 h. La 7), equipo que ha podido descansar aún menos que los de Hussein, ya que el viernes por la noche se enfrentó al Valladolid, contra el que perdió, y desde ahí viajó directamente a Murcia donde apenas ha podido realizar un entrenamiento para preparar este encuentro.

Los dos equipos vienen de perder encuentros igualados fuera de casa, aunque con sensaciones diferentes. Para el Polaris el sabor de la última derrota a domicilio no fue tan amargo como los anteriores, ya que hasta el último instante dio la cara y a punto estuvo de doblegar a un equipo tan serio como el Pamesa Valencia, manteniéndose aún en una tranquila undécima posición en la tabla clasificatoria con seis victorias y ocho derrotas. Para el Fuenlabrada la situación es algo más complicada, pues figura en el decimosexto puesto de la tabla, con cuatro victorias y 10 derrotas, y a tan sólo un partido de ventaja con los equipos en puestos de descenso.

El Polaris intentará explotar el mayor cansancio de su rival, pero sobre todo el sublime estado de forma de Juanjo Triguero, que ya es el cuarto jugador más valorado de toda la ACB (valoración de 18,7 por partido) pese a que buena parte de su aportación no se refleja sólo en las estadísticas sino también en aspectos difícilmente cuantificables como que prácticamente ninguno de los muchos balones que puntéa termina en canasta. De la buena conexión del pívot de Gandía con Thomas en el movimiento de bloqueo y continuación suelen salir varias asistencias para el base y unos cuantos mates para el pívot. Por su parte, Hunter ayuda durante todo el partido en aspectos poco brillantes, hasta que el encuentro se pone complicado y asume la responsabilidad anotadora sin que le tiemble el pulso. Si, como ocurrió frente al Manresa, los demás jugadores polaristas son capaces de aportar su granito de arena el Polaris tendrá bastante más despejado el camino hacia la victoria.

El Fuenlabrada se fundamenta en la experiencia y juego de equipo


LAS CLAVES
Aprovechar el mayor cansancio del Fuenlabrada. El Polaris no ha podido descansar en exceso, pero los de Luis Casimirio llegan al partido de hoy con sólo 36 horas de descanso, incluyendo un largo viaje. En un partido de gran desgaste el Fuenlabrada tendría más que perder.

Sacar partido al buen momento de Triguero. La presencia en pista de Triguero es decisiva para marcar distancias con el rival de turno gracias a sus aportaciones en casi todos los aspectos del juego. Mientras no acusa el cansancio su papel es decisivo en cada jugada.

Ventaja polarista en el duelo de bases. A priori Thomas tiene ventaja con Ferrán López en el uno contra uno, lo que debería ser uno de los aspectos a explotar por el Polaris en el partido de hoy. Radivojevic tampoco es superior a Gavel pese a su mayor altura.


El Fuenlabrada, fiel al estilo de Luis Casimiro, centra su lucha por la victoria en el trabajo colectivo. No hay estrellas en este equipo, pero sí grandes jugadores. El más destacado de todos es el alero cedido por el Real Madrid, Marko Thomas, quien está utilizando este año para terminar de cuajar como gran jugador, aprovechando el protagonismo y los casi 30 minutos por partido de que disfruta para anotar más de 13 puntos por encuentro. De un modo menos espectacular realiza su aportación el pívot norteamericano Tom Wideman (10 puntos y cinco rebotes), un jugador sobrio cuyo perfil se asemeja al que se buscaba en el Polaris con Jared Reiner.
El puertorriqueño P.J. Ramos es el techo de la liga con sus 222 cm. de altura. El pívot, tras su frustrado paso por la NBA, busca en Fuenlabrada un lugar donde terminar de hacerse como jugador, mejorando su buena mano en lanzamiento pero, sobre todo, su punto más débil, la defensa.
La veteranía es otro de los pilares en los que se sustenta el equipo de Luis Casimiro. El ex jugador del CB Murcia Ferrán López, junto a Paraíso, Salva Guardía y Jorge García son la columna vertebral de este conjunto y ya juegan juntos casi de memoria. Paraíso, a sus 36 años sigue siendo un jugador importante en el Fuenlabrada, con el que ha disputado esta semana dos partidos a un gran nivel (20 puntos de valoración en ambos). Ferrán López pese a su declive físico sigue siendo un buen director de juego y mejora cada año en el lanzamiento de tres puntos, aspecto del juego en el que el también ex murcianista Jorge García dio todo un recital frente al Valladolid, anotando siete de los 12 lanzamientos que efectuó. Salva Guardia siempre aporta trabajo duro bajo tableros, además de poder amenazar también desde el perímetro.
Saúl Blanco aporta juventud a este equipo, aunque aún no ha alcanzado su nivel óptimo de juego, ya que sale de una reciente lesión. Radivojevic es otro de los jóvenes, aunque este base-escolta desempeña un rol secundario.

28 dic. 2007

El Polaris pierde fuera de casa por comer dulces intoxicados

Investigadores de la UMU han detectado toxinas en la sangre de los jugadores

El grupo de investigación del catedrático de Fisiología de la Universidad de Murcia Salvador Zamora, destacado investigador en nutrición, alimentación y dietética de la institución docente, cree haber detectado el problema que acucia a los jugadores del Polaris en sus desplazamientos, que no es otro que una reiterada intoxicación alimentaria debida a la ingesta periódica de algún producto alimentario específico durante los viajes de la expedición polarista, al parecer unos dulces típicos murcianos.

Varias analíticas practicadas a los jugadores del Polaris la pasada semana en Ibermutuamur han detectado que tras los viajes del equipo los análisis de sangre de buena parte de ellos presentaban trazas de THC (o dronabinol), una sustancia psicoactiva habitualmente localizada en la planta del cáñamo.

Todo parece indicar que el origen de la intoxicación tiene como origen la costumbre fomentada por el joven Marco Gaona, para hacer más llevaderos los largos desplazamientos cuando el equipo juega fuera de casa, de obsequiar a sus compañeros con almojabana (o pan de maíz), un dulce típico del levante español que suele preparar la propia madre del base polarista, natural de Abanilla. Al parecer, la madre del base internacional junior, acostumbra a preparar dicho postre con la hierbabuena como uno de los ingredientes que le dan un toque especial, y algún tipo de confusión con esta planta debió haber causado todo el conflicto.

Preguntado a este respecto, el Catedrátido de la Universidad de Murcia muestra su sorpresa por el posible origen de esta intoxicación, pues la sustancia detectada en los análisis no es característica de la hierbabuena, sino del cáñamo. “No, para nada. La hierbabuena no contiene THC o tetrahidrocannabinol. No sé cómo puede haber llegado ese producto a esos alimentos. Nosotros sólo constatamos la presencia del THC en los análisis”, manifestó Salvador Zamora.

Puestos en contacto con los familiares de Marco Gaona parece haberse aclarado el misterio. Según la madre del jugador, en la huerta donde habitualmente recogía la hierbabuena para sus recetas culinarias ahora es un vecino el encargado del cultivo de parte de la parcela, una costumbre muy arraigada en la huerta de Murcia, y parece que no fue precisamente hierbabuena la planta que la sra. Gaona utilizó por error para la confección de este suculento dulce.

27 dic. 2007

El Polaris busca aprovechar su buen momento para ganar fuera al Pamesa Valencia

Polaris: Thomas (13), Gavel (4), Hunter (9), Fajardo (12), Triguero (5).
Banquillo: Gavel (4), Robles (6), Marco (8), Risacher (10), , García (14), Opacak (55) y Reiner (25), Kammerichs (15).
Entrenador: Manuel Hussein
Pamesa Valencia: Williams (10), Douglas (5), Timinskas (41), Milojevic (31), Barak (42).
Banquillo: Oliver (4), Avramov (6), Claver (9), Miralles (13), Garcés (24), Urtasum (33).
Entrenador: Fotsis Katsikaris
Árbitros: Conde-Murgui-García León
Pabellón Fuente de San Luis Valencia. 20.45 h.
Pocas ocasiones como la de esta noche contra el Pamesa (20:45 h. La 7) tendrá el Polaris de ganar un partido fuera de casa gracias al factor psicológico. Hace apenas cuatro días que los de Hussein le pasaron por encima a los jugadores del Ricoh Manresa, estableciendo una ventaja récord en la historia del Polaris. Con ese nivel de moral parece lógico pensar que si hoy no se cambia la dinámica fuera de casa difícilmente se hará en el futuro.

Llega a este partido el Pamesa con importantes problemas de enfermería. Avdalovic y House son baja por lesión desde hace varias jornadas, Rebraca anunció recientemente que se retira del baloncesto por sus reiterados problemas con las lesiones (incluída una lesión cardíaca). Tampoco anda fino Garcés, quien va cogiendo ritmo de competición tras lesionarse en el primer partido de liga y perderse las 10 jornadas siguientes.

El Pamesa Valencia ha hecho los deberes hasta ahora. Ha ganado todos los partidos de casa y arrancado dos victorias a domicilio, contra Valladolid y Estudiantes. Ésa es la diferencia que hace que al mirar la clasificación el Polaris aparezca en tierra de nadie (puesto 11, con seis victorias y siete derrotas) y el Pamesa esté casi clasificado para la Copa del Rey (puesto seis, con ocho victorias y cinco derrotas).

Durante estas dos semanas se jugarán al menos cuatro partidos por equipo (cinco para los que compiten en Euroliga). El Polaris jugó el domingo contra el Manresa, hoy contra el Pamesa y el próximo domingo contra el Fuenlabrada para volver a la normalidad el primer fin de semana del año 2008 recibiendo en casa al AXA FC Barcelona. Si el factor cansancio era hasta ahora una merma para los equipos que participan en dos competiciones ahora lo deberá ser para todos, con lo que el reparto de minutos deberá ser estos días más una necesidad que un recurso.

En la pasada jornada los hombres del Polaris dieron todos un paso al frente y participaron todos en la victoria frente al Manresa. Si reparten así los esfuerzos esta noche no parece probable que el Pamesa pueda doblegar, al menos fácilmente, al equipo murciano.


Pamesa Valencia. Por el buen camino
LAS CLAVES
Aprovechar el subidón de moral polarista. Tras arrasar al Manresa hace apenas cuatro días la moral de los de Hussein está por las nubes. Buena ocasión para plasmar esa moral en buen juego y ganas fuera de casa.

No bajar los brazos. Pese a su buen momento como local la moral polarista parece demasiado frágil fuera de casa como para acometer grandes remontadas. Mantener al Pamesa siempre cerca en el marcador será la única manera de optar al triunfo final.

Reparto de tareas. El reparto de minutos y esfuerzos funcionó frente al Manresa, y será casi obligado volver a él en una semana en la que el Polaris disputa tres partidos casi sin tiempo para el descanso.
La eterna asignatura pendiente del Pamesa Valencia en los últimos tiempos es dejar de ser aspirante para empezar a ganar títulos. En las temporadas pasadas no ha logrado sus objetivos y en la actual parece que, al menos, no ha perdido aún ningún tren para intentarlo, pese a que las lesiones se lo han puesto más difícil al equipo valenciano.

Para esta campaña el Pamesa ha apostado por la continuidad, por confiar en el crecimiento del juego de un grupo conjuntado, pero incorporando dos grandes fichajes, como el base Shammond Williams (ex del AXA FC Barcelona, los Supersonics y de los Lakers la pasada campaña) y el gigante croata de 2,17 y 21 años Stanko Barak, dotado de muy buena mano para el lanzamiento, incluso desde la línea de tres puntos. El hoy lesionado House también es nuevo, y suele aportar solidez a la defensa exterior de los valencianos. Pero el punto de inflexión de este equipo para pasar de aspirante a campeón tal vez lo marque la explosión de Víctor Claver, un jugador de 2,06 m. de altura y 19 años de edad con cualidades de gran figura, capaz de jugar de ‘3’ y de ‘4’, que muestra detalles de excelente jugador pero del que aún se espera su salto de calidad definitivo. Mientras Claver da ese paso al frente los galones del Pamesa los llevan los exteriores Williams (14 puntos y 4,3 asistencias por partido), todo un ‘jugón’ con grandísimo dominio del balón y tiro exterior, y el Panameño Douglas (16 puntos por partido), capaz de romper él sólo un encuentro con una de sus rachas de triples, e incluso aporta en otros aspectos del juego. El resto de la plantilla se reparte mucho más los minutos y su aportación en pista, con el base Oliver, el ala-pívot Milojevic y el alero Timinskas como principales valuartes de ese segundo grupo de referencia.

Como equipo la del Pamesa es la segunda mejor defensa de la liga, con sólo 70,7 puntos encajados por encuentro. Una de sus virtudes es la de ser el mejor equipo ACB en lanzamientos de dos puntos (56,8%). En rebote andan a la par con el Polaris (32,6 los valencianos por 32,1 los polaristas). Otro aspecto que querría mejorar Katsikaris es la agresividad de su ataque, pues el Pamesa es de los equipos que menos faltas personales fuerzan al rival (20,54 por 22,54 del Polaris), problema que se agudiza al ser uno de los peores equipos en el porcentaje de tiros libres (apenas superan el 71% de acierto en este aspecto del juego).

23 dic. 2007

El Polaris se merienda a un desdibujado Ricoh Manresa


El Polaris World Murcia le pasó por encima al Ricoh Manresa, logrando la victoria por mayor diferencia en toda la historia del equipo Murciano en ACB. La falta de intensidad del conjunto manresano y las bajas de Asselin y Walsh fueron demasiadas facilidades para un Polaris que salió en tromba en los primeros minutos, en los que logró marcar tanto las primeras ventajas como la dinámica del partido, en el que sólo daría opción a que la distancia en el marcador se fuera alargando poco a poco hasta llegar a los 35 puntos finales.

Salió el Manresa defendiendo en zona para intentar proteger su mermado juego interior, pero el Polaris no dio opciones y fue directo a atacar el punto flaco de su rival. En la primera parte Triguero era el amo absoluto de los tableros y castigaba a los de Ponsarnau con un mate tras otro. Ya con el partido casi roto el relevo bajo tableros lo fueron tomando sucesivamente Fajardo, Kammerichs e incluso Reiner se permitió hacer daño en las distancias cortas.

Alzamora era el único jugador manresano que conseguía superar la defensa polarista, centrada en frenar el peligroso juego exterior del Ricoh Manresa. Sólo Rubio llegó a capturar al menos cinco rebotes para el cuadro catalán, que vio como el equipo de Hussein capturaba más del doble de rechaces (22 para Ricoh y 47 para Polaris).

94 - Polaris World Club Baloncesto Murcia (18+29+28+19): Thomas (10), Gavel (9), Hunter (10), Fajardo (12) y Triguero (10) -cinco inicial-, Robles (6), Marco (0), Risacher (8), Óscar García (5), Kammerichs (12), Reiner (7) y Opacak (5).

59 - Ricoh Manresa, 59 (14+16+16+7): Berni Hernández (2), Jordi Grimau (5), Rafa Martínez (8), Callahan (12) y Guillem Rubio (9) -cinco inicial-, Javi Rodríguez (2), Diego Sánchez (0), Alzamora (16), Espil (5) y Jaume López (0).
Sólo hubo unos instantes de duda en el tercer cuarto, pero ocho puntos consecutivos de Hunter volvieron a dejar claro que el Manresa no tenía la más minima opción en este partido y debía limitarse a asistir al festival del equipo murciano, que en ningún momento bajó su intensidad defensiva y permitió que los jugadores de banquillo del Polaris dispusieran de más minutos de los habituales, oportunidad que no desaprovecharon.

La figura: Juanjo Triguero. Aunque no fue el jugador que firmó mayor valoración realizó un primer cuarto demoledor con el que ayudó decisivamente a romper el partido y comerle la moral a los pívots rivales. Ni siquiera hizo falta que jugara los últimos 15 minutos de partido y pese a ello en 20 minutos anotó 10 puntos, capturó 5 rebotes y dio tres asistencias, una de ellas por la espalda en pleno contraataque.

El Polaris se mide al Ricoh Manresa, un rival con trampa

Durante el partido tendrá lugar la II campaña de recogida de alimentos entre los aficionados, que serán repartidos entre los más necesitados
Polaris: Thomas (13), Gavel (4), Hunter (9), Kammerichs (15), Triguero (5).
Banquillo: Gavel (4), Robles (6), Marco (8), Risacher (10), , García (14), Opacak (55) y Reiner (25), Fajardo (12),.
Entrenador: Manuel Hussein
Ricoh Manresa: Rodríguez (6), Martínez (5), Sánchez (12), Rubio (16), Asselin (8).
Banquillo: Grimau (4), Hernández (11), Callahan (13), Alzamora (14), Espil (20), Walsh (44).
Entrenador: Jaume Ponsarnau
Árbitros: De La Maza, Fernández Giménez y García Leal
Hussein ha calificado acertadamente al choque de esta mañana entre el Polaris y el Ricoh Manresa (12:30. La 7) como un “partido trampa”. El hecho de que el equipo de Ponsarnau sea un recién ascendido, teórico rival directo del conjunto murciano, unido a la fortaleza que muestran los locales en su pista, podría despertar un exceso de confianza en un Polaris que derrotó al poderoso TAU en su último partido en casa. “No podemos pensar que somos inaccesibles en nuestra pista, sería un error”, advertía el pasado viernes el técnico polarista.

Pensar que el equipo catalán es muy accesible no es realista. De los cinco partidos ganados por el Ricoh Manresa dos de ellos han sido fuera de casa, contra el Fuenlabrada y el TAU, lo que les convierte en un enemigo temible en su visita a Murcia, capaz de amargarle la navidad a los de Hussein.

Aunque buena parte de la plantilla manresana ha pasado esta semana por la enfermería la única duda seria del equipo catalán es la del pívot Josh Asselin. La enfermería polarista anda tranquila estos días, con lo que los problemas para Hussein se centran exclusivamente en el aspecto táctico. Cada vez parece más claro que los galones del equipo de Hussein giran en torno al trío Thomas, Hunter y Triguero, los tres jugadores más en forma del equipo murciano, únicos en promediar más de 10 puntos anotados y de valoración, lo que les hace sumar entre los tres el 60% de la aportación de toda la plantilla polarista.

Hoy deberían aprovechar Reiner y Risacher para reivindicarse como jugadores importantes en este equipo, especialmente el norteamericano, que no termina de cuajar buenos encuentros en un Polaris que tiene muchos problemas de solidez interior cuando Triguero ha de pasar por el banco. Fajardo y Kammerichs tampoco han aportado hasta ahora al pívot de Gandía (que hoy cumple 24 años) todo el respaldado que se esperaba, lo que hace más necesario aún que un segundo pívot asuma más responsabilidad en el juego interior del Polaris.

Aprovechando las fechas navideñas la Zona pimentonera, pricipal peña polarista, ha organizado la II campaña de recogida de alimentos e invita hoy a los aficionados a colaborar trayendo de casa alimentos no perecederos, que serán repartidos entre los más necesitados a través del Asilo de las Hermanitas de los pobres.

Manresa. Recién ascendido pero veterano en ACB
LAS CLAVES
Frenar las penetraciones exteriores del Manresa. El juego exterior del Manresa se caracteriza por atacar el aro rival con penetraciones muy agresivas, con las que consiguen tiros cercanos al aro y fuerzan muchas faltas personales.
Controlar el exceso de confianza. El Polaris se aferra cada vez más a la fortaleza que muestra como local para paliar su triste imagen como visitante, pero un exceso de confianza ante un supuesto rival asequible podría ser letal.
Encontrar más referentes polaristas. Thomas, Hunter y Triguero acaparan las acciones positivas del Polaris, pero para que este equipo mejore necesita que más jugadores eleven su aportación.

Pese a tratarse de un recién ascendido el Ricoh Manresa no es precisamente un novato en la ACB, ya que son 17 las temporadas en la máxima categoría española, en las que cuenta con un campeonato de la ACB y también un descenso, hace un par de temporadas, para en su único paso por la liga LEB lograr el ascenso a la primera.

El rival que hoy se mide con el Polaris se caracteriza por repartir mucho sus números. Cinco de sus jugadores se mueven en la barrera de los 10 puntos de valoración. Su ataque se basa en la rapidez y suelen hacer mucho daño con las penetraciones exteriores, como se refleja en el hecho de que sea el equipo que más faltas recibe de toda la liga (24,2).

El Ricoh Manresa hace un juego muy rápido, lo que les permite tener el tercer mejor ataque de la liga ACB (81,17 puntos por partido), aunque su defensa es la segunda que más puntos encaja (82,5). Uno de los puntos fuertes de este equipo es que pierde pocos balones, pues es el tercero que menos pierde, con 12,9 por partido, si bien el Polaris no anda lejos, siendo el quinto equipo de esta clasificación con 13,3 pérdidas.

El pívot Josh Asselin, un experimentado jugador en LEB, es el jugador que mejores números ofrece en este equipo, sumando más de 13 puntos, 5 rebotes y 14 de valoración, aunque su rol no es el de jugador estrella. Rafa Martínez, un base-escolta que lleva ya cinco años en Manresa es uno de los puntales del Manresa y este año promedia más de 14 puntos y 13 de valoración. También aportan mucho a este equipo el base Javi Rodríguez, que vuelve a jugar a buen nivel tras varios años con serias dudas en su juego, y el alero Walsh, muy peligroso desde en el lanzamiento exterior, así como el pívot Guillem Rubio, un jugador que ha desarrollado toda su carrera profesional en este equipo, promediando este año 9 puntos y 4 rebotes. El encargado de dar relevos e intensidad en el juego interior es el veterano Alzamora. El alero Callahan suma desde el banquillo, junto con el ex de Alicante Berni Hernández en el puesto de base. Jordi Grimau, Diego Sánchez y el veteranísimo Espil son los jugadores menos utilizados por Ponsarnau, el entrenador más joven de la ACB, un hombre de club que pasó a ser primer entrenador la temporada pasada tras el cese de Oscar Quintana y lograr un brillante ascenso, lo que le valió para seguir en el puesto de primer entrenador.

18 dic. 2007

El Torrevieja se retira de LEB Bronce por falta de dinero

Se veía venir desde hace unas semanas, pero pese a lo anunciado y un desesperado llamamiento de última hora a las instituciones de Torrevieja para salvar la nave, parece que ha sido el tropezarse con un patrocinador fantasma lo que ha hecho que los jugadores, tras dos meses sin cobrar, hayan decidido abandonar la competición.

Una lástima que desaparezca este equipo, como pasó con el Cartagena. Además de por el reciente fichaje del bueno de Quini García, le venía haciendo cierto seguimiento al Torrevieja, más que nada porque en él jugaba alguien a quien estimo muchísimo: Xavi Sánchez, mucho más que un gran jugador de baloncesto para los que hemos seguido el CB Murcia (y lo que quiera que sea ahora) durante toda la vida. Y el Polaris jugando con Gavel de escolta...

Parece que cada vez es menos rentable esto del baloncesto como negocio. Bueno, en realidad parece que nunca lo fue demasiado, y que tendrá que seguir siendo la espada de Damocles de este deporte que nos lleva locos a unos cuantos.

En fin... La nota del club:
La junta directiva del club, de común acuerdo con los jugadores y cuerpo técnico, ha decidido retirar los equipos de LEB Bronce y circuito Sub´20 de sus respectivas competiciones.
LEB Bronce (viernes, 14 de diciembre de 2007).- Tras una semana de intensas reuniones en la que no se ha conseguido nada positivo, la junta directiva del club ha decidido , en consenso con los miembros de la plantilla, retirar a los equipos de LEB Bronce y circuito sub´20 de la competición. Esta difícil decisión se ha tomado tras la imposibilidad de conseguir nuevos apoyos económicos que pudieran reconducir la crítica situación en la que se encuentra nuestro club

10 dic. 2007

Hussein: “Hemos jugado en las situaciones finales con más cabeza que habitualmente”

CRÓNICA DE VESTUARIOS

Cuando Hussein llegó a la rueda de prensa se le veía no sólo feliz, sino que incluso parecía más grande que de costumbre, y es que no todos los días se le gana a uno de los grandes de Europa. Tenía claro Hussein que el comienzo de su equipo no fue demasiado acertado y que hubo de echar mano de las rotaciones para remediarlo. “Hemos hecho un comienzo malo, demasiado fríos mentalmente en vez de ir a por el partido. Hicimos que el TAU se metiera en el partido, jugando situaciones de canastas interiores rápidas y fáciles por nuestra endeblez defensiva. En ataque estábamos espesos, pero cambiamos la dinámica moviendo el banquillo. Estábamos teniendo problemas de ajuste en el rebote defensivo por los cambios contínuos”, declaró Hussein, para quien la clave del partido estuvo en el cambio de mentalidad obrado en la segunda parte. “Salimos mucho más agresivos, arriesgamos más, fuimos más directos a la canasta, hicimos los cambios más agresivos, sobre todo con sus tiradores. Ante la defensa del TAU hemos conseguido ventajas físicas por cambios grandes-pequeños y ello nos ha llevado a hacer muchos tiros libres, en los que hoy hemos estado muy acertados”.

"Yo no quiero que los árbitros nos regalen, pero tampoco que nos quiten, sólo que nos respeten"
Pero la clave estuvo en el aspecto psicológico, con dos momentos clave, el triple de Gavel que ponía arriba a su equipo y la entrada en pista de Oscar García, que contagió a su equipo con su pundonor. “Se produce un cambio cuando nos ponemos arriba con la canasta de Gavel, el equipo se convence de que puede ganar y el TAU empieza a ver que la cosa se le complica. Hemos jugado con más cabeza que habitualmente en las situaciones finales. Oscar García entró porque necesitábamos alguna aportación interior diferente. Nos costaba anotar desde dentro, había que tener alguna alternativa para abrir su defensa y permitir las penetraciones de Hunter y Thomas. Con Oscar su defensor ha de estar pendiente o la mete de fuera. También ha cogido algunos rebotes que nos han dado la vida. Oscar siempre me ha inspirado confianzan, pero tenemos cinco pívots y no tengo minutos materiales para los cinco. Fede no estaba mal físicamente, pero no vi que fuera hoy su día” reconoció el técnico grancanario.

Pese a la victoria Hussein no pudo disimular su disgusto con la actitud de los árbitros. “A veces tengo la sensación de que no nos respetan los árbitros. No me parece normal que a mí me amenacen de técnica ya en la primera jugada y no le digan una palabra al entrenador rival, y eso afecta y molesta, yo no quiero que me regalen, pero tampoco que nos quiten, sólo que nos respeten”, criticó el entrenador polarista.
Para el entrenador del Polaris el momento más crítico “fue la cuarta falta de Thomas, entonces jugamos a que Hunter jugara situaciones de 1c1 con el balón en las manos desde el primer momento”, analizó Hussein, quien volvió a dejar claro que la Copa del Rey no es nunca el objetivo: “No nos planteamos la Copa. Eso no significa falta de ambición, pero ahora me preocupa más el ganar fuera, mientras no tengamos eso no me planteo la Copa. No puedo vender humo”, finalizó Hussein.

Por su parte, el entrenador croata del TAU, N. Spahija asumió su responsabilidad en el mal momento de su equipo y no quiso buscar excusas a la derrota. “Quiero felicitar al equipo de Murcia por su gran victoria. Han jugado con paciencia y esperaron al momento adecuado”. No quiso Spahija hablar de crisis de forma explícita. “No ocurre nada especial con el Baskonia, es uno de los mejores equipos europeos, pero en este momento estamos en un agujero negro, pero seguiremos siendo fuertes y ganaremos, pero como entrenador no sé decir cuándo. Me es imposible entender porqué tuvimos 20 tiros libres menos, pero nunca busco excusas, es fallo mío, no de los árbitros. No me quejo, pero nosotros tuvimos sólo un día para preparar el partido y el Polaris dispuso de una semana, pese a ello la defensa que hicimos fue mejor que contra el Zalguiris, aunque el resultado ha sido el mismo al final”, analizó el técnico baskonista, quien no tiene claro qué ocurrirá con Johnson, quien finaliza contrato esta semana. “Tengo que estudiar la situación con el presidente antes de tomar una decisión. El club no puede continuar así, es uno de los mejores de Europa, pero no puedo hablar aún de los nombres de jugadores y detalles. No tengo nada que objetar a Johnson, pero estuvo un mes lesioando” finalizó Spahija.

9 dic. 2007

La fe del Polaris doblegó al TAU (88-82)

La fe de los jugadores del Polaris World Murcia en la victoria decantó el encuentro del bando local en un partido en el que fue el TAU el que empezó marcando las primeras diferencias en el marcador. Bajó su agresividad el equipo vasco en ambas canastas en la segunda parte, al tiempo que el Polaris se crecía y terminaba haciéndose con la victoria, lo que situa al TAU en una delicada situación tras perder cinco partidos consecutivos, tres de ellos en ACB.

En los primeros minutos los de Hussein se lo pusieron fácil al TAU. La defensa de ayudas y constantes cambios en los bloqueos que esgrimían los locales no fueron suficientemente rápidas e intensas como para disuadir a los de Spahija de acercarse al aro polarista, en el que anotaban con cierta facilidad.

Una mejora en los ajustes defensivos locales para llegar a tiempo a las ayudas junto con el plus de intensidad que aportó Oscar García, el jugador que menos juega en el Polaris, cuyo pundonor contagó a defensa local, además de un triple de Gavel hicieron cambiar la dinámica del partido. Triguero empezó a llegar a todas las ayudas y a dificultar todos los lanzamientos de los rivales, no sólo bajo canasta sino también punteando con éxito los lanzamientos exteriores de Rakocevic o Prigioni.

En los minutos finales el Polaris logró ponerse arriba en el marcador y pudo jugar la baza de la defensa unida a la de la precipitación de su rival, que no siempre eligió la mejor opción ni momento para efectuar sus lanzamientos. Hunter fue entonces el protagonista de las acciones ofensivas de su equipo, especialmente cuando Thomas tuvo que pasar por el banquillo al cometer su cuarta falta personal. La agresividad ofensiva del alero norteamericano le permitió ir muchas veces a la línea de tiros libres, donde tanto él como Triguero y Thomas estuvieron acertados.

Aunque Spahija no quiere hablar de crisis y alude a “un agujero negro” para justificar la racha de cinco derrotas consecutivas, la de hoy ante el Polaris World Murcia pone al Baskonia en una situación comprometida. Pese a que no disputó un mal encuentro no está clara la situación futura de Johnson pues “el Baskonia es uno de los equipos más importantes de Europa y las cosas no terminan de salir”, declaró el entrenador croata en alusión al posible relevo del norteamericano.

La figura: Triguero. El trabajo de Triguero es inmenso, aporta muchísimas cosas que no se reflejan en las estadísticas, sus ayudas enturbian el ataque rival, y pese todo anotó 14 puntos, caputró 9 rebotes puso dos tapones (rozó unos cuantos balones más) para una valoración de 22 puntos.

El Polaris recibe a un TAU herido

Mientras el Polaris ha perdido sus últimos tres partidos, el TAU ha hecho lo propio con sus cuatro encuentros de las últimas dos semanas.

Polaris: Thomas (13), Gavel (4), Hunter (9), Kammerichs (15), Triguero (5).
Banquillo: Gavel (4), Robles (6), Marco (8), Risacher (10), , García (14), Opacak (55) y Reiner (25), Fajardo (12),.
Entrenador: Manuel Hussein
TAU: Planizic (10), Rakocevic (8), Mickeal (33), Teletovic (12), Splitter (21)
Banquillo: Prigioni (5), García (6), Vidal (9), Fernández (11), Jasaitis (13), Johnson (43), McDonald (45).
Entrenador: N. Spahija
Árbitros: Martín B., Araña y Munar


Grupo Begar León, CSKA Moscú, iurbentia Bilbao y Zalguiris son los últimos rivales del TAU Vitoria, contrincante de esta mañana del Polaris, pero también son todos ellos partidos perdidos por el equipo vasco de forma consecutiva en las últimas dos semanas. Mal día para que los de Hussein intenten sorprender al TAU, un equipo herido que tratará de hacerle pagar al Polaris por los platos rotos de esta mini crisis baskonista.

Si mal anda el TAU no es que esté el Polaris para muchas fiestas, pues también cuenta por derrotas sus tres últimos encuentros: las visitas a León y Badalona y el partido en casa frente al Real Madrid, con el agravante de no poder exhibir como argumento la imbatibilidad en casa, rota hace 15 días por el equipo capitalino. Tendrá que conformarse el conjunto de Manolo Hussein con el aval de ser, si no imbatible, sí un equipo muy serio cuando juega en su feudo, nada que ver con el desdibujado conjunto que se puede ver fuera del Palacio de Deportes.

Triguero sigue jugando a un nivel excepcional, Thomas se va asentando como base y Hunter brilla intermitentemente
En el Polaris Pedro Robles será baja, aún convaleciente de los problemas musculares que sufrió frente al Real Madrid. Los de Spahija llegan sin lesiones pero con importantes dudas acerca de su juego tras cuatro derrotas consecutivas cosechadas por un equipo llamado a ganarlo todo, si bien el propio entrenador croata reconoce aún no está en los momentos decisivos de su temporada. La única baja del Baskonia es la habitual de Singleton, quien no llegó a debutar en ACB y aún tiene un largo periodo de recuperación por delante para superar su grave lesión de rodilla.

Hussein insiste en que a él lo que le preocupa es su equipo, pero deberá ingeniárselas para frenar a un rival con un altísimo potencial, especialmente ofensivo, y con un banquillo muy amplio y polivalente pese a haber perdido a su gran estrella, Luis Scola, ahora en las filas de los Houston Rockets de la NBA.

La buena noticia por parte del Polaris es que Triguero sigue jugando a un nivel excepcional, Thomas se va asentando como base y Hunter brilla intermitentemente. Pocos jugadores, sin embargo, para tirar del carro polarista. Más de uno, como reclamaba esta semana Hussein, deberá dar un paso al frente y asumir galones, como es el caso del francés Risacher o el norteamericano Jared Reiner, jugadores cuya aportación no está siendo la esperada al inicio de temporada.

El colchón de cuatro victorias con el que cuenta el Polaris le permite jugar con cierta tranquilidad, pero una nueva derrota en la mañana de hoy llevaría la racha a cuatro partdos perdidos y, lo que es peor, transmitiría a los rivales, y quién sabe si a los propios jugadores polaristas, la sensación de que la pista del Polaris no era tan inespugnable como parecía.

TAU. Una gran plantilla que aún no funciona

LAS CLAVES
Que no despierte el TAU. Las opciones del Polaris pasan por tener todo el partido controlado a su rival, que de escaparse en el marcador difícilmente daría opciones.
Poder mental. La fortaleza psicológica de los hombres de Hussein será un aspecto fundamental para soportar las acometidas de un equipo tan poderoso como el TAU.
Rebote defensivo. Aunque Triguero está siendo el máximo reboteador de la liga, el resto del equipo deberá poner de su parte para no darle segundas opciones a un rival tan peligroso como el TAU.
Leer que Prigioni, Sergi Vidal, Johnson, Jasaitis y McDonald no son los titulares sino el banquillo del TAU es como para poner nervioso a cualquiera que deba enfrentarse a este equipo, un equipazo pese a la pérdida de su gran figura, Luis Scola. Sin embargo, no está funcionando todo lo bien que debiera el equipo dirigido por el croata Spahija, especialmente en cuanto al aspecto defensivo, pues los baskonistas están dando hasta ahora muchas facilidades para que anote su rival.

Tras la salida del argentino Scola no ha cambiado sustancialmente el principal motor anotador del TAU, que sigue basándose en el talento de sus jugadores y en el clásico movimiento de pick&roll (lo que lo que en español siempre se ha denominado ‘bloqueo y continuación’) que interpreta magistralmente Prigioni (9 puntos y 5,5 asistencias por partido), este año con Tiago Splitter como principal acompañante en este clásico movimiento que, pese a su simplicidad, si se realiza con la maestría que demuestra el base argentino sigue siendo complicado de frenar por cualquier defensa por muy avisada que esté. El hecho de que Teletovic sea ahora titular y anote muchos lanzamientos de tres puntos genera muchos espacios para el juego interior con Splitter y McDonald, quienes pueden resolver en el uno contra uno sin apenas recibir ayudas defensivas.

Es precisamente Splitter el jugador que más importancia ha ganado tras la salida de Scola. El brasileño está promediando 12 puntos y 5,4 rebotes, para irse a más de 15 tantos de valoración. También ha ganado muchísima confianza Teletovic, un pívot peligrosísimo en el lanzamiento exterior quien este año está jugando 30 minutos, siendo importante también en defensa y rebote. El base Planizic no termina de explotar sus casi dos metros de altura y excelentes recursos técnicos para ser un jugador dominante en esta liga, aunque no son nada despreciables los 9 puntos que promedia esta temporada. El máximo anotador del TAU está siendo el escolta Rakocevic, con más de 15 puntos por partido. De los jugadores que siguen del año pasado Vidal es el único español en este equipo que juega habitualmente, con un papel muy reducido en ataque, aunque su aportación defensiva es siempre importante.

Como cada año el TAU se ha reforzado excepcionalmente. Empezó la liga con el culebrón McDonald, que a punto estuvo de poner del revés la competición por un asunto de pasaportes y matrimonios con el amor en entredicho. El norteamericano no parece haber recuperado la confianza perdida por el asunto extradeportivo o por la escasez de minutos con la que está contando, pues apenas anota 9 puntos en los 18 minutos que disputa, una aportación inferior a la que ha venido promediando en sus cuatro temporadas en la ACB. Aunque algo irregular hasta ahora, el norteamericano Pete Mickeal va poco a poco dando muestras del jugador que fuera MVP de la ACB en la temporada 2005-06. El lituano Jasaitis, en las filas del Maccabi de Spahija la pasada campaña, se caracteriza por contar con un fantástico lanzamiento de tres puntos, y de hecho lanzar de tres puntos es casi lo único que hace en los menos de 10 minutos que juega. El norteamericano Johnson no está aportando gran cosa y es posible que hoy juegue su último partido con el TAU, al expirar el contrato temporal que tiene.
Grandes mimbres los des este TAU que aún espera su momento para explotar y adquirir el nivel que se le supone.

El TAU, el equipo con menos españoles de la ACB

Dos españoles militan en el equipo vasco, pero sólo Vidal juega asiduamente

Un argentino, un serbio, un croata, un bosnio, un lituano, cuatro estadounidenses, un español y… un hombre-cupo. No es una reunión de la ONU, sino la plantilla del TAU Vitoria, el equipo con menos españoles de la ACB, una liga en la que tampoco es que abunden los jugadores nacidos en España. En el equipo de Vitoria el único español que juega habitualmente es Sergi Vidal, mientras que Lucho Fernández apenas ha jugado 10 minutos en toda la liga. Aún así, es posible que al lector no le salgan las cuentas, pues son al menos cuatro los españoles que han de figurar en una plantilla ACB. En el caso del rival de esta semana del Polaris las otras dos fichas obligatorias de jugador español las ocupan Tiago Splitter, que posee la doble nacionalidad brasileña y española, y Prigioni, la española y la argentina.

Es sorprendente que en una liga en la que son los jugadores españoles los que están marcando las diferencias (Gasol, Triguero, Rudy Fernández, Ricky Rubio, Felipe Reyes, Mumbrú…) las preferencias de los directores deportivos no suelan apuntar al mercado nacional. Esa pauta es casi un rasgo distintivo de este club con Querejeta como presidente, jugando siempre con los pliegues de las normativas para eludir incluso los cupos mínimos de jugadores nacionales, llegando este año a inscribir al estadounidense McDonald como nacional asimilado merced a una boda con una española que a punto estuvo de condicionar el inicio de la liga. Desde esta perspectiva resulta curioso que la ACB deba hacerle hueco la próxima temporada al Obradoiro, precisamente porque en su día el Juver Murcia alineara a Esteban Pérez, un hispano-argentino que resultó ser simplemente argentino.

Sergi Vidal, el único español que juega habitualmente en el TAU, está promediando esta temporada 21 minutos por partido, en los que aporta unos cuatro puntos, centrando su juego en la defensa. Lucho Fernández desempeña básicamente una función de relleno o jugador-cupo, pues su aportación, aparte de la de contar con un pasaporte español, se ha limitado esta temporada a 10 minutos de juego repartidos en dos encuentros. Sí tienen más protagonismo los jugadores foráneos. Encabeza la lista de minutos disputados el bosnio Teletovic, quien promedia 30 minutos de juego y 12 puntos por partido, aderezados con 5 rebotes. El máximo anotador del equipo es el serbio Rakocevic, promediando más de 15 puntos en 27 minutos de juego. Para repartir 5,5 asistencias y anotar casi 10 puntos el argentino Prigioni emplea 26 minutos. El MVP del TAU es el hispano-brasileño Splitter, quien en 26 minutos promedia 15 puntos de valoración, sumando más de 5 rebotes y 12 puntos. El mejor de los norteamericanos del TAU está siendo Mickeal gracias a sus más de 9 puntos y más de 7 rebotes capturados en los 23 minutos que suele estar en la pista. Quien parece haber perdido protagonismo respecto a la temporada anterior está siendo el croata Planizic, pues este año disputa menos de 20 minutos y suma unos 9 puntos. El asimilado McDonald empezó la liga con mal pie, posiblemente descentrado por la polémica que levantó su ficha como asimilado, y está sumando algo más de 9 puntos y 3 rebotes en 18 minutos. Menos minutos está disputando el norteamericano Johnson, quien apenas está 10 minutos en la pista en cada encuentro, y el lituano Jasaitis, quien en sus 7 minutos por partido suele limitarse a lanzar un par de triples.

La internacionalidad del TAU, no obstante, tiende a crear escuela en la ACB, toda vez que año tras año, pese a la Torre de Babel del vestuario baskonista, termina siempre disputando las grandes competiciones. Este año ya ha tenido algún contratiempo el TAU, que lleva perdidos tres partidos de liga y dos de Euroliga, concentrando tres derrotas en dos semanas. Demasiados reveses a estas alturas para un aspirante a ganarlo todo. No deberá esperar el Polaris facilidades de este león herido.

7 dic. 2007

Cambio de estado civil

No sé si se lo había comentado a vds. pero no hace mucho que ingresé en el club de los casados. No suelo hacer muchos comentarios sobre mi vida personal, pero por esta vez creo que está justificado.

1 dic. 2007

Difícil compromiso del Polaris ante el Joventut de Rudy Fernández y Ricky Rubio

Robles será baja y Kammerichs tiene molestias en una mano, pero el principal enemigo del Polaris ante el líder de la ACB es su irregularidad fuera de casa
Polaris: Thomas (13), Gavel (4), Hunter (9), Kammerichs (15), Triguero (5).
Banquillo: Gavel (4), Robles (6), Marco (8), Risacher (10), , García (14), Opacak (55) y Reiner (25), Fajardo (12),.
Entrenador: Manuel Hussein
DKV Joventut: Mallet (99), Rubio (9), Barton (11), Jagla (14), Moiso (22)
Banquillo: Ribas (4), Fernández (5), Popovic (15), Hdez Sonseca (16), Laviña (18), Tomas (19), Baxter. (6)
Árbitros: Mitjana-Bultó-Soto
Palau Municipal Olimpic de Badalona. 20.00 h.

La fantástica imagen del Polaris en su compromiso frente al Real Madrid debería ser un buen presagio para el enfrentamiento que esta noche le mide con el otro colíder de la ACB, el DKV Joventut. Sin embargo, el partido se disputa fuera de casa, lo que rebaja sensiblemente las espectativas del aficionado más avisado, conocedor del cambio que experimenta su equipo cuando se sube al autobús y emprende un desplazamiento para jugar lejos de Murcia. Bien haría la expedición del Polaris World Murcia en dejarse abandonada en una gasolinera a la ‘pájara’ que parece haberse hecho miembro fijo de la plantilla cuando de un desplazamiento por la geografía española se trata. Solo así parece posible derrotar a un fantástico DKV Joventut que no sólo es líder, sino que solventa sus partidos de forma contundente, anotando 14 puntos más de media que sus rivales.

Hussein no podrá contar con Pedro Robles para este partido, pues el escolta estará de baja hasta la próxima semana por el problema muscular sufrido en el pasado encuentro frente al Real Madrid. También anda algo tocado Federico Kammerichs, aquejado de molestias en una mano, aunque esta noche podrá jugar sin grandes problemas. Por parte del DKV hay una baja y un alta. Flis no pisará la cancha debido a una lesión en el hombro, mientras que el norteamericano Baxter podrá al fin debutar con la ‘Penya’, tras pasar un par de meses en una cárcel de su país.

Aunque la pasada semana pudimos ver por primera vez a Gavel jugando unos minutos en el puesto de base, es previsible que la nueva lesión del Robles propicie que Hussein vuelva a asignar al eslovaco al puesto de escolta y sea Marco quien dé descanso a Thomas en el puesto de director de juego. Las molestias del argentino Kammerichs podrían restarle algún protagonismo en cancha en beneficio de Fajardo y, sobre todo, de Reiner, quien ya disputó buenos minutos en los dos últimos partidos, demostrando buena sintonía con Triguero, con quien forma una pareja que da gran consistencia al juego interior su equipo. El pívot de Gandía, por su parte, se consolida como el máximo reboteador de la ACB (más de ocho por partido) además de ser el quinto jugador más valorado de toda la liga (17 puntos de valoración) y haberse convertido ya en un pilar fundamental de la defensa polarista, que gana muchos enteros con Triguero en pista y sufre cuando éste ha de pasar por el banquillo.

El principal problema para derrotar al Joventut es el de siempre, y hasta los jugadores polaristas son conscientes de ello, pues a domicilio el Polaris World Murcia apenas ha logrado un 11% de victorias a lo largo de su historia en enfrentamientos con los actuales equipos de la ACB (14 victorias en 126 encuentros). Pero como ocurre en cada partido, no existe ningún factor objetivo con suficiente peso como para justificar un menor rendimiento de este equipo cuando juega en pista de su rival: las maderas del parquet tienen consistencia similar, el aro está a la misma altura y los desplazamientos no son hoy en día especialmente fatigosos. Lo normal sería que el DKV impusiera la ley del rodillo ante un Polaris que fuera de casa pierde muchos enteros, pero también es cierto que si este deporte se rigiera sólo por la lógica no sería necesario jugar los partidos y ganarían siempre los mismos.

Espectáculo, ritmo y eficacia

LAS CLAVES
Subir el balón. Los de Aíto presionan en todo el campo. Frente a una presión parecida del Real Madrid Fede Kammerichs rompió fácilmente la presión siendo él quien subiera el balón.

Consistencia. No puede permitirse el Polaris el lujo de tener un bajón durante el partido. Cualquier equipo ACB sacaría partido de esa ventaja, pero el DKV Joventut es de los que aplastan en esas situaciones.

Tiro exterior.
No basta con hacer una buena circulación de balón. Si los lanzamientos exteriores no entran, además de no anotar el rival termina cerrándose y limitando también las opciones de los jugadores interiores.

Nadie diría que el DKV Joventut ha cambiado media plantilla al ver su estilo de juego y rendimiento: ritmo vertiginoso, defensas asfixiantes en todo el campo y juego vistoso en ataque como ingredientes que dotan de eficacia al juego del colíder de la ACB. Los mejores refuerzos que el Joventut ha realizado esta temporada han consistido en lograr la permanencia de Ricky Rubio y de Rudy Fernández, quien decidió aplazar el salto a la NBA para jugar un año más con la Penya al tiempo que intenta grandes gestas en la ACB. Lo cierto es que el equipo catalán va por el buen camino, ya que no sólo vence y es colíder de la ACB, sino que la mayoría de sus victorias son incontestables y regadas con grandes dosis de espectáculo.
El tándem mágico formado por Ricky y Rudy acumula un año más de experiencia y conjunción, lo que les convierte en aliados letales tanto a la hora de acosar al rival en defensa como de atacar el aro. Rubio crece partido a partido, y ya está en niveles de MVP y llamando a las puertas de la selección, y no la junior, que es la que correspondería a sus 17 años, sino que ya es un firme candidato a ponérselo complicado a Pepu Hernández a la hora de confeccionar la lista Olímpica para los juegos de Pekín. En la NBA ya se frotan las manos esperando al draft del 2009, para el que muchos apuntan a que figure el nombre de Rubio en lo más alto de la lotería. Mientras, Rudy va consagrándose como figura en Europa antes de dar el salto a la NBA con garantías, posiblemente ya este próximo año. Entre los dos jóvenes jugadores suman este año una media de 33 puntos, siete asistencias y 4,5 recuperaciones, con una valoración de más de 40 puntos entre ambos, pues ocupan el segundo y tercer puesto en la tabla de valoración, sólo por detrás de Marc Gasol (25,6), y por delante de Lakovic (18,6) y Triguero (17).
No sería justo centrar el éxito del equipo catalán sólo en estos dos jugadores, pues si de algo se nutre la Penya para estar en lo más alto de la clasificación es precisamente del trabajo en equipo, empezando por la sabia dirección en el banquillo del decano de la ACB, García Reneses, y siguiendo por la aportación colectiva e individual del resto de componentes de la plantilla.
El caso más curioso entre las incorporaciones de esta temporada es la del ‘pistolero’ Baxter, jugador que realizó la pretemporada con el equipo badalonés pero que tuvo que regresar a su país para ponerse al día con la justicia norteamericana y pasar unos meses en la cárcel, condenado por reincidencia en la posesión y uso indebido de armas de fuego (fue detenido disparando su pistola cerca de la Casa Blanca). Ahora, tras recuperar la forma física, el pívot norteamericano debutará al fin con su equipo en la ACB.
Están rindiendo a gran nivel todos los fichajes realizados este año por el Joventut. Hernández Sonseca ha encontrado en Badalona la confianza y acierto que le faltó en el Real Madrid; el alemán Jagla ha resultado ser un joven jugador con buena mano que recuerda a un Dirk Nowitzki a menor escala; Moiso es un gladiador bajo tableros que sabe aprovechar su gran físico; el norteamericano Mallet es un base con facilidad anotadora que ayuda también en defensa; el otro fichaje es Popovic, un pívot que llegó como parche temporal pero que se ha ganado la confianza del técnico y una renovación de contrato para toda la temporada. También siguen del año pasado Lubos Barton, un alero polivalente y completo que puede sumar en muchas facetas del juego, capaz de jugar por fuera y en la pintura, anotar, rebotear y defender; Laviña aporta combatibidad e intensidad en el perímetro; el joven Pau Rivas se ha ganado un contrato profesional y está aprovechando las oportunidades que le brinda Aíto de compartir la dirección del equipo con Mallet y Rubio; el hispano ruso Flis, ahora lesionado en un hombro, debe demostrar esta temporada que tiene la experiencia suficiente para ganarse un puesto en las rotaciones, aunque este año la competencia en los puestos interiores está siendo muy alta.