19 ene. 2008

El Polaris inicia la segunda vuelta visitando a un crecido MMT Estudiantes

Polaris: Thomas (13), Hunter (9), Risacher (10), Kammerichs (15), Triguero (5).
Banquillo: Gavel (4), Robles (6), Marco (8), García (14), Opacak (55) Reiner (25), Fajardo (12).
Entrenador: Manuel Hussein
MMT Estudiantes: Sánchez (8), Lorbek (18), Suárez (15), Pietrus (11), Potapenko (9)
Banquillo: Morandais (7), Jasen (14), Martínez (20), Young (21), Lewis (22), Beirán (33).
Entrenador: Velimir Perasovic
Empieza la segunda vuelta de la ACB para el Polaris enfrentándose a un crecido MMT Estudiantes, que llega enrachado tras ganar tres de sus cuatro últimos partidos. La llegada de Perasovic ha supuesto el revulsivo que esperaban los estudiantiles, que ya ven a su equipo fuera de los puestos de descenso tras un desastroso inicio con una victoria en nueve partidos.

Para el equipo murciano la contundente victoria ante el AXA Barcelona ha supuesto una bocanada de aire fresco. Sin embargo, la mala noticia para el equipo murciano no es sólo la buena racha del conjunto estudiantil, que ya de por sí es preocupante, sino el hecho de que el encuentro se celebra en la cancha del MMT Estudiantes, factor que, hasta el momento, se ha mostrado decisivo a la hora de dictaminar los resultados del equipo murciano fuera de casa, saldados siempre con derrota desde hace más de un año.

Si el equipo de Hussein inicia el partido consiguiendo cierta renta en el marcador tampoco debería echar las campanas al vuelo, pues los dos últimos encuentros del MMT Estudiantes se iniciaron con importantes desventajas para los estudiantiles y terminaron con importantes remontadas, especialmente espectacular en el caso del partido frente al ViveMenorca, en el que la remontada fue de 27 puntos y en la cancha insular. Hussein intenta afrontar con optimismo el encuentro incluso si vinieran mal dadas al principio: “si hay momentos del partido en el que se pone la cosa difícil hay que estar metidos en el partido porque no podemos relajarnos y tirar la toalla, para ser capaces de reaccionar ante situaciones adversas. Necesitamos ganar fuera de casa ya”, manifestó el técnico polarista en rueda de prensa.

El precedente de la primera vuelta se saldó con una contundente victoria para Polaris en el Palacio de Deportes por 87 a 70, encuentro en el que Fajardo firmó un gran partido (16 puntos y 12 rebotes), bien secundado por Thomas (16 puntos y 6 asistencias), mientras que por el bando estudiantil sólo Jasen (14 puntos) y Lewis (15 puntos) opusieron cierta resistencia.

Parece que varios jugadores del Polaris empiezan a entonarse. Risacher demostró frente al AXA Barcelona que si dispone de minutos puede ser un pilar importante en este equipo. Kammerichs es otro jugador que, tras el último partido, parece afianzar la regularidad de su rendimiento. Si estos dos jugadores se mantienen regulares los roles en el Polaris estarán algo más claros, lo que ayudará a la mejora del rendimiento general del equipo. Pero todo pasa por cambiar la imagen fuera de casa.


MMT Estudiantes. Remontando el vuelo con Perasovic


Duelo de autoestima. El Polaris mejoró su confianza al derrotar al AXA Barcelona. Por su parte, el MMT Estudiantes de Perasovic ha mejorado mucho su autoestima y tiene un juego y moral mucho más sólidos.

Juego de aleros al poste bajo. Tanto Jasen como Suárez han mejorado su juego con Perasovic y explotan su físico para llevar a su par al poste bajo, situación en la que Jasen ya hizo mucho daño en el partido de la primera vuelta.

Frenar el contraataque estudiantil. La mejora en la defensa del MMT Estudiantes le permite ahora recuperar más balones y correr en más ocasiones, recuperando así su característico juego veloz.
Tras un pobre balance de una victoria en nueve encuentros el MMT estudiantes, desde la llegada de Perasovic, ha ganado cuatro de los ocho partidos disputados desde entonces, y tres de los últimos cuatro. Todo ello incluyendo una gran remontada de 17 puntos contra León y otra de carácter épico de 27 puntos en Menorca, lo que tiene disparada estos días la moral del conjunto colegial.

Además de la llegada de Perasovic, una parte del éxito del nuevo Estudiantes pasa por la mejoría de su jugador franquicia, Jasen, que está promediando en los últimos tres partidos 16 puntos y 18 de valoración, mientras que hasta la llegada de Perasovic sus medias eran de 11 puntos y nueve de valoración. Otro jugador que ha cambiado su rol es Carlos Suárez, que ha pasado de jugar ocho minutos con De Pablos, sin apenas aportar nada al juego, a disputar 22 minutos, anotar nueve puntos y 10 de valoración desde la jornada 12, muy poco después de llegar Perasovic. Otro que ha mejorado es Lewis, que sigue anotando aproximadamente lo mismo pero con mayor acierto, lo que ha hecho pasar su valoración de 11 a 16.

El del conjunto colegial es, con el del León, el peor ataque de la ACB con 72 puntos. Tampoco brilla su juego de conjunto, pues es de los peores en asistencias (15º con 11 asistencias por partido) y el peor equipo en valoración (67). En tiro de tres puntos el Estudiantes es de los peores (15º con un 32%, aunque el peor de todos sigue siendo el Polaris con un 30%), igual que en rebotes pues sólo captura unos 30,7 por partido.

La llegada de Perasovic fue acompañada de algunos retoques en la plantilla. Salieron dos jugadores jóvenes, el escolta Urtasun, cedido al León, y el pívot Daniel Clark, también cedido en Lugo, y en sus puestos entraron el ex barcelonista Morandais y Potapenko respectivamente, quienes han dado algo más de solidez y experiencia al juego estudiantil. Pese a estos refuerzos siguen siendo los veteranos Lewis (12 puntos y 5,6 rebotes) y Jasen (11 puntos y 4,2 rebotes) los pilares de este equipo, secundados por el francés Pietrus (7 puntos y 5 rebotes). Algo irregular está siendo la aportación de Sergio Sánchez (9,4 puntos y 3,3 asistencias).