6 ene. 2008

El Polaris juega contra el Valladolid tras un año sin ganar fuera de casa

Grupo Capitol Valladolid. San Miguel (10), Pakamanis (7), Santos (15), Evtimov (12), Eley (99)
Banquillo: Gomis (4), De la Fuente (6), Rodríguez (8), Corrales (19), Pavlidis (21), Boddicker (30), Yebra (33).
Entrenador: Javier Imbroda
Polaris: Thomas (13), Hunter (9), Opacak (55), Fajardo (12), Triguero (5).
Banquillo: Gavel (4), Robles (6), Marco (8), Risacher (10), García (14), y Reiner (25), Kammerichs (15).
Entrenador: Manuel Hussein
Árbitros: De la Maza, García González y Soto Latorre
12.30 h. Polideportivo Pisuerga. Valladolid
Un año en blanco. Eso es lo que lleva el Polaris en lo que a victorias fuera de casa se refiere, pues con el partido de hoy frente al Valladolid (12.30 h. La 7) se cumplen exactamente 365 días desde que el equipo de Hussein fue capaz de ganarle a un rival fuera del Palacio de los Deportes de Murcia. Fue el seis de enero de 2007, en Menorca, cuando el Polaris vencía por 79-84 al ViveMenorca. Desde aquel día no han conseguido los polaristas ni una sóla victoria en sus desplazamientos.

Lo más preocupante para el Polaris no es que no gane fuera, que ya es razón para inquietarse, sino que ya ni siquiera puede asustar al rival de turno con el argumento del Palacio de Deportes como fortín, pues ya son dos, el Real Madrid y el Fuenlabrada, los que han conseguido vencer en Murcia en lo que llevamos de temporada. Según Hussein no pasa nada, pero algo pasará cuando un equipo lleva un año entero sin ganar a nadie fuera y ya no puede asegurar tampoco que vaya a ganar dentro, aunque se trate de rivales de su nivel a los que previamente le ha sacado una ventaja de 18 puntos. No pasará nada, pero el Polaris hoy juega fuera de casa, con lo que ello implica, y el próximo domingo recibe al potente AXA FC Barcelona.

Aunque Hussein podrá contar con Reiner el norteamericano apenas ha podido entrenar durante la semana, aquejado de molestias en la rodilla. Otro contratiempo más del pívot, que siempre se tropieza con algún obstáculo para poder rendir al nivel que se supone que puede dar. Será necesaria, no obstante, toda la aportación que pueda realizar Reiner, pues será precisamente en el juego interior donde se dirima buena parte del encuentro de hoy, y para frenar a la pareja que forman Eley y Evtimov el Polaris tendrá que poner sobre el parquet centímetros y músculo.

El Grupo Capitol Valladolid y el Polaris andan bastante igualados en la clasificación, ocupando respectivamente los puestos 10 y 11 de la tabla clasificatoria, con una victoria más en las arcas pucelanas. El equipo de Imbroda ha ganado los dos últimos partidos, frente a León y Fuenlabrada, tras haber caído anteriormente contra el TAU y el iurbentia Bilbao. El reparto de victorias y derrotas para el GC Valladolid parece el lógico de un equipo aspirante a situarse en la zona templada de la tabla, con cinco victorias en casa y dos a domicilio, mientras que las seis victorias polaristas han sido todas en casa.

En el último desplazamiento del Polaris, contra el Pamesa Valencia, perdió pero ofreció una imagen de equipo serio, dispuesto a luchar hasta el final por el partido. Como dijo Luis Casimiro tras la victoria del Fuenlabrada en Murcia “para ganar hay que competir, si llegas a los finales igualados se puede ganar alguno de ellos”. Si el Polaris, como hizo en Valencia, compite hasta el final tendrá opciones de victoria, si no lo hace así ocurriá lo de siempre.

Valladolid. Experiencia y conjunción para huir del descenso

LAS CLAVES
Duelo en el juego interior. Eley y Evtimov aportan centímetros y músculo al juego interior pucelano. Los pívots del Polaris deberán frenarlos sin esperar muchas ayudas de los exteriores, pues el perímetro pucelano mete triples con facilidad.
Presión redoblada para ganar fuera. Tras la derrota frente al Fuenlabrada se descuadran los números del Polaris y se genera más presión, si cabe, para ganar fuera de casa y compensar lo perdido dentro.
Control del ritmo de partido. El partido contra el Fuenlabrada se le escapó al Polaris por no controlar bien el ritmo del partido. El ritmo que gusta a los pucelanos es elevado, lo que podría venirle bien al Polaris.
En el último suspiro de la pasada temporada logró Imbroda la proeza de sacar del pozo a un Grupo Capitol Valladolid que parecía abocado al abismo de la LEB. El equipo pucelano apenas ha retocado la plantilla de la pasada temporada, sólo lo suficiente para dar algo más de solidez al equipo lo que, unido al año de experiencia y conocimiento mutuo acumulado por la plantilla, sitúa al Valladolid en disposición de eludir el descenso sin tener que jugárselo todo en las últimas jornadas.

Uno de los refuerzos del conjunto de Imbroda ha sido Nacho Rodríguez, un hombre de confianza del técnico melillense, que aportará muchísima experiencia al equipo y a la joven promesa Rodrigo San Miguel. El protagonismo del veterano base está bajando con el paso de las jornadas, al tiempo que San Miguel toma más protagonismo e Iván Corrales alcanza su nivel de juego tras la grave lesión del final de temporada pasado, siendo ya el joven base el que más minutos disputa de los tres.

El principal peligro exterior viene de la mano del pequeño escolta francés Gomis, quien está realizando su mejor temporada en la ACB, promediando más de 15 puntos por partido. Menos protagonismo tienen el portugués Joao Santos, el Lituano Pakamanis y Oscar Yebra, aunque los tres están tirando de tres puntos con gran acierto, al igual que Boddicker, un falso pívot estadounidense que le abre mucho el juego al peligroso Bud Eley, un veterano de la ACB que año tras año está entre los mejores interiores de la liga y que promedia esta temporada más de 12 puntos y unos seis rebotes por partido. El complemento interior de este equipo lo aporta el rocoso Evtimov, todo un incordio en las distancias cortas. El jugador que menos protagonismo tiene en este equipo es el joven internacional junior Sergio de la Fuente, un jugador peleón que puede luchar tando desde el puesto de alero como de pívot.

No hay comentarios: