13 ene. 2008

La mejor versión del Polaris apea al Barcelona de los cabezas de serie de la Copa


El Polaris supo poner coraje y continuidad en su juego para doblegar a un AXA FC Barcelona que se salió del partido en el tercer cuarto para no volver a él. Con esta derrota el equipo de Ivanovic ya no será cabeza de serie para la Copa del Rey.

Empezó dominando claramente el Polaris merced a su buena defensa y la concentración que mostró su quinteto incial, para el que Hussein contó con Risacher y Kammerichs. La pareja interior formada por Triguero y Kammerichs se imponía claramente a Vázquez y Kasun. El primer contratiempo para los locales vino con la segunda falta de Thomas, lo que hizo que su equipo perdiera frescura al pasar Gavel a la dirección.

En el segundo cuarto Hussein no puso en pista un quinteto equilibrado, con lo que el AXA FC Barcelona aprovechó la asuencia de un jugador resolutivo en los locales para hacerle en ese cuarto un parcial de 27 a 15. Este parcial se vio favorecido por unos locos segundos finales de la primera mitad, en la que los colegiados tomaron varias decisiones polémicas que favorecieron al Barcelona y llevaron el extra de dos técnicas, a Robles y Hussein respectivamente, que permitieron al equipo de Ivanovic anotar unos ocho puntos en apenas 10 segundos, incluido un triple sobre la bocina de Acker.

Los locales volcaron su rabia en el inicio de la segunda mitad, ante la mirada de un Barcelona poco combativo, lo que permitió al Polaris remontar los ocho puntos de desventaja y pasar a dominar el partido, incrementando paulatinamente su ventaja sin que Ivanovic encontrara remedio a la brecha que le estaba abriendo el equipo local.

Hunter asumió sin complejos la responsabilidad de tirar de su equipo. Kammerichs vivió de su facilidad para superar a sus pares en las penetraciones y su capacidad reboteadora, mientras que Triguero sumaba poco a poco dando consistencia a su equipo y resolviendo los balones fáciles que recibía bajo aros.

95 - Polaris World Club Baloncesto Murcia (25+15+23+32): Thomas (11), Hunter (23), Risacher (9), Kammerichs (16) y Triguero (14) -cinco inicial-, Gavel (5), Robles (2), Fajardo (9), Óscar García (0), Reiner (2) y Opacak (4).

82 - AXA FC Barcelona, 82 (21+27+12+22): Lakovic (22), Basile (7), Ilyasova (5), Vázquez (0) y Kasun (7) -cinco inicial-, Pepe Sánchez (0), Trías (3), Marconato (8), Moncasi (4), Acker (11) y Grimau (15).

Árbitros: Miguel Ángel Pérez, Felipe Llamazares y Juan José Martínez. Sin eliminados.
Sólo Lakovic pareció el de siempre en las filas barcelonistas, apenas secundado por el siempre voluntarioso Grimau, aunque en defensa no fue fiel el equipo catalán a su estilo de fuerte defensa y rápida transición.

Ivanovic no dudó en situar la clave del encuentro en que “Murcia jugó mejor, puso más ambición y ganas. Para algunos de mis jugadores parece faltar deseo de jugar y esto les parece un trabajo de las minas”.

La figura. Hunter. El norteamericano ayudó a su equipo tanto en defensa como en ataque, no dudando en asumir la responsabilidad en los momentos difíciles de partido, lo que le llevó a anotar 23 puntos con un excelente porcentaje (71% de dos y 50% en los seis triples que intentó), además de repartir cuatro asistencias.


CRÓNICA DE VESTUARIOS

Para Hussein la clave fue usar la rabia de sus jugadores por las decisiones arbitrales para remontar en el tercer cuarto


La frase: “El baloncesto tiene que ser pasión, pero parece que para algunos de mis jugadores esto es como trabajar en la mina”. Dusko Ivanovic.
Hussein compareció en la rueda de prensa en mangas de camisa, sin duda la alta temperatura del encuentro en sí hizo que al técnico grancanario le sobrara la chaqueta. Su valoración del encuentro se centró en la capacidad de su equipo para aprovechar el enfado motivado por varias decisiones arbitrales y en la continuidad durante casi todo el partido. “Ha sido un partido largo, duro, de ritmo y esfuerzo físico, y difícil porque hemos tenido momentos comprometidos, sobre todo al final de la primera parte. Empezamos con ritmo y defendiendo bien las situaciones de bloqueo y continuación, pero la segunda falta de Thomas nos hace daño, aunque nos volvemos a meter a través de la defensa, aunque no metíamos los triples. En el vestuario hablamos de las decisiones discutibles del final de la primera parte y volcamos nuestra rabia en la pista en la segunda mitad. Nos pusimos arriba y le robamos al confianza al rival, aprovechando nuestras ventajas con Hunter y Kammerichs abiertos o Risacher al poste.”, analizó el técnico polarista, quien añadió que además de la rabia “el apoyo del público ha sido fundamental”.

El técnico se mostró satisfecho porque su equipo mostró hoy la concentración que le faltó contra el Fuenlabrada. “El rival es de mucha entidad, pero la mentalidad ha sido continua, mientras que contra el Fuenlabrada entramos y salimos del partido varias veces hoy no hemos dejado de pelear. Sabíamos que nos podían sacar alguna ventaja, pero también que teníamos que estar atentos al momento en el que el Barcelona siempre se va del partido partido para aprovechar nuestra oportunidad”, declaró Hussein.

Los aspectos psicológicos son determinantes en el baloncesto. Eso lo tiene claro Hussein, quien al igual que afirma que este partido les “devuelve la confianza perdida contra el Fuenlabrada” reitera que el problema del equipo fuera de casa, donde no ha conseguido una sóla victoria esta temporada, “es un aspecto mental, no planteamos de manera diferente los partidos, nos gustaría ser más regulares fuera de casa, pero hay que apoyar a los jugadores”, finalizó Hussein.

No se mostró muy hablador el técnico del AXA FC Barcelona, que tuvo claro el motivo principal de la derrota de su equipo. “Hay que felicitar al Murcia porque jugó mejor, tuvo más ambición y ganas. No entiendo el comienzo del tercer cuarto, es mi culpa, pero algunos de mis jugadores estaban perdidos, nuestra defensa no existía, y no se trata de cansancio por la Euroliga, sino de un deseo de jugar al baloncesto, balonesto tiene que ser pasión pero parece que para algunos de mis jugadores esto es como trabajar en la mina”.

No hay comentarios: