3 jun. 2008

La soberbia de Sáez aplasta a Pepu Hernández

Aunque se veía venir pensé que lo mismo el soberbio de Sáez aún tenía algo de sentido común (o de vergüenza). Pero cuando la soberbia se apodera de uno se nubla la mente, y la cosa ha terminado con la destitución de Pepu Hernández (el único entrenador de la historia que le ha hecho ganar a España una medalla de Oro). Y eso es lo que creo que le ha pasado a José Luis Sáez, el todavía presidente de la FEB, que se ha creído más importante que nadie en el mundo del baloncesto y, lo peor, sin motivo alguno para ello.

Muchos señalan como inicio de los problemas el que Pepu Hernández decidiera abandonar la selección tras Pekín y, tal como le obliga expresamente su contrato, lo anunciara con cuatro meses de antelación.

Yo me iría más atrás. Los problemas vinieron a raíz de que la selección fuera Campeona del Mundo en Japón y ésta pasara a ser un objeto de mercadeo desde la FEB. Desde entonces los jugadores y Pepu Hernández son poco menos que héroes en el imaginario popular. Sin embargo, para la gente José Luis Sáez sigue siendo un mindundi que se cruza en el camino del fotógrafo para tratar de salir en la foto en la que a quien queremos ver es a los jugadores y a Pepu. Y claro, eso lo lleva fatal el presi.

Cuando llega el Europeo de España Sáez decide rentabilizar económicamente el tirón de la selección y les prepara una agenda como la de un ministro: unas fotos aquí, una recepción allí, vuelta al autobús para visitar a un patrocinador y, en los ratos libres, pues a entrenar un poco que había un campeonato que jugar. Y claro, eso a Pepu no le gustó nada. A un entrenador le gusta que en época de competición el equipo esté a lo que debe estar, que no es otra cosa que entrenar y jugar, y que los ratos libres se los administren los jugadores a su antojo, no teniendo que visitar la factoría de la empresa de la PULECA (PUra LEche de CAbra) y demás circo.

Puede que tanto circo incluso le pasara en parte factura a la selección, a la que ví demasiado cansada durante algunos partidos, aunque no creo que la cosa llegara a más que simples molestias para los jugadores.

Para este campeonato imagino que Sáez pretendía montar el mismo circo y Pepu quería justo lo contrario, de ahí creo que vienen los principales problemas, de que el entrenador quisiera velar exclusivamente por el bien deportivo de su equipo, y no por los ingresos de la federación a través de sus patrocinadores oficiales.

Lo que ya no soportó Sáez es que Pepu dijera que se iba tras los juegos. No tengo claro qué le molestó más, si que lo dijera públicamente (¿acaso debía guardarse en secreto?), simplemente el que lo dijera (tenía que hacerlo sí o sí, pues su contrato le obliga), o el hecho de que se le vaya alguien sin que sea él quien lo eche.

El caso es que desde el anuncio de Pepu de no renovar contrato tenía la sentencia echada, y ya sólo le faltaba a Sáez encontrar una excusa para ello. Y tampoco se ha esmerado mucho el hombre a la hora de buscar excusas. Ahora sale el tipejo este metiéndose con la profesionalidad de Pepu Hernández. Y ahí sí que no trago. Es una excusa de lo más burdo echar al entrenador porque de vez en cuando se va por ahí a dar una conferencia, reclamado y aclamado donde quiera que va. También me suena a excusa decir que Pepu no asistió a una reunión convocada el mismo día de la conferencia de Sevilla, una reunión que al parecer ya se había celebrado el miércoles anterior, pero sin la presencia del presidente Sáez (¿el presidente sí tiene cosas más importantes que hacer que atender a la selección?), pero la soberbia del presidente no acepta que se pudiera celebrar una reunión sin su presencia y la vuelve a convocar sólo para que él esté presente y, de paso, ver si Pepu le sostiene el pulso y acude a su conferencia en lugar de a la reunión. Como ya había ocurrido en otras ocasiones, Pepu excusa su presencia y solicita aplazamiento. Pero para entonces Sáez ya tenía la excusa que buscaba: "dejación de funciones" lo llama. Hay que tener muy poca vergüenza para hablar de dejación de funciones en el caso de Pepu por ir a dar una conferencia.

Los problemas vinieron a raíz de que la selección fuera Campeona del Mundo en Japón y ésta pasara a ser un objeto de mercadeo desde la FEB. ¿Tanto mandan ahora los patrocinadores de la selección que quitan y ponen entrenadores?
No trago con que se ponga en entredicho la profesionalidad de Pepu Hernández. Le recuerdo a quien haya olvidado, que este hombre dirigió la final del Mundial de Japón con su padre en un ataud en España, y él haciendo de tripas corazón frente a Grecia.

Otra excusa es que el ambiente es insostenible. Lo será para él, para Sáez, pues parece el único enfadado en todo esto (si quitamos las molestias que 'el circo' Sáez pueda haber causado en la selección). El ambiente en la selección es único, excelente, y puede que irrepetible. Si tan mal está y tanto le preocupa el ambiente Sáez sólo tiene dos opciones lógicas: bajar el perfil y hacerse a un lado para no molestar demasiado, o bien directamente dimitir ya mismo y dejar a los profesionales hacer su trabajo. Pero no, no sólo no dimite él, sino que cesa al entrenador que le ha dado a España la única medalla de oro en un mundial y que ha contribuído a que los jugadores españoles estén locos por ir a la selección, dejándose la piel, como Garbajosa, para recuperarse a tiempo de su lesión pese al riesgo que asumía en el Eurobasket.

Lo que yo me pregunto ahora son dos cosas fundamentales. ¿Afectará todo esto al ambiente y rendimiento de la selección?. Mucho me temo que sí, y seguro que negativamente. No sería descabellado que hubiera un efecto bola de nieve. Garbajosa es poco probable que pueda estar, tanto por su lesión como por su problema de permisos con su equipo. Pau Gasol va a terminar reventado vivo con las finales NBA y Calderón y Navarro estarán algún tiempo sin poder entrenar con el equipo por sus problemas contractuales. Salvo Garbajosa, que creo que no podría ir en ningún caso, en circunstancias normales los otros tres se dejarían la piel para poder estar en la selección. Pero ahora no descarto el efecto bola de nieve. Garbajosa da el primer paso, luego Gasol y luego los chicos sin contrato. Creo que no llegará a pasar, pues aún sin Pepu forman un grupo espléndido, pero si el presidente se empeña en darle golpes en la línea de flotación lo mismo hasta consigue que el barco haga aguas.

No tiene la menor lógica que a Pepu Hernández, que lleva tres años sin hacer casi otra cosa que preparar las competiciones de la selección, se le acuse ahora de "dejación de funciones" y se pretenda contratar a otro entrenador para que haga todo el trabajo de un año en dos meses.
La otra cuestión es cómo se prepara ahora el campeonato. No tiene la menor lógica que a Pepu Hernández, que lleva tres años sin hacer casi otra cosa que preparar las competiciones de la selección, se le acuse ahora de "dejación de funciones" y se pretenda contratar a otro entrenador para que haga todo el trabajo de un año en dos meses. Veamos, si Pepu no podía dejar de atender ni una tarde siquiera a la selección en 'temporada baja' sin perjudicarla, ¿cómo esperan que nos creamos que se puede hacer el mismo trabajo en dos meses y en 'temporada alta'?. Y de ser cierto que se puede hacer en dos meses entonces será que no hay tanto trabajo previo que hacer como para no poder dar una conferencia ¿no?. ¿Cuál es entonces el problema de "dejación de funciones"?. Si Pepu no puede ir a dar una conferencia sin perjudicar a la selección ¿cómo esperan que nos creamos que alguién puede ahora hacerse cargo del equipo a falta de dos meses para Pekín?. Vamos, una tomadura de pelo la de Sáez. El problema, al leer las declaraciones, parece ser que los patrocinadores de las conferencias de Pepu eran "contrarios a los de la federación" y que Pepu "se ha aprovechado de la selección". Manda huevos. El problema era que los patrocinadores de Sáez le han llamado la atención. ¿Tanto mandan ahora los patrocinadores de la selección que quitan y ponen entrenadores?.

Y ahora a buscar sustituto, y a rezar para que Aíto acepte, porque creo que sólo con Aíto se calmarían algo las iras de los que ahora mismo pondríamos un euro (el mismo por el que Polaris compró el CB Murcia, por ejemplo) para una colecta para mandar a 'Los Miami' a la puerta de casa del sr. Sáez. Hasta el nombre de Julbe he leído por ahí como posible sustituto. Que el Señor nos coja confesados a los ateos...

1 comentario:

lucas dijo...

Aguante el PEPU.