15 sept. 2009

Toca contener la euforia

Cuando digo que hoy lo que toca es contener la euforia me refiero sobre todo al CB Murcia, aunque a la selección española también.

Hace un rato llegué de Alcantarilla, donde pude ver el primer partido de pretemporada del CB Murcia. Pese a lo prematuro del momento, y pese a contar con tres bajas muy importantes (Moss, Scepanovic y Delininkiatis) el partido de hoy me ha dejado con una sonrisa en la boca y un gusturrinín en el cuerpo que aún me dura.

Pronto para despejar dudas, sí, pero hoy Prestes me ha dado una buena dosis de tranquilidad sobre si podrá ayudar o no a este equipo. Creo que la expresión que mejor lo define, pese a lo coloquial, es la más correcta: una bestia parda. No creo que pueda sumar puntos desde el exterior ni en vertiginosas penetraciones. Pero debajo del aro... ¡¡menuda pieza!!. Y eso que hoy se las ha tenido que ver con otra bestia parda, Austin, aunque el norteamericano parece que aún debe perder peso para estar en su estado normal y hoy iba algo bajo de forma. Rebote vamos a tener, seguro, y en las dos canastas. Además, también puede sumar puntos reboteando en ataque o jugándose algún que otro balón al poste bajo.

Faverani también me ha gustado. En defensa no me ha parecido tan contundente como Prestes, pero es un jugador con una gran facilidad para anotar desde cualquier posición, tanto con los triples como usando juego de pies bajo el aro, o a base de físico para lograr mates en carrera.

Powell es poco más o menos lo que imaginaba, aunque creo que aún puede mejorar y meter alguna desde fuera, pues hoy al menos no ha enchufado nada desde media o larga distancia. Eso sí, donde hace daño es posteando a su par cuando juega de alero. Tiene una gran potencia física, un gran salto, cualidades que aprovecha para rebotear en ambos aros e ir con todo a anotar.

Vujanic juega medio andando, espero que porque aún le falta ritmo, pero andando y todo se ha cascado 15 puntos a base de tiro y oficio, incluidos los dos puntos de la victoria gracias a una falta personal de las de perro viejo, buscando el contacto del rival en su aproximación al aro.

Moncasi tiene un talento físico que sería un disparate desaprovechar. El problema es que desde lejos parece claro que no se le va a sacar mucho partido a su tiro, un gran problema hoy día para alguien que juegue de '4' en el baloncesto moderno. Eso sí, puede desbordar en penetración a cualquiera de su altura. Su físico también le ayuda a rebotear, y es bastante ágil pese a faltarle algo de fundamentos para ser más resolutivo.

Oscar García dio más o menos lo que todos sabemos que puede dar, lo que hay que ver ahora es si Moncho Fernández podrá sacarle un poco más de lo que ya hemos visto. Su tiro exterior no es malo del todo y en defensa no se amilana, pero es otro jugador con pocos recursos técnicos y, además, demasiado bajo para jugar como interior.

Marco empezó algo cohibido, pero conforme fueron pasando los minutos mostró la calidad que atesora para la dirección de juego, un aspecto en el que pienso que este año, al fin, no vamos a tener el más mínimo problema con el de Abanilla, Vujanic y, si hiciera falta, Delininkiatis y el propio Xavi Sánchez. El alero de Balaguer afincado en Murcia desde hace ya muchos años hoy no ha hecho nada especialmente brillante de cara a la galería, aunque en defensa ha dado un buen nivel, como no podía ser menos en él, además de jugar correctamente el movimiento de balón en ataque. No sé qué tienen que pensar todavía los directivos del CB Murcia para renovarle, pues el rol de ficha número 12, o incluso 11, o 10 si hace falta, está clarísimo que lo puede hacer, y no da la sensación de que Moncho Fernández tampoco tega duda alguna al respecto. La pelota ahora está, creo, en el tejado de la directiva del CB Murcia. Creo que nadie entendería en esta situación que no se le renovara por todo lo que queda de temporada, toda vez que sus condiciones deportivas están fuera de toda duda, Moncho cuenta con él y Paco Guillem dijo que la intención del club es tener 12 fichas. Si Xavi no sirve (por calidad y por coste económico) para ser esa ficha número 12, ya me contarán cómo demonios se puede cubrir esa ficha con otra persona ¿Llamarán otro Alexis Montas sólo para entrenar?.

Me faltaba Pedro Robles. El madrileño tiene la muñeca bien calibrada, como la tenía el año pasado, y hasta me ha parecido verlo esforzarse todo lo que es humanamente capaz en defensa, cosa que le honra y que agradeceremos, toda vez que nuestro perímetro no cuenta con demasiados jugadores capaces de defender con garantías, al menos en el 1x1, y cualquier aportación extra en defensa nos vendrá de maravilla.

Pese al desacierto lógico de estos partidos me ha gustado también ver al equipo como tal, intentando ser precisamente eso, un equipo, dando la cara en todo momento, luchando, con ilusión, no dando un balón por perdido ni una canasta por encajada. Una muestra de esta actitud ha sido un doble tapón, de Powell y creo que Prestes, ante un tiro cercano del rival a tablero. Tan intenso ha sido el tapón de ambos que al menos uno de ellos parece que ha golpeado el tablero y los árbitros han optado por conceder canasta, aunque lo que quiero destacar es que los dos defensores saltaran a la vez y con esa intensidad para intentar evitar la canasta rival.

Hubo fallos, altibajos, rachas negativas, pero la sensación que me traje a casa, para un primer partido, ha sido muy positiva, más que positiva, tanto que intento no dejarme llevar por la euforia y no tirar las campanas al vuelo ya que, al fin y al cabo, no ha sido más que un primer tanteo, y frente a un rival que puede que esté algo peor que el nuestro y no sea una medida idonea para la comparación. Ya habrá más ocasiones de ir calibrando. De momento hoy me voy contento a la cama.

La selección española aún está viva


Sí, también quería decir algo de la selección. Como dijimos, el equipo estaba tocado, pero no hundido, y la calidad sigue estando ahí. Hoy han vuelto a aparecer 12 minutos de los que acostumbraban a sacar cuando el último mundial o algunos partidos del anterior europeo, lo suficiente para hacerle un parcial de 20-0 a Lituania y mandarlos para casa.

Está claro que esta selección, pese a lo de hoy, no transmite la misma seguridad que hace unos dos o tres años, pero el hecho de ver esos minutos mágicos de nuevo me hace pensar que todo es posible, incluida también una derrota frente a Polonia y una vuelta a casa precipitada.

En breve sabremos si la paulatina mejoría es constante o si fruto de esa irregularidad tenemos que pagar el precio de quedarnos sin premio en este campeonato. Yo sigo pensando que alguno lo tiene demasiado subidito y se le ha venido olvidando que o luchas como hace siempre Felipe Reyes o nadie es capaz de ganar los partidos sólo a base de ser un fino estilista en ataque, más que nada, porque cuando no lo pones todo de tu parte atrás no sueles estar fino en ataque, imagino que por algún tipo de ley cósmica de la compensación.

Buena jornada baloncestística la de hoy. A ver cómo vamos evolucionando con los días.

1 comentario:

Antoñito dijo...

Tambien se vio una cosa que creo que os gusta mucho a vosotros los entrenadores, la buena mano de todos en los tiros libres, incluidos todos los interiores.