17 may. 2010

Despedida y cierre

El CB Murcia termina su periplo en ACB repitiendo el esquema de la mayoría de sus partidos, compitiendo y tirando el partido al final

El último partido de trámite en el penar del CB Murcia de esta temporada en ACB se saldó una vez más con victoria del rival de turno, esta vez ante unas gradas semivacías que despidieron a los jugadores del equipo murciano con apáticos pitos y abucheos. Apatía es precisamente el mejor calificativo para un partido en el que, de nuevo, el conjunto entrenado por Edu Torres cosechó una ventaja que tiró en los últimos minutos. La parte buena es que la próxima semana no volverá a hacerlo, básicamente porque, al fin, ha terminado esta temporada para el olvido.

El inicio de partido fue bastante insulso. Ninguno de los dos equipos puso demasiada intensidad. Vujanic, como de costumbre, anotó varias canastas para erigirse en el máximo antador tanto de este primer tramo de partido como al final del encuentro. Quizá lo más llamativo de esos primeros minutos fue la presencia en la pista de tres árbitros atípicos, pues debido a la huelga de árbitros ACB ayer fueron dos norteamericanos y un bosnio quienes se encargaron de arbitrar el partido del modo más discreto que les fue posible, objetivo que lograron, pues pasaron prácticamente desapercibidos, lo mejor que se puede decir de un árbitro.

Tanto Marco como Xavi Sánchez pudieron jugar bastantes minutos, lo que permitió volver a ver algo tan infrecuente este año como un par de finalizaciones de contraataque, lanzadas en este caso por el de Abanilla y con el escolta como finalizador. La fluidez en la anotacióno de Vujanic permitió que otros jugadores poco habituales en el parquet del Palacio, como Oscar García y Marcos Molina también contaran con algunos minutos. Fue precisamente Oscar García quien dejaría a su equipo por delante en el marcador antes del descanso anotando un triple sobre la bocina.


LA CLAVE.
Apatía. Ninguno de los dos equipos se jugaba nada, pero el CB Granada demostró tener más empuje e inercia ganadora, aunque sólo lo justo para remontar y ganar sin mucho esfuerzo un partido para el olvido.

EL MEJOR.
Vujanic. En su partido de despedida el serbio hizo una de sus mejores actuaciones en lo que a anotación se refiere, logrando 27 puntos, seis asistencias y nueve faltas recibidas para un total de 32 de valoración. Inútil exhibición del serbio.
En la segunda mitad del encuentro el CB Murcia logró su primera ventaja significativa (51-38) prácticamente con un equipo LEB en pista. Oscar García se lució anotando desde el triple y bajo tableros mientras estuvo en pista. Mas tarde Edu Torres hizo el experimento de jugar con tres postes (Moss, Moncasi y Asselin) con Xavi Sánchez y Marco también pista. Pero el experimento en realidad le vino bien al CB Granada para recortar las ventajas hasta sólo cinco puntos (55-50).

Vujanic era el claro dominador de las acciones ofensivas del CB Murcia, esta vez jugando muchos minutos como escolta. Pero ya mediado el último cuarto el CB Granada prácticamente había enjugado la diferencia en el marcador (62-61). Edu Torres ordenó una presión zonal 1-2-2 ya desde media pista que le dió desigual resultado, pues a falta de tres minutos para la finalización del partido ya ganaba el CB Granada por dos puntos (68-70), contando además con la posibilidad de hacer un par de faltas antes de llegar al bonus. Un par de canastas más del CB Granada puso la sentencia al partido y marcó el cierre de esta triste temporada. Ahora toda vacaciones, viaje a la oficina de empleo y planificación, con tiempo y calma, de la próxima temporada en LEB intentando evitar los errores de esta.