10 may. 2010

La falta de confianza le hace tirar otro final igualado al CB Murcia

La mala segunda parte del equipo murciano y su falta de confianza para jugar finales igualados volvieron a ser las claves del partido

Ficha del partido

Los propios jugadores del CB sabían cómo iba a terminar el partido pese a la igualdad en el marcador de los últimos minutos. Estaba escrito en sus caras, no se creen que puedan ganar un final igualado. Y efectivamente, no lo ganaron pese a haber sido mejores que el Blancos de Rueda durante la primera parte. Pero ya es conocida la morbosa tendencia del equipo Murciano a venirse abajo en las segundas partes y en los finales igualados. Y ayer tampoco fue una excepción.

Arrancó el partido con siete puntos consecutivos de Vujanic gracias a dos triples consecutivos, uno de ellos con falta añadida. El acierto en el triple del serbio le llevó a conseguir 12 puntos ya en el primer cuarto, en el que el CB Murcia vio el aro con facilidad, repartiendo la anotación entre exteriores e interiores. Un robo más asistencia a Faverani de Xavi Sánchez situó en el marcador una máxima ventaja de 9 puntos al cerrar el primer cuarto (25-16)

La presencia de Marco y Xavi Sánchez en pista permitió al conjunto murciano mover mejor el balón, elegir buenas opciones en ataque y recuperar algunos balones que contribuyeron a aumentar la ventaja del equipo de Edu Torres en el segundo cuarto (21-33). La defensa de los murcianos oscilaba entre la individual, la zona 1-2-2 ya clásica desde que llegó Torres a este equipo, y durante algunos minutos, y ante el acierto de Chase en el triple, una defensa mixta, con Pedro robles sobre el norteamericano y cuatro jugadores en zona, lo que le siguió dando resultado al conjunto murciano. Esa zona 'caja y uno' propició una máxima ventaja de 15 puntos (30-45) gracias a varias recuperaciones y contraataques culminados por Vujanic. Sin embargo, no jugó bien el CB Murcia los instantes finales del segundo cuarto, lo que le volvió a dejar con la ventaja de nueve puntos cosechada en el primer cuarto (45-36).

El inicio del tercer cuarto no fue bueno para los murcianos, a los que les costaba encontrar el acierto de cara al aro sin que la defensa individual les diera grandes resultados. Dos canastas consecutivas de Robles, una de ellas triple, vovieron a darle al conjunto murciano una ventaja superior a los 10 puntos (40-51). Pese a ello, las sensaciones para el conjunto murciano no eran tan positivas como en el segundo, pese a lo cual entró en el último cuarto con ventaja (54-60).

LA CLAVE.
Confianza. El Blancos de Rueda inspira mucha más confianza que el CB Murcia en todas sus acciones. No es mejor equipo, pero sí cree bastante más en sí mismo, y eso en un partido se refleja en unos cuantos puntos, diferencia más que sufiente para hacerse ayer con el partido.

EL MEJOR
Van Lacke. El ex jugador del CB Murcia anotó durante todo el partido, y él mismo se encargó de jugarse con acierto varios de los balones finales. Anotó 14 puntos, repartió seis asistencias y recibió seis faltas para un total de 24 de valoración.
En el último cuarto la ventaja murcianista terminó de esfumarse en apenas tres minutos. Una bandeja de Chase puso el 63-62 en el marcador e hizo que todo el trabajo anterior pasara a valer nada. No es la primera vez, ni mucho menos, que al CB Murcia en la segunda parte se le acaban la energía y las ideas. Chase y Van Lacke se echaron el equipo a las espaldas en los últimos minutos y se dedicaron a anotar a base de un buen muestrario de triples, velocidad y manejo de balón. Los propios jugadores del CB Murcia ya se conocen esta historia, como se reflejaba en sus caras, que no eran las de quien está disputando un final igualado, sino las características de un recién derrotado, pese a reflejarse un empate en el marcador. Esa diferencia de actitud le llevó por inercia a Blancos de Rueda a hacerse con la victoria, simplemente porque jugó con más convicción que el equipo de Edu Torres durante todo el partido.

A falta de poco más de una posesión y con el marcador empatado a 80 Brian Chase intentó sacar una falta desde el lanzamiento de tres puntos echándose encima de Pedro Robles para buscar el contacto, cosa que logró, pero con el resultado de falta en ataque. La última posesión del CB Murcia se saldó con falta a Vujanic y dos tiros libres anotados (82-80). En los ocho segundos restantes al Valladolid le dio tiempo a ganar el partido simplemente forzándole Isaac López un ingenuo 2+1 a Sy para que, de nuevo, un final apretado terminara por decantarse del lado del rival del CB Murcia (83-82).