30/10/2010

El reglamento y el papel de fumar o cómo jugar siempre fuera de casa

El CB Murcia perdió el partido ante el León por deméritos propios, por no tener la misma intensidad que su rival y andar algo justos de acierto. Dicho eso, me gustaría comentar algunas cuestiones sobre la aplicación del reglamento que creo que le están perjudicando al CB Murcia y que hacen que parezca que juega todos los partidos fuera de casa.

Por un lado la gestión de los tiempos muertos desde la mesa. Luis Guil ha cometido, tanto hoy como en el primer partido de liga, varias incorrecciones al respecto de los tiempos muertos, incorrecciones que, dicho sea de paso, prácticamente nunca son tenidas en cuenta por la mesa de anotadores, que suele ser flexible en la aplicación del reglamenteo al respecto, cosa que no está ocurriendo, por lo que veo, con los que la llevan últimamente, todos ellos murcianos, dicho sea de paso también. Me explico. en el primer partido de liga según la versión de Luis Guil él no pidió tiempo muerto y se lo dieron sin haberlo pedido, lo que derivó en protesta, técnica y tiempo perdido por el tiempo que empleó en la protesta. Lo que pude ver en aquel partido fue que Guil se acercaba a la mesa, hacía algún tipo de gesto con las manos y decía algo a la mesa. Con el reglamento en la mano sólo podía haber pedido tiempo muerto pues estos dos artículos lo dejan claro:
19.1 Una sustitución es una interrupción del partido solicitada por un sustituto para convertirse en jugador.
18.1 Un tiempo muerto es una interrupción del partido solicitada por el entrenador o el entrenador ayudante.

Es decir, los cambios sólo los piden los jugadores, los tiempos muertos sólo lo piden los entrenadores. Por tanto, según el reglamento, si el entrenador le pide algo a la mesa tiene que ser un tiempo muerto. Algo así debió de hacer la mesa. Se acercó Guill, seguramente a pedir un cambio, y la mesa interpretó el reglamento de la forma más estricta: "en caso de duda si me ha pedido algo sólo puede ser un tiempo muerto" y le dieron un tiempo muerto.

Faverani taponando a un rival. Foto: Efedos/J. Bernal
Otra cosa que siempre hacen los entrenadores, pero que no se puede hacer, es decir a la mesa "si entra quiero tiempo". Eso le ha pasado hoy a Guil. Creo incluso haberle leído los labios al decirlo y le he visto el gesto de los dos dedos hacia abajo. Faltaban muy pocos minutos para terminar el partido y la igualdad era máxima. Un jugador del CB Murcia ha mandado a fuera de banda el balón a falta de 5 segundos para finalizar la posesión, y en ese momento ha sonado la bocina dándole el tiempo muerto a Guil, que se ha apresurado a hacer el gesto característico con las manos de "ya no lo quiero" y decir algo como "dije si entraba, si entraba", pero ya le habían encasquetado el tiempo y el los segundos ya estaban contando.

A diferencia del partido contra Breogán hoy Guil ha reaccionado con más reflejos, y en lugar de protestar a la mesa y a los árbitros (lo que contra Breogán le hizo recibir una técnica y encima desperdiciar el minuto mientras protestaba) hoy ha ido rápidamente a usar el tiempo muerto pues ya nada podía hacer por evitarlo, aparte de empeorar la situación. El caso es que pese a las incorrecciones de Guil (las mismas que casi todos los entrenadores) desde la mesa se la han cogido con papel de fumar, valga la expresión, y le han aplicado el reglamento a lo bestia, perjudicando claramente con ello a Guill, al que no le toleraron las incorrecciones que se suele tolerar a todos los entrenadores del mundo.

Otra situación curiosa y digna de estudiarse, y esta tiene que ver con las nuevas normas FIBA, ha sido la gestión de los últimos instantes por parte de León. Con el marcador con un punto de ventaja para León el CB Murcia (Faverani) ha cometido falta a 1,6 segundos para terminar. Los de León han metido el primer tiro y han tirado el segundo descaradamente a fallar, pero asegurándose de que el balón tocara aro y saliera un rebote largo. Alguien podrá decir que el riesgo de ello es que en segundo y medio bien podría un jugador del CB Murcia haber lanzado desde su aro al otro y haberla metido. Sí, pero la probabilidad es ínfima.

Sin embargo, con las nuevas normas, si hubiera entrado el segundo tiro la diferencia habrían sido tres puntos, el CB Murcia habría pedido tiempo muerto y, y esta es la clave, habría sacado desde la altura del triple de pista delantera, suficientemente cerca como para en el tiempo muerto preparar algo que en un segundo y medio le liberara un triple. Además, el León no habría podido arriesgarse a cometer falta (para forzar que sólo lograra el CB Murcia un máximo de dos puntos) y hacerla antes de que el balón estuviera en juego, pues ahora en los dos últimos minutos si se hace falta antes de estar el reloj en movimiento sería antideportiva, con lo que un posible triple de CB Murcia no habría sido nada descabellado. Por tanto, el jugador de León ha estado muy inteligente tirando a fallar el segundo, o bien eso lo tenían bien hablado para este tipo de situaciones.

Más situaciones de interpretación de reglamento que no entiendo son los criterios para la señalización de faltas antideportivas y de las normales, al menos en el día de hoy. Hoy no valía aquello de que una falta hecha para parar el juego por el último defensor y desde atrás o el lado es antideportiva. Los de León han hecho al menos un par de esas que yo recuerde. Tampoco ha sido señalizada como antideportiva una situación de dureza excesiva y a destiempo de un jugador de León, cuando a Faverani sí le han pitado una antideportiva no sé muy bien porqué (no ví nada raro en la falta, que de hecho casi ni ví la falta). Cuando los jugadores de León han hecho teatro para simular faltas en ataque han sido faltas en ataque, cuando lo han hecho los jugadores del CB Murcia no. Cuando han habido pequeños contactos en media pista del base defensor del que la sube han sido falta, pero cuando esos mismos pequeños contactos los hizo el León no lo fueron. El caso es que toda esa suma de situaciones se han ido señalando todas en favor del León (salvo un par de faltas inexistentes que han pitado a León para compensar otras dos faltas del CB Murcia inexistentes pero señaladas en el otro lado).

El caso es que parece que los que tienen que interpretar las normas se la parecen estar cogiendo con papel de fumar para terminar señalando algo que perjudicaba al CB Murcai, que parece que juega todos los partidos fuera de casa, pues en casa no sólo no le regalan nada los que manejan el reglamento, sino que le vienen a dar en la cara. Y en una liga donde la mayoría de los partidos se deciden por diferencias de 3 a 5 puntos estas cosas tienen una importancia decisiva. Cuando estábamos en ACB nos teníamos que comer cosas como que le pitaran a Moncho Fernández una técnica sin previo aviso en el último minuto con el partido sin decidir por pisar dentro de la pista por eso de que éramos un equipo pequeño en ACB. Pero se supone que ahora en LEB es el CB Murcia el grande. Entonces, ahora ¿cómo se come eso?. ¿Soy un forofo?.

Y repito, el CB Murcia ha perdido por sus propios errores, sobre todo por falta de intensidad. Pero eso es otra historia que merece un artículo aparte, que supongo que la prensa convencional ya estará tratando en sus crónicas del sábado o de días sucesivos.

Sufrir y más sufrir. Menudo año nos espera.

7 comentarios:

Fernando Zaplana Consulting dijo...

por favor Juanki, diseccionanos el juego, faceta pir faceta, de Pau Faverani y Michael Humo, es digno de estudio

Isa Martínez dijo...

Me parece increible que alguien (más aún una persona tan ligada al baloncesto) pretenda que el reglamento se aplique "a medias". Como auxiliar de mesa, estoy cansada de explicar a entrenadores y jugadores cuales son las reglas:

1. El entrenador o ayudante de entrenador es el que pide los tiempos muertos.
2. Los jugadores son los que piden los cambios.
3. Los tiempos muertos no se pueden pedir con condiciones (que entre o no un tiro).

Si al equipo arbitral se nos exige que conozcamos el reglamento, todos los miembros de todos los equipos deben conocerlo tan bien como nosotros.
Si queremos que el baloncesto en la Región de Murcia sea de calidad (tal y como se exige todas las semanas en multitud de blogs) debemos ser coherentes.
El reglamento está para aplicarlo a todos por igual, sin distinciones de ningún tipo.

Isa Martínez
Auxiliar de Mesa.

José Felipe Coello Fariña dijo...

Muy buen apunte Isa Martínez, muy bueno. Cada cosa en su sitio, pero para todos.
Fernando yo creo que ambos jugadores, y eso que Faverani no es santo de mi devoción, son jugadores potencialmente desequilibrantes en Leb. El problema puede ser la intensidad, creo que Juan Carlos lo explica muy bien, con que se juega. No se pueden fallar tantas canastas fáciles bajo el aro y ni siquiera sacar faltas, y de esas ya se suman muchas, del brasileño y de quien no es el brasileño.
Del escolta Umeh te digo, y no soy a quien le preguntas, que me parece un extraordinario jugador para esta Leb, muy lejos de su mejor forma pero extraordinario. El problema puede ser su actitud y el reparto de minutos con Pedro Robles, otro lujo para esta Leb. Yo siempre he creido que cuando se quiere, aunque sea de forma inconsciente, tener a todos contentos, no hay nadie feliz.
Saludos a los dos, a Isa y a Fernando.

Juan Carlos García Gómez dijo...

Como dices Isa, debe ser igual para todos, y no se hace, y además parece que desde el personal de la mesa de los partidos del CB Murcia en casa se ha elegido a Guil para ajusticiarle por no hacer correctamente las gestiones con la mesa cuando se sigue haciendo la vista gorda con el resto de entrenadores de esta y del resto de categorías.

Ayer mismo me pasó a mí en un partido. Pedimos un tiempo muerto para preparar la última jugada de un cuarto o algo así creo recordar, contando con que habría canasta del rival o saque de banda a favor, pero se paró el juego con saque de banda en contra, situación en la que no nos interesaba en absoluto el tiempo muerto, nos vamos rápido a la mesa a anularlo haciendo el característico gesto de anular y el "no lo quiero" justo cuando suena bocina de tiempo muerto y... desde la mesa lo anulan y le hacen al árbitro el gesto de "nada, nada, siga el juego".

En teoría nos tendríamos que haber comido ese tiempo muerto inútil, nosotros y todo el mundo, pero desde la mesa fueron flexibles y lo anularon para no perjudicar a nadie sin motivo, pues darnos ese tiempo no beneficiaba en nada al baloncesto, ni perjudicaba al rival, pero sí nos perjudicaba a nosotros.

Lo que vengo a decir Isa, es que o se hace una circular o algo así para avisar de que se va a ir a rajatabla con la aplicación de eso se moleste quien se moleste y si se joden partidos por el medio que se jodan o se está uno quieto. Pero no puede ir uno por su cuenta de justiciero, que es lo que parece que está pasando con Guil que, repito, ha estado gestionando mal su interacción con la mesa y al que se le está puteando con eso. Y creo que ambas cosas son ciertas.

Paco Viudes dijo...

Por intentar dar alguna clave. Creo que desde el primer partido Guil transmitión una obsesión casi enfermiza con el tema de los puntos por cuarto para dejar a los equipos a 65 puntos. Creo que algunos jugadores, Robles, Umeh, Faverani están pagando el esfuerzo defensivo en exceso. La concentración defensiva es tal que es la primera vez que veo a algunos jugadores les veo pasar el bloqueo por delante y no por detrás. Estoy con Felipe que habría que dosificar las rotaciones, pero creo que tenemos muchos tocados y fuera de forma en ese banquillo y querrá meterlos con cuenta gotas Humeh y Coppenrath por ejemplo.

Isa Martínez dijo...

No creo, Juan Carlos, que los partidos se jodan por aplicar el reglamento a rajatabla, así como tampoco creo que los auxiliares de mesa que acuden a los partidos del CB Murcia (ni en ninguna otra categoría) vayan por su cuenta de justicieros ni pretendan putear a nadie.

Decirte también que, si bien respeto tu punto de vista (cada uno vemos las cosas desde donde estamos), no creo que este tipo de comentarios que haces beneficien en nada al baloncesto.

Por último, respecto al caso concreto de los tiempos muertos (también podríamos aplicarlo a otras situaciones), me parece perfecto que fueran flexibles contigo y te anularan ese tiempo, pero si se toma por norma, ¿de qué sirve el reglamento? Cuando el cronometrador hace sonar su bocina, el tiempo ya no se puede anular.
Todos sabemos lo decisiva que es una décima de segundo en este deporte, pero también tenemos que saber anticiparnos a determinadas situaciones, y te aseguro que los auxiliares de mesa que hay actualmente en la Región de Murcia en LEB saben anticiparse, que los entrenadores también aprendan.

Juan Carlos García Gómez dijo...

Repito Isa, que aunque soy partidario de la flexibilidad (para todos), si hay que ir a rajatabla hay que ir a rajatabla también con todos. Creo que se perdería algo por parte del baloncesto, pero no sería mayor problema en tanto sería igual para todos. El problema es cuando no se hace igual para todos.

En la situación que te digo de mi tiempo muerto ¿beneficiaba al baloncesto que nos hubiéramos comido el tiempo cuando era precisamente contraproducente en ese momento?. Siendo estrictos nos lo teníamos que comer pero ¿realmente hace falta actuar así?.

Y no veo qué de malo tiene mi comentario contando los errores de Guil respecto a la mesa y la utilización de la mesa de su poder en contra de lo que debería ser su papel (ayudar). Dime a quién o a qué ayudaron (es decir, hicieron algo positivo) los de la mesa haciéndole comerse a Guil esos dos tiempos muertos (repito otra vez, Guil se equivocó).