25 may. 2010

¿Porqué la FBRM intenta putear a críos de 13 años (y al mejor equipo femenino de la historia de Murcia)?

Este fin de semana tuve sensaciones encontradas, unas maravillosas y otras algo tristes. Primero contaré las positivas. Me llevé una alegría tremenda conforme me iban llegando datos de la que estaba liando el equipo femenino del Capuchinos en la fase de ascenso a Liga Femenina 2 que se disputaba en Valdemoro (sí, el pueblo de “entre Pinto y Valdemoro”. Ése). Primero estas fantásticas chicas le ganaron a todo un CABA Albacete el primer día, y además por la vía de la épica, de sólo dos puntos y tras dos prórrogas. La sorpresa fue mayúscula y sin precedentes, ya que jamás un equipo femenino de la Región de Murcia había logrado nada en una fase de ascenso, y mucho menos un equipo 100% amateur. Capuchinos, un equipo de colegio que por no tener no tiene siquiera una pívot con altura de tal, y que ha tenido poco menos que inventarse una forma de jugar para salir adelante con tanta chica bajita.
No contentas con eso, los resultados hicieron que la situciación se pusiera en un plan tal que si el sábado ganaban su partido se metían en la final, algo que superaba con creces las espectativas lógicas de un equipo de colegio que competía contra equipos semiprofesionales plagados de jugadoras con experiencia en Liga Femenina 2, cuando hasta siete chicas del Capuchinos son de la cantera y sólo una, Loli Meseguer, tiene experiencia en LF2.

Ante tan inesperada situación, y dándose la coincidencia en el mismo fin de semana con la F4 de infantiles de Murcia, en la que también estaba clasificado el Capuchinos que dirige Cari Sánchez, una de las jugadoras del senior femenino, y ante la imposibilidad de ubicuidad de la jugadora-entrenadora, Carles Miñana, director deportivo del club tomó la decisión de pedirle a Cari Sánchez que se quedara en Madrid jugando el hasta entones partido más importante de su vida, y también de la historia del club, de modo que él se tomaría un tren mañanero en Madrid para poder encargarse de dirigir como técnico sustituto a los chavales en el partido de semifinales contra Cartagena, con todos los riesgos que ello implicaba.

La jugada salió bien, pues mientras Carles Miñana dirigía a los infantiles y solventaba el partido con más apuros de los que él hubiera deseado (perdían de cuatro al descanso), al mismo tiempo desde la grada iban llegando llamadas de teléfono desde Valdemoro para adelantarnos que las chicas iban ganando de diez puntos en el tercer cuarto, primero, y que, finalmente, terminarían por ganar el partido y meterse en la finalísima por el ascenso. ¡¡Las chicas estaban a un partido de la LF2!!. Increíble.

La parte mala empieza ahora. De entrada nos llamó un poco la antención el hecho de que siendo el anfitrión el Cartagena la FBRM (Federación de Baloncesto de la Región de Murcia) colocara como primer partido la eliminatoria en la que jugaba el equipo local, a una hora tan poco apropiada como las 16:30, pero vamos, no le dimos mayor importancia. El verdadero problema llega cuando, nada más terminar el partido de la primera semifinal infantil, en la que el Capuchinos ganó de 11 al Cartagena, nos llega la información de que las chicas jugarían la final (repito, el partido más importante que ha jugado nunca un equipo femenino murciano, y por tanto el partido más importante que jamás ha disputado un equipo femenino adscrito a la FBRM) al día siguiente (a las 12:00 h.). El club Capuchinos intenta retrasar una hora, o media hora en su defecto, la final de la F4 infantil para así dar tiempo a que Cari Sánchez, la entrenadora que ha dirigido a los chavales durante todo el año, pudiera estar con ellos en ese importante momento para los chavales (y para ella, claro) como es una F4, precisamente contra el todopoderoso CB Murcia.

Sin embargo, sin dar más explicaciones, Juan Carlos Hernández, presidente de la FBRM, dice que no se cambia la hora de la final ni una hora, ni media, ni un minuto, que se debía jugar a las 18:30 h. como ellos habían marcado (hora por cierto bastante temprana para una final con los calores que ya van haciendo, cuando además la pasada semana se había jugado la final de cadetes a las 19:00). Nada, que no, que no se cambia y no se cambia, porque sí, porque aquí quien manda es la FBRM. Y punto.

Al final Cari Sánchez tuvo que tomar la dura decisión de intentar llegar a tiempo para la final infantil y estar con los chavales que ha entrenado toda la temporada, y para ello tuvo que abandonar a sus compañeras en plena finalísima, en mitad del partido más importante de su carrera y del partido más importante que jamás haya disputado un equipo femenino adscrito a la FBRM. Cari tuvo que salir corriendo en el descanso, con el partido aún abierto aunque con una desventaja de 10 puntos (menos puntos, por cierto, de los que le habían remontado al CABA tres días antes en la segunda parte de aquél otro partido) y que todos nos quedáramos con la duda de si aquella difícil, pero factible, remontada se habría podido producir con ella en pista o no y, con ello, haber logrado un ascenso a la Liga Femenina 2, algo inaudito entre equipos vinculados a la FBRM.

Y claro, yo me pregunto ¿Qué gana la FBRM boicoteando éso? O, en su defecto, ¿qué gana mi tocayo Juan Carlos Hernández con todo ello?. O mejor aún, ¿alguien gana algo con todo eso? Y el baloncesto ¿qué gana? ¿Y el fair play?. No consigo encontrar la ventaja, debo ser muy mal entrenador, pero la ventaja no la veo. Y entonces, si no hay ventaja para nadie boicoteando el partido de Capuchinos ¿porqué se negó Juan Carlos Hernández a retrasar sólo media hora los partidos de la segunda jornada de la F4 infantil?. Sólo se me ocurre como motivo ganas de hacer daño. ¿Y eso? ¿a cuento de qué? ¿alguna cuenta pendiente con el club que gustosamente le invitó a la cena del décimo aniversario del club, donde precisamente el presidente de la FBRM lió a los dirigentes de Capuchinos para que aportaran una pista para la incipiente liga de veteranos?. Demonios, esto me recuerda demasiado a la fábula del escorpión y la rana.

Si se me ha escapado algo, señor Juan Carlos Hernández, tiene vd. su derecho a réplica cuando quiera. Entre tanto aquí me quedo rumiando mi desencanto y desconcierto ante su proceder.

22 may. 2010

Operación “limpieza” en el CB Murcia

He querido dejar pasar unos días para no escribir demasiado en caliente, aunque me temo que no varía demasiado mi postura con el paso de los días. Si alguien se ofende lo siento, pero vista la temporada que hemos sufrido creo que lo menos que le puede pasar a más de uno es tener que sufrir alguna que otra ofensa. Qué menos.

A lo que iba. Parece ser que el CB Murcia ha iniciado esta semana su particular “operación limpieza” deshaciéndose ya el lunes de Milinko (Miguel Ángel Pérez) y los técnicos Joaquín Prado y Gonzalo Rodríguez, igual que hicieran inicialmente con Moncho Fernández cuando éste intentó poner a alguno en su sitio y extirpar el cáncer que estaba devorando al equipo desde dentro.

En mi tierra cuando uno limpia es porque hay mierda, y si al limpiar lo que haces es quitar de enmedio a esas tres personas (cuatro si contamos a Moncho) entonces, ni más ni menos, les estás diciendo a esas personas y, lo que es aún peor, a los seguidores del club, que esas personas son mierda.

No pongo en duda que en el CB Murcia pueda haber mierda, pero lo que tengo claro es quién no es mierda allí, y precisamente lo que estoy viendo es que lo que se hace aquí es echar a gente competente, echar a los que más trabajan, y con diferencia. Curiosa forma de limpiar el club.

Sin embargo, siguen quienes deberían haber traído un patrocinador y no lo trajeron, sigue quien hizo la plantilla, haciendo de juez y parte, y nos trajo lo que no querían en ningún sitio. Sigue también quien se supone que hizo la plantilla, cuando me parece que a día de hoy no se engaña a nadie si se dice que el descenso se ha logrado básicamente por hacer mal la plantilla, tanto en cuanto a calidad, como en cuanto a características de los jugadores, como en cuanto a darle más poder a algún que otro jugador que a quien debería haberlo tenido. Y encima sigue gente en los despachos que cobra más que varios jugadores juntos y que si antes no estaba claro cuál era su cometido a estas alturas ya me ha quedado meridianamente claro: ninguno.

Hemos tragado mucha mierda este año, y encima ahora me salen con “operación limpieza” queriendo precisamente con ella enmierdar a quien menos se lo merece.

Espero poder decir algo más suave, o en otro tono al menos, o incluso positivo, en las próximas semanas conforme se vayan produciendo fichajes y demás, pero de momento no me pide el cuerpo otra cosa, señores dueños y gestores del CB Murcia, que mandarlos un poco, sólo un poco, precisamente, a la mierda.

17 may. 2010

Archena, vencedor moral de la F4 cadete

No quiero hacerme más enemigos de los que tengo, ni ser desconsiderado con nadie, pero no puedo dejar de decir lo que pienso, y pienso que este fin de semana no hubo color en la F4 cadete masculina celebrada en Alcantarilla. El mejor equipo, y con diferencia, de esa F4 fue el Archena, y el mejor entrenador, también con diferencia, Javi Martín, que ha convertido un grupito de "enanitos tirillas" en un pedazo de equipo de baloncesto, aguerrido, inteligente, muy organizado, con muchos recursos tácticos y técnicos.

Los de Javi Martín le ganaron ayer claramente a Jairis dando también una lección de buen juego. Hoy estuvieron por delante en el marcador durante buena parte del partido, mientras las fuerzas les aguantaron en una más que desigual lucha contra los supergigantes de CB Murcia que le sacaban una cabeza de diferencia a cada uno de los jugadores de Archena.

Pese a su poco físico los jugadores de Archena cuentan con un muy buen trabajo en técnica y táctica individual y colectiva. Saben colocarse y moverse por la pista. Tienen paciencia para mover el balón cuando atacan una zona, sin limitarse a invertir de un lado a otro, sabiendo cortar cuando hay que hacerlo, penetrar y generar buenos pases para sus compañeros, buenos pases extra. Y además, cuando tienen que morder muerden en defensa, aunque a ellos los árbitros no les traten igual que a su rival a la hora de sancionar las faltas.

Comentábamos en la grada, en el último cuarto y con Archena diez puntos abajo, si Javi Martín se habría guardado algo en la chistera o si ya había puesto toda la carne en el asador. Aún le quedaba un último cartucho, concretamente una presión toda pista 1-2-1-1 que les puso a sólo un punto ya entrados en el último minuto. Al final se impuso el físico al talento, pero para mí el ganador de esta F4 fue el Archena.

Desde aquí mostrar mi gran respeto por el trabajo del resto de entrenadores, Antonio (CB Murcia), Fran (Jairis) y Jose (Capuchinos). No quiero menospreciar vuestro trabajo, para nada, pero creo que hoy no sería justo no reconocer el excelente trabajo de los muchachos de Javi Martín.

Señor Martín, me descubro ante vd. Desde aquí y desde ahora (más que antes si cabe), tiene en mí a su más rendido admirador. Felicite a sus chavales de mi parte.

No quisiera cerrar esta entrada sin reseñar la gran victoria de las chicas de Capuchinos entrenadas por Pedro Jordán, que también se impusieron claramente en sus dos partidos del fin de semana. Esa generación tiene muy buena pinta. Habrá que seguir de cerca a estas chicas.

Despedida y cierre

El CB Murcia termina su periplo en ACB repitiendo el esquema de la mayoría de sus partidos, compitiendo y tirando el partido al final

El último partido de trámite en el penar del CB Murcia de esta temporada en ACB se saldó una vez más con victoria del rival de turno, esta vez ante unas gradas semivacías que despidieron a los jugadores del equipo murciano con apáticos pitos y abucheos. Apatía es precisamente el mejor calificativo para un partido en el que, de nuevo, el conjunto entrenado por Edu Torres cosechó una ventaja que tiró en los últimos minutos. La parte buena es que la próxima semana no volverá a hacerlo, básicamente porque, al fin, ha terminado esta temporada para el olvido.

El inicio de partido fue bastante insulso. Ninguno de los dos equipos puso demasiada intensidad. Vujanic, como de costumbre, anotó varias canastas para erigirse en el máximo antador tanto de este primer tramo de partido como al final del encuentro. Quizá lo más llamativo de esos primeros minutos fue la presencia en la pista de tres árbitros atípicos, pues debido a la huelga de árbitros ACB ayer fueron dos norteamericanos y un bosnio quienes se encargaron de arbitrar el partido del modo más discreto que les fue posible, objetivo que lograron, pues pasaron prácticamente desapercibidos, lo mejor que se puede decir de un árbitro.

Tanto Marco como Xavi Sánchez pudieron jugar bastantes minutos, lo que permitió volver a ver algo tan infrecuente este año como un par de finalizaciones de contraataque, lanzadas en este caso por el de Abanilla y con el escolta como finalizador. La fluidez en la anotacióno de Vujanic permitió que otros jugadores poco habituales en el parquet del Palacio, como Oscar García y Marcos Molina también contaran con algunos minutos. Fue precisamente Oscar García quien dejaría a su equipo por delante en el marcador antes del descanso anotando un triple sobre la bocina.


LA CLAVE.
Apatía. Ninguno de los dos equipos se jugaba nada, pero el CB Granada demostró tener más empuje e inercia ganadora, aunque sólo lo justo para remontar y ganar sin mucho esfuerzo un partido para el olvido.

EL MEJOR.
Vujanic. En su partido de despedida el serbio hizo una de sus mejores actuaciones en lo que a anotación se refiere, logrando 27 puntos, seis asistencias y nueve faltas recibidas para un total de 32 de valoración. Inútil exhibición del serbio.
En la segunda mitad del encuentro el CB Murcia logró su primera ventaja significativa (51-38) prácticamente con un equipo LEB en pista. Oscar García se lució anotando desde el triple y bajo tableros mientras estuvo en pista. Mas tarde Edu Torres hizo el experimento de jugar con tres postes (Moss, Moncasi y Asselin) con Xavi Sánchez y Marco también pista. Pero el experimento en realidad le vino bien al CB Granada para recortar las ventajas hasta sólo cinco puntos (55-50).

Vujanic era el claro dominador de las acciones ofensivas del CB Murcia, esta vez jugando muchos minutos como escolta. Pero ya mediado el último cuarto el CB Granada prácticamente había enjugado la diferencia en el marcador (62-61). Edu Torres ordenó una presión zonal 1-2-2 ya desde media pista que le dió desigual resultado, pues a falta de tres minutos para la finalización del partido ya ganaba el CB Granada por dos puntos (68-70), contando además con la posibilidad de hacer un par de faltas antes de llegar al bonus. Un par de canastas más del CB Granada puso la sentencia al partido y marcó el cierre de esta triste temporada. Ahora toda vacaciones, viaje a la oficina de empleo y planificación, con tiempo y calma, de la próxima temporada en LEB intentando evitar los errores de esta.

16 may. 2010

El CB Murcia se despide de la ACB

Día de despedidas. El partido que esta mañana (12:30 La 7) enfrenta al CB Murcia con el CB Granada supondrá el cierre de la temporada. También será la despedida del club murciano de la ACB, al menos durante un año, y con el descenso a la LEB muy probablemente también de buena parte del área deportiva del club.

Absolutamente nada se juega el CB Murcia esta mañana, más allá de intentar dar una pequeña alegría a su afición e igualar la segunda peor marca de victorias en ACB en su historia. En la temporada 1998/99 el balance fue de sólo cuatro victorias y en la 2003/04 de seis. Ganando esta mañana el CB Murcia finalizaría la liga con seis victorias, las mismas que en el último descenso. Por lo demás, mero trámite, como todos los partidos desde hace meses, prácticamente perdidos de antemano por la impotencia de un equipo que no supo sobreponerse a las rachas de derrotas y que terminó sin alma ni capacidad de reacción ante la menor adversidad de partido.

El CB Granada ha cuajado esta temporada la mejor campaña de su historia. Llega a este partido sin jugarse gran cosa, más allá de algún puesto en zona fría de la clasificación. Buena parte de esa buena trayectoria debe agradecérsela al acierto en los fichajes de jugadores como Hendrix, Ingles o Stefanson, quienes están rindiendo a un nivel muy alto esta temporada.

Fin de la agonía. La liga se acaba, y con ella el penar de los aficionados y de algunos de los jugadores del CB Murcia. El tramo final de competición inútil se le ha hecho eterno al equipo murciano. Esta misma tarde todos los jugadores y cuerpo técnico estarán de vacaciones y, teniendo en cuenta que ninguno tiene contrato en vigor, también en el paro.

11 may. 2010

Pabellones, polideportivos, pistas y Campus para jugar al baloncesto en la Región de Murcia

Hoy quiero compartir con los lectores de este blog, especialmente los que se mueven por la Región de Murcia siguiendo a algún equipo de baloncesto, una herramienta utilísima. Se trata de un mapa con la localización de la mayoría (o casi todos) los pabellones, polideportivos, pistas, etc. donde se puede practicar baloncesto en la Región de Murcia.

Esta temporada este mapa nos ha sacado de más de un atolladero a la hora de llegar a tiempo a algún que otro partido. Os lo recomiendo.

Queda pendiente la versión 2.0. que propone Juan Torrecillas, que no es otra que complementar esa información con la de los mejores bares y establecimientos de restauración cercanos a dichas instalaciones. Quedamos a la espera.

Entretanto ahí les dejo un enlace al mapa de pabellones.

Les incrusto aquí una versión miniatura del mismo:


Ver Pabellones, polideportivos, pistas y Campus para jugar al baloncesto en la Región de Murcia en un mapa más grande

10 may. 2010

La falta de confianza le hace tirar otro final igualado al CB Murcia

La mala segunda parte del equipo murciano y su falta de confianza para jugar finales igualados volvieron a ser las claves del partido

Ficha del partido

Los propios jugadores del CB sabían cómo iba a terminar el partido pese a la igualdad en el marcador de los últimos minutos. Estaba escrito en sus caras, no se creen que puedan ganar un final igualado. Y efectivamente, no lo ganaron pese a haber sido mejores que el Blancos de Rueda durante la primera parte. Pero ya es conocida la morbosa tendencia del equipo Murciano a venirse abajo en las segundas partes y en los finales igualados. Y ayer tampoco fue una excepción.

Arrancó el partido con siete puntos consecutivos de Vujanic gracias a dos triples consecutivos, uno de ellos con falta añadida. El acierto en el triple del serbio le llevó a conseguir 12 puntos ya en el primer cuarto, en el que el CB Murcia vio el aro con facilidad, repartiendo la anotación entre exteriores e interiores. Un robo más asistencia a Faverani de Xavi Sánchez situó en el marcador una máxima ventaja de 9 puntos al cerrar el primer cuarto (25-16)

La presencia de Marco y Xavi Sánchez en pista permitió al conjunto murciano mover mejor el balón, elegir buenas opciones en ataque y recuperar algunos balones que contribuyeron a aumentar la ventaja del equipo de Edu Torres en el segundo cuarto (21-33). La defensa de los murcianos oscilaba entre la individual, la zona 1-2-2 ya clásica desde que llegó Torres a este equipo, y durante algunos minutos, y ante el acierto de Chase en el triple, una defensa mixta, con Pedro robles sobre el norteamericano y cuatro jugadores en zona, lo que le siguió dando resultado al conjunto murciano. Esa zona 'caja y uno' propició una máxima ventaja de 15 puntos (30-45) gracias a varias recuperaciones y contraataques culminados por Vujanic. Sin embargo, no jugó bien el CB Murcia los instantes finales del segundo cuarto, lo que le volvió a dejar con la ventaja de nueve puntos cosechada en el primer cuarto (45-36).

El inicio del tercer cuarto no fue bueno para los murcianos, a los que les costaba encontrar el acierto de cara al aro sin que la defensa individual les diera grandes resultados. Dos canastas consecutivas de Robles, una de ellas triple, vovieron a darle al conjunto murciano una ventaja superior a los 10 puntos (40-51). Pese a ello, las sensaciones para el conjunto murciano no eran tan positivas como en el segundo, pese a lo cual entró en el último cuarto con ventaja (54-60).

LA CLAVE.
Confianza. El Blancos de Rueda inspira mucha más confianza que el CB Murcia en todas sus acciones. No es mejor equipo, pero sí cree bastante más en sí mismo, y eso en un partido se refleja en unos cuantos puntos, diferencia más que sufiente para hacerse ayer con el partido.

EL MEJOR
Van Lacke. El ex jugador del CB Murcia anotó durante todo el partido, y él mismo se encargó de jugarse con acierto varios de los balones finales. Anotó 14 puntos, repartió seis asistencias y recibió seis faltas para un total de 24 de valoración.
En el último cuarto la ventaja murcianista terminó de esfumarse en apenas tres minutos. Una bandeja de Chase puso el 63-62 en el marcador e hizo que todo el trabajo anterior pasara a valer nada. No es la primera vez, ni mucho menos, que al CB Murcia en la segunda parte se le acaban la energía y las ideas. Chase y Van Lacke se echaron el equipo a las espaldas en los últimos minutos y se dedicaron a anotar a base de un buen muestrario de triples, velocidad y manejo de balón. Los propios jugadores del CB Murcia ya se conocen esta historia, como se reflejaba en sus caras, que no eran las de quien está disputando un final igualado, sino las características de un recién derrotado, pese a reflejarse un empate en el marcador. Esa diferencia de actitud le llevó por inercia a Blancos de Rueda a hacerse con la victoria, simplemente porque jugó con más convicción que el equipo de Edu Torres durante todo el partido.

A falta de poco más de una posesión y con el marcador empatado a 80 Brian Chase intentó sacar una falta desde el lanzamiento de tres puntos echándose encima de Pedro Robles para buscar el contacto, cosa que logró, pero con el resultado de falta en ataque. La última posesión del CB Murcia se saldó con falta a Vujanic y dos tiros libres anotados (82-80). En los ocho segundos restantes al Valladolid le dio tiempo a ganar el partido simplemente forzándole Isaac López un ingenuo 2+1 a Sy para que, de nuevo, un final apretado terminara por decantarse del lado del rival del CB Murcia (83-82).