27 jun. 2014

Pascual vs Laso. La delgada línea que separa el éxito del fracaso

Ni 24 horas han pasado desde que el Barça se coronara ganador de la ACB y ya leo en varios sitios que le van a dar puerta a Laso. La razón: que ha fracasado porque de los tres grandes títulos a los que aspiraba "sólo" ha logrado uno.

Por otro lado, hoy no leo nada sobre Xavi Pascual, quien hace semanas que estaba prácticamente despedido según buena parte de los mentideros. La razón: que su equipo no ganaba títulos este año.

La realidad es que el Real Madrid este año se ha quedado a UNA CANASTA de ser campeón de Euroliga, y por UNA CANASTA ha perdido el cuarto partido de la final de la liga ACB, a la postre definitivo. Eso es un dato objetivo. Algo menos objetivo, pero muy poco cuestionable si realmente hablamos en serio, es el hecho de que el baloncesto que ha realizado el Real Madrid durante el 80-90% de la temporada ha sido de lo más bonito que se ha visto nunca en las pistas españolas. Algo parecido, pero al revés, podría decirse del Barça, pues durante ese 80-90% de la temporada su baloncesto no ha sido brillante.

Al final resulta que el equipo que ha hecho durante esa inmensa mayoría de la liga un baloncesto poco brillante se proclama ganador de la liga, y no de chiripa, pues en el tramo final de la temporada el baloncesto de los de Xavi Pascual ha sido buenísimo. Y por otro lado, el equipo que ha deslumbrado por su brillantísimo juego se ha quedado con la Copa del Rey (que ni siquiera es el nuevo rey, sino el viejo) como único trofeo de la temporada. Por tanto: Fracaso.

¿Hablamos en serio?. ¿De verdad alguien se atreve a calificar de fracaso la temporada del Real Madrid?. ¿De verdad esperan que me crea que lo que realmente vale la pena de esto del baloncesto es el trofeo que se guardarán en la vitrina?. No, eso no es así... ¡y lo sabes! (que diría Julio Iglesias).

Si de verdad lo que cuenta es el trofeo bastaría con irse a una tienda donde vendan ese tipo de trofeos, comprar una réplica y ponerla en una repisa. Y ale, ya hemos triunfado. No, no es así. Se supone que lo divertido del baloncesto, además de ganar, es el baloncesto en sí, el camino que se recorre hasta conseguir el éxito final. Por lo tanto, me parece incompleto lo que ha hecho el Real Madrid, pues le ha faltado la ginda del pastel, y también me parece incompleto, bastante más incompleto, lo que ha hecho el Barça, que ha llegado para la guinda y pasado de puntillas cuando el pastel. Evidentemente, juntando los dos baloncestos saldría la temporada perfecta, sublime. Al fin y al cabo el Barça ha estado de fábula en el momento más importante, y su baloncesto de final de temporada es incuestionable. Lo que sí quiero cuestionar desde estas líneas es que eso sea lo único, que el ganar al final sea lo único que cuenta, y que eso fuera lo único incluso si el juego del final de temporada del Barça, hubiera sido desastroso (que para nada lo ha sido).

Dejémonos entonces de tonterías. Lo grande del baloncesto es disfrutarlo. Y disfrutar sólo de la victoria final me parece muy triste. Me encanta el baloncesto que hizo el Barça al final, y me maravilla el que ha hecho durante casi toda la temporada el Real Madrid. En mi balance sale ganando el Real Madrid de largo.

¿Mérito de los azulgrana al final?. Sí, por supuesto. No sólo ganaron esos partidos, también convencieron de que esos partidos del tramo final los ganaron con total justicia.

Para bien o para mal la cosa está así montada y el campeón es el que gana el play off y la liga sirve sólo para dilucidar los cruces y el factor cancha, y lo de la cancha este año ha parecido ser un factor secundario (recuérdese si no la eleminatoria del Barça - Valencia, con sólo victorias a domicilio).

En definitiva, si el baloncesto que ha hecho esta temporada el Real Madrid no queda en el recuerdo del aficionado al baloncesto con un gusto especialmente sabroso es que algo está fallando, y si se penaliza a Pablo Laso porque su rival metió una canasta más en la final de la Euroliga y en la final de la ACB me sentiré muy decepcionado.

Coda. Lo de la ida de olla de ayer y su autoexpulsión ya es otro tema, aunque entiendo que tiene que ver con el estrés de ver que tras una temporada maravillosa se le iba todo a hacer puñetas, por un lado, y con que la adrenalina que se acumula en un partido no pudo expulsarla corriendo por la banda y explotó fuera de lugar y forma. Pero eso da para otra historia.


2 comentarios:

Jose Ripoll dijo...

Bonito, espectáculo, diversión, magia, embrujo, y muchos más adjetivos podemos buscar, pero estos adjetivos están muy bien para los espectadores, pero para los que nos gusta un deporte sea cual sea estos no son los conceptos que nos gustan. En baloncesto como todo deporte de conjunto hay otras cosa, por ejemplo: riqueza táctica, dirección de grupo, psicología aplicada al mismo, inteligencia emocional del entrenador y de los jugadores, planificación en función del contrario, dirección en pista, y muchos otros factores que podría enumerar y bajo mi subjetividad el Real Madrid de Laso no lo ha tenido. Lo que si comparto, es que para los que verdaderamente nos gusta este deporte si nuestro equipo desarrolla todos los concepto que he descrito anteriormente, nuestra satisfacción como deportistas tiene que ser buena, por esto último que digo me parece también que Laso se equivoca cuando dice, nosotros somos el Real Madrid y solo nos vale ganar, pues independiente de meter presión innecesaria, falta el respeto al contrario, y es el mismo el que se pone nota, es decir ha suspendido. He intentado explicarme sin extenderme, espero haberlo conseguido.

Francisco José Herrera dijo...

Comentas, y es cierto, que el Real Madrid ha estado a 1 canasta de ganarlo todo, cosa que es cierta, y esto junto a su juego hace que sea, para ti, el verdadero campeón este año. Pero, (¡ay! los peros) resulta que también a estado a una canasta de perderlo todo de o ser por aquel triple de Llull.

Comparto que el deporte no debe ser solamente resultadista y que el Real Madrid ha maravillado con su juego, pero el Real Madrid no ha sabido competir. Sí que ha sabido ser una apisonadora cuando todo iba de cara y poner un rodillo de puntos, pero cuando le han jugado de igual a igual Final Copa, Final Final Four, y 4 partidos de Final ACB, de 6 sólo ha ganado 2. (podemos poner 7/3 y contar contra el Barça en FF), y no es que le hayan jugado a la yugoslava amasando el balón con marcadores de 40 puntos, en los partidos donde había títulos en juego ha perdido con tanteos normales, bajos y altos, muy altos.
El Barça por su parte ha sido irregular, muy irregular, pero en ACB, en Euroliga en el Top16 brilló de lo lindo jugando muy bien muchos partidos hasta el último en Milán que pareció ser un presagio de lo que ocurriría con el Real Madrid en la Final Four.
En conclusión, temporada nula, empate técnico que deja a unos muy contentos y pensando que con unos ajustes la temporada que viene volverán a optar con garantías a todo, y a otros, muy tocados que seguro que piensan que merecían haber ganado todo y que se han quedado a 2 canastas de conseguirlo, sin pensar que realmente se han quedado a una de no ganar nada.

Un saludo y gracias por este, tu espacio, de baloncesto. Se agradece. :)