28 nov 2017

Solo el 11% de los tiros se realiza desde zonas intermedias ¿Se está perdiendo el tiro de media distancia?

Tras ver la carta de tiro del partido España - Eslovenia de las ventanas de clasificación para el mundial me llamó la atención el dato de que desde distancias intermedias (tiros desde fuera de la zona pero que no son desde la línea de tres puntos) sólo se habían realizado 6 tiros entre los dos equipos y que de éstos sólo 2 acabaron en canasta (ambos por parte de España y creo recordar que de la mano de Fran Vázquez los dos).


Ese dato me recordó un dicho que llevo escuchando hace tiempo, relativo a que se está perdiendo el tiro de media distancia, pues o bien se busca tirar muy cerca del aro o bien intentar el triple.

Picado con ese tema decidí recopilar un poco más de datos, y miré las cartas de tiro de los partidos de estas ventanas. Tomé datos de todos o casi todos los partidos de esta ventana (más de 20, vamos). Para delimitar esas distancias intermedias he contado sólo los lanzamientos que están claramente en esa franja, y he descartado los que están muy pegados a la línea de tres, pues esos los considero intentos de tres puntos en los que se pisaba la línea (tiros cuyo objetivo inicial era tirar de tres en realidad).

La media resultante indica que cada equipo intenta unos 6,6 tiros y convierte 2,3 (34% de acierto). Teniendo en cuenta que en esos partidos cada equipo intentó de media unos 60 tiros en total y anotó unos 26 (44% de acierto), encontramos que desde esas distancias intermedias se realizó el 11% del total de tiros de campo lanzados.

No tengo claro qué pensar. Así a bote pronto me parece que un 11% de tiros sobre el total son pocos y que el porcentaje del 34% de acierto es bastante bajo (básicamente el mismo que desde la línea de tres puntos).

En la NBA se ha recopilado datos sobre el porcentaje de acierto según el punto de la pista desde el que se lanza, lo que ofrece una gráfica como esta:

Esa gráfica térmica nos muestra que, además del dato obvio de alto porcentaje bajo el aro, también es muy alto el porcentaje de triples desde las esquinas. El más bajo de todos es el tiro desde los laterales a unos 5 m. del aro, una distancia demasiado lejana para tiros "de muñeca" como gancho o bomba y demasiado cercana para la mecánica típica del tiro en suspensión, además sin tener el apoyo del tablero. Desde el ángulo de 45º a 5-6 m. del aro se registra un acierto intermedio.

Interpreto que ese reducido número de tiros desde esa "tierra de nadie" obedece al paulatino incremento en el acierto del tiro de tres puntos de los jugadores de élite, lo que hace que los ataques se focalicen en o bien terminar muy cerca del aro, porque se supone que es el tiro más fácil que existe, o bien lograr un tiro liberado de tres puntos, por eso de que tiene premio extra al valer un punto más y así, puestos a tirar de 5-6 m. nos alejamos un poco más que tiene premio (un 50% más de valor, que no es poco).

El hecho de que sea muy especialmente en las esquinas ese otro lugar de muy alto porcentaje interpreto que obedece a que, de entre los tiros de tres puntos, el de la esquina es el que normalmente más liberado queda, al ser el punto más lejano para las ayudas defensivas y, además, está un poquito más cerca que el resto de la línea de tres puntos.

Me surgen dudas sobre si realmente el tiro de tres puntos tiene una dificultad muy similar a la del tiro de 5-6 metros, o al menos lo suficiente como para que compense el buscar el triple obsesivamente y prácticamente olvidarse de lo que no sean triples o tiros dentro de la zona.

La intuición me dice que estamos desaprovechando una buena oportunidad de sumar puntos desde esas distancias intermedias. Me podrá decir el lector que mis propios datos me contestan, pues de los partidos observados el porcentaje de acierto desde esa distancia es de apenas un 34%. A eso se me ocurre como posible respuesta que esos pocos tiros realizados desde esa distancia normalmente no eran primeras opciones, sino tiros de recurso, realizados como buenamente se pudo y, por tanto, necesariamente con poco porcentaje de acierto.

A donde quiero llegar es a la cuestión de si en el caso de que se buscara intencionadamente liberar tiros desde esas distancias intermedias de qué porcentajes de acierto estaríamos hablando. Intuyo que bastante más elevados que ese 34%. Pero, en definitiva, ¿valdría la pena trabajar para liberar tiros desde ahí?. Yo creo que sí.

En un vistazo rápido y sin tomar datos siquiera, en lo que a las chicas se refiere parece que esta cifra se incrementa aproximadamente al doble, algo quizá atribuible a que en femenino son menos las jugadoras que pueden tirar con fiabilidad desde la línea de tres puntos respecto del masculino, en el que en muchos casos prácticamente todos los jugadores pueden anotar triples. No obstante, eso merece un análisis un poco más reposado en el futuro.

No hay comentarios: