16 dic. 2004

Adiós a 'Morti'

Murió 'Morti', Martín de Francisco, con sólo 49 años de edad. Uno de los jugadores que mejor recuerdo dejó en el CB Murcia.



Martín de Francisco
Martín de Francisco

De ACB.com:

Fallece el ex jugador de Caja de Ronda y Valladolid Martín de Francisco

Una larga enfermedad acabó con la vida de José Ángel Martín de Francisco, ex jugador del Caja de Ronda y Miñón Valladolid, que iba a cumplir 49 años. Martín de Francisco jugó siete temporadas en la máxima competición española y destacó por su técnica individual en el poste bajo.

Este martes 14 de diciembre falleció a la edad de 49 años y después de una larga enfermedad el ex pívot de Caja de Ronda y del Miñón Valladolid, José Ángel Martín de Francisco, conocido popularmente como "Morti". El vallisoletano se formó en las categorías inferiores del Real Madrid para ser luego jugador del Miñón Valladolid en la Primera División (79-83) y del Caja de Ronda ya en la ACB (83-85). También militó dos campañas en el Cajabilbao (una en Primera División B y otra en la ACB) para reclarar más tarde en Murcia (87-90), Cartagena y Obradoiro.

Como jugador destacó por una depurada técnica individual en el poste bajo y por un físico corpulento (2,04 m. de altura) y llegó a ser internacional junior y sub-23. Con el primero de estos combinados logró la medalla de plata del campeonato de Europa de Orleans 1974. Martín de Francisco era representante de jugadores y padre del alero formado en las categorías inferiores del FC Barcelona, Nacho Martín, que juega actualmente en el Calpe de LEB.


Jugó en Murcia del 87 al 90, donde era el rey del tablero. Además de su depurada técnica individual y, creo, ser una excelente persona, cuando vino a Murcia ya era zorro viejo. De los pocos detalles concretos que le recuerdo destaca la habilidad que tenía para dificultar el tiro del rival cuando éste le ganaba la posición, especialmente si era bastante saltarín. Sin saltar, con una mano levantada intentaba estorbar y con la otra, normalmente fuera de la vista del árbitro de turno, tocaba ligeramente la cadera del jugador rival cuando estaba en el aire, un poquito, y le giraba disimulada y ligeramente, lo justo para desviar un poco el ángulo de tiro sin que los árbitros lo notaran. Ésa no era más que una de las múltiples habilidades de 'Morti', que contribuyó en la campaña 89-90 al ascenso a la ACB.

Descanse en paz.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Eramos compañeros del equipo de baloncesto de la SAFA de Madrid y del Real Madrid, era todo corazón, todo lo que tenía de grande lo tenía de buena persona. Juanjo