22 ene. 2005

Ya me ha llegado

No es que sea como para tirar cohetes. Pero mira, mejor es un regalo cutre que nada. Me refiero al regalo que ACB.com da a los ganadores de cada jornada del Supermánager.

Yo gané la número 15, en una jornada en la que fallaron los grandes jugadores y yo tuve la suerte de colocar ahí arriba a mis secundones con mi equipo showtime-3 (no es siquiera de mis 10 mejores equipos).

Decía que el premio es más simbólico que otra cosa, pues lo único de cierto valor es un balón oficial ACB, pero que al estar firmado por un jugador ACB ya no se puede usar como simple balón para jugar, y pasa a ser un recuerdo u objeto de decoración.

En mi caso elegí que me lo firmara Rudy Fernández, aunque no es fácil reconocer su firma en el balón, que bien podría haber hecho cualquiera de mis sobrinos. Para cerciorarse del todo sería necesario recurrir a Grison y compañía (sí, ya saben, los de CSI).

El resto de regalos eran una guía Marca (a buenas horas), un gorro (que no usaré hasta el verano en la playa) y una camiseta, cuya bolsa aún no he abierto, pero que me temo no será XXL, única talla que ahora consigo meterme en el cuerpo (qué tiempos aquellos de junior con ese cuerpo atlético, estilizado e incansable...)

Pero bueno, bien va.

Mi premio del supermánager
Los generosos regalos de ACB.com