5 mar. 2005

Polaris toma aire con Bárcenas de alero

Polaris World: Turner (9), Sánchez (3), Bárcenas (15), Gómez (2), Cuthrell (17). Quinteto inicial. Martínez (6), Marçal (2), Sala (11), Fernández (2), Garrido (-).

Cai Zaragoza: Núñez (2), Lescano (11), Ferrer (5), Reynolds (18), Scott (13). Quinteto inicial. Galilea (9), García (3), Urtasun (3), Cilla (2)

El Mejor: Quique Bárcenas
Valoración: 24
Puntos: 15
Rebotes: 7
Robos: 4
Jugó de alero casi todo el partido, posición en la que no jugaba desde principio de temporada. Pudo con sus rivales, Ferrer primero, y Cilla después, y aprovechó su versatilidad para anotar tanto desde el perímetro (3 triples) como en la pintura (3 canastas sin fallo). Defendió intensísimo, como en él es habitual, y ayudó a capturar valiosos rebotes, para terminar firmando un partido muy completo, tanto en defensa como en ataque.


El anhelado alero que buscaba el club murciano estaba en casa. Quique Bárcenas resultó ser el jugador que pusiera remedio al bajo rendimiento de los aleros de Polaris. El ala-pívot llevaba sin jugar de alero desde principio de temporada, momento el que jugó algunos partidos como hombre exterior para cubrir las lesiones de dos de los hombres exteriores. En la decisión del técnico local, Iván Déniz, de jugar con tres hombres altos debió influir la confianza que le da poder contar, desde esta misma semana, con el refuerzo de lujo del juego interior del murciano Pedro Fernández.

Los de Murcia iniciaron el encuentro defendiendo con más intensidad que los maños y atacando con más acierto, lo que les permitió coger una temprana ventaja en el marcador, cercana a los diez puntos, que se mantendría durante la mayor parte del encuentro.

No acertaba el técnico visitante, Alfred Julbe, a parar el acierto anotador de los de Déniz ni a doblegar fácilmente su aguerrida defensa. Paró el partido a los 5 minutos, cuando los locales dominaban por 15 a 7 y Cuthrell, con 8 puntos en ese momento, se imponía bajo los tableros a Reynolds y el recién fichado Scott.

Durante el segundo cuarto los jugadores locales pudieron correr el contraataque en momentos puntuales, llegando a obtener una máxima ventaja de 18 puntos, con un 37-19 en el marcador, ya mediado el segundo cuarto. Fue entonces cuando Reynolds, desacertado en el primer cuarto pero que finalizaría con 18 puntos, empezó a anotar con algo más de facilidad.

Finalizaría la primera parte con un tanteador bastante alto, 44-31, favorable a los jugadores del equipo murciano. Sin embargo, la fuerte defensa planteada por el conjunto local se cobró su precio en forma de 14 faltas personales, frente a las 8 de su rival, lo que, en parte, condicionaría su defensa en el tercer cuarto.

En la segunda mitad Déniz repitió su quinteto inicial y Julbe optó por dar la dirección del equipo al veterano Galilea. Ambos equipos defendieron en zona casi todo el tiempo, la de los maños ajustaba algo más arriba que la de los locales, lo que durante algunos minutos hizo que se hiciera más espeso el ataque local. Por su parte, la zona murciana parecía obedecer sobre todo al deseo de protegerse de las faltas acumuladas anteriormente.

El CAI recortaría ventajas en el tercer cuarto, hasta ponerse a 7 puntos y obligar a Iván Déniz a pedir tiempo muerto, tras el que aún seguirían algunos minutos de desconcierto en los jugadores locales. La cuarta falta de Pedro Fernández, peleón pero algo falto de acoplamiento aún, hizo volver a pista a Cuthrell, con el CAI a tan sólo 4 puntos.

Una posible falta a Bárcenas que los árbitros no señalaron motivó las protestas de Déniz y que los colegiados le señalaran una falta técnica al entrenador. Ello, unido a la extraña señalización de una falta antideportiva al base Pedro Sala, en un intento de taponar a Scott, enfureció al público y a los jugadores locales, quienes, desde ese momento y hasta el final del encuentro, subieron aún más la intensidad de sus acciones defensivas y jugaron mejor sus bazas en ataque, donde capturaron hasta tres valiosísimos rebotes ofensivos, que serían claves en la victoria final.

Un triple de Marçal, a falta de minuto y medio, pareció sentenciar el encuentro, al situar el marcador en un 71-63 para los locales. En apenas unos segundos, Lascano dio la réplica con otro triple y volvió a meter a su equipo en el partido. Dos tiros libres anotados por Cuthrell, un rebote ofensivo de Carlos Martínez y una falta en ataque que Xavi Sánchez sacó a Lascano certificaron la victoria del equipo murciano.

Ahora, los maños quedan dos victorias por detrás del equipo de Murcia, que no pierde la estela de los de cabeza y alberga esperanzas de mejora, especialmente tras el fichaje de Pedro Fernández y el brillante papel desempeñado por Bárcenas en la posición de alero, principal punto flaco de este equipo hasta el momento.

Puedes ver esta crónica en enCancha.com