20 sept. 2005

Sundov impuso la ley del más grande

68-85. Los aleros de Polaris llegan bajos de forma al debut liguero


Polaris World Murcia (20+13+19+16): Sellers (18), Robles (2), Waleskowski (9), Triguero (1), Sala (5), Sánchez (2), Brown (12), Llompart (14) y Pérez (5).

Etosa Alicante (19+23+24+19): Lewis (21), Junyent (11), Angulo (11), Sundov (22), Weigand (3), Berni Hernández (8), Nacho Rodríguez (5), Bennerman (5), Javier Lucas (1).

Querían los jugadores de Comas demostrar que podían ganar al ACB Etosa, al que ya tutearon hace unos días. Sin embargo, el no poder frenar a los jugadores interiores de Trifón Poch, Lewis primero y, sobre todo, Sundov después, decantó el partido claramente para los de Alicante.

Comas eligió para empezar el encuentro al que se perfila como quinteto titular. Los puesto de base (Llompart) y pívots (Waleskowski y Sellers) parecen claros. Más dudas suscitan los aleros, que aún parecen bajos de forma. Al que mejor se le ve es a Brown, aunque se muestra irregular y fallón en algunos tramos de partido. Sergio Pérez está saliendo de una lesión en la rodilla y su ritmo de competición aún está lejos de ser óptimo. Xavi Sánchez pone empeño en defensa pero no termina de brillar y Robles, en principio el escolta titular, no está viendo aro con facilidad y su defensa es algo blanda.

Un síntoma de estas dudas con los aleros es que Manel Comas, durante la segunta parte sólo hizo cambios en el puesto de alero, y mantuvo todo el tiempo a Llompart, Sellers y Waleskowski.

Larry Lewis anotó él solo los 12 primeros puntos del Etosa, mientras que Polaris repartía anotación entre sus jugadores. El que peor lo pasó al principio de partido fue Waleskowski, incapaz de parar a Lewis ni de imponerse en ataque.

Tuvo que ser Oriol Junyent quien tomara el relevo de Lewis para anotar los siguientes 5 puntos de su equipo. Llompart puso el cierre al primer cuarto (20-19) con un triple desde más de 8 metros.

En el segundo cuarto Comas cambió de aleros y de base. Pedro Sala jugó como suele hacer, fiel a su juego eléctrico, capaz de hacer grandísimas jugadas a cambio de asumir mucho riesgo. Esta vez no le entraron varios balones en difíles penentraciones y tiros de tres. Su dirección también fue inferior a la de Llompart, con lo que Polaris se resintió y Comas tuvo que pedir tiempo muerto mediado el segundo cuarto, con el marcador en 24-30 para Etosa.

Para aquel entonces Sundov ya estaba imponiendo su ley bajo tableros, mostrándose intratable e infalibre (sólo falló uno de sus 10 lanzamientos de campo), evidenciando tener, además, un más que aceptable tiro a media distancia.

Cuando llegó el descanso el partido ya estaba claramente decantado para Etosa (33-42), que mantendría durante el resto del partido una ventaja de 10 puntos con pequeñas oscilaciones.

El tercer cuarto brindó buenos momentos de Llompart en la dirección, que nutría con muy buenos pases el juego interior de Polaris, cuyos pívots anotaban con dificultad ante la intimidación de Sandov. Sellers trató de sacar de la zona al gigante croata de Etosa, pero sus lanzamientos no entraron.

Varias buenas defensas en zona de los locales permitieron varios contraataques comandados por Llompart (14 puntos y 4 asistencias al final), que dejaron la desventaja en sólo 5 puntos (50-55). A partir de ahí, la defensa de los alicantinos, cada vez más acoplada, no permitió más alegrías a los locales, y comenzó a diversificar la anotación en ataque, con varias canastas de Angulo como complemento a la anotación interior, lo que permitió cerrar el tercer cuarto en 33-42, diferencia que se fue incrementando poco a poco en el último cuarto, hasta dejar el marcador en el 68-85 final.

Etosa, aún a medio gas, mejora su juego día a día, aún con tiempo para coger ritmo antes del inicio de la ACB. Tiempo es lo que ya no tiene Polaris para hacer más pruebas. Este mismo viernes comenzará la liga, contra León Caja España, uno de los favoritos.

También se publica esta crónica en Encancha.com

No hay comentarios: