29 oct. 2005

Un compacto Polaris no da opciones a Plasencia Galco

80-68. Brown lideró la victoria local con un inicio arrollador

POLARIS CB MURCIA 80 - PLASENCIA 68
Polaris Murcia: Llompart (5), Brown (19), Xavi Sánchez (9), Waleskowski (10) y Sellers (0). También jugaron Triguero (7), Robles (13), Pedro Sala (6), Bárcenas (5), Pedro Fernández (2) y Sergio Pérez (4).

Plasencia Galco: San Miguel (14), Barceló (9), Cilla (3), Mario García (8) yWard (14). También jugaron Domínguez (0), Lledó (8) y Balmón (12).

Parciales: (28-15), (23-15), (12-16), (17-22).

Árbitros: Pagán Baró y Antonio Zamora.
Incidencias: Pabellón Príncipe de Asturias, 2.300 espectadores.


Plasencia no tuvo opciones ante un sólido Polaris. Los murcianos defendieron bien e hicieron un juego serio en ataque. Los primeros minutos de Brown ante su ex equipo, infalible en ataque e intenso en defensa, marcaron la tendencia del partido y brindaron una renta que se mantendría siempre claramente por encima de los diez puntos.

Brown, bien secundado por Waleskowski, dejó claro desde el primer cuarto (28-15) que Polaris no estaba dispuesto a dar facilidades a su rival. Entre ambos americanos anotaron 20 puntos en el primer cuarto, además de un par de canastas de Llompart, mientras que sólo Barceló, con 6 puntos, era capaz de dar una mínima réplica por parte de los placentinos.

Comas utilizó menos su defensa en zona y movió bien el banquillo. Sentó a Sellers tras un primer cuarto en el que no hizo nada, dio minutos a Bárcenas y Fernández para mantener a buen nivel la defensa interior, y supo dejar que, a base de minutos, el juego de Sala se serenara en un partido en el que Llompart no estaba especialmente brillante.

Xavi Sánchez salió en el quinteto inicial. Muchos entrenadores han pasado por Murcia, y muchos de ellos se plantearon el equipo con Xavi saliendo desde el banquillo. Pero el ahora capitán ha terminado siempre ganándose la confianza de todos y cada uno de los entrenadores que le han dirigido. Xavi Sánchez aporta cosas positivas incluso en sus malos partidos (defensa, seriedad, juego para el equipo…), de esas que no se reflejan en los números pero le dan consistencia a cualquier equipo.

El joven Triguero jugó buenos minutos en el segundo cuarto y Pedro Robles va mejorando partido a partido.

Los peores minutos de los locales fueron los del inicio del tercer cuarto, en el que en 7 minutos sólo anotaron 2 puntos, frente a 12 de su rival, lo que permitió a los Placentinos tener su mayor acercamiento en el marcador y situarse a 11 puntos (53-42). Un triple de Bárcenas desatascó la anotación local y el partido volvió a su cauce orginal.

No llegó a debutar en este encuentro Mark Poag, el flamante fichaje de Plasencia, que tuvo a su mejor jugador en Balmón, el ex jugador de Polaris, muy intenso y rápido en sus movimientos en la zona. También cuajaron un buen encuentro Ward y San Miguel, ambos con 14 puntos anotados.

La nota curiosa de la jornada estuvo marcada por la nostalgia. El partido se disputó en el viejo pabellón Príncipe de Asturias, en el que no jugaba desde hacía 11 años. Casi 2500 espectadores llenaron prácticamente el pabellón y aportaron el calor que se echa de menos a menudo en el habitual Pabellón de Deportes de la ciudad. Algunos tímidos cánticos de los más veteranos aficionados recordaron viejos tiempos y viejos gritos de guerra como “Juver, Juver” o “Fetisov, Fetisov…”

En definitiva, un Polaris bastante serio en ambas canastas se impuso claramente a un rival que en ningún momento dio muestras de poder hacerse con la victoria.

Esta crónica se publica también en encancha.com

No hay comentarios: