22 oct. 2006

El Barcelona toma aire en el último suspiro

Los jugadores del Polaris vendieron cara su derrota a base de entrega

77 - Polaris World CB Murcia (17+19+21+20): Dragic (10), Myers (3), Risacher (15), Thompson (12), Triguero (5) -cinco inicial-, Gavel (8), Robles (14), Sánchez (-), Brown (-) y Johnson (10).

78 - Winterthur FC Barcelona (24+19+14+21): Lakovic (21), Basile (16), De la Fuente (7), Trias (4), Marconato (5) -cinco inicial-, Navarro (18), Vázquez (2), Ukic (-) y Kasun (5).

Arbitros: Hierrezuelo, Guirao y García León. Excluyeron por personales a Basile (m.40).
Un agónico triple de Lakovic le dio al Barcelona un partido que a falta de tres segundos tenía perdido. Aguantó bien el Polaris el envite inicial de los de Ivanovic, y a base de sacrificio defensivo consiguieron no salirse del partido y esperar el bajón del Winterthur F.C. Barcelona, merced al cual los de Hussein remontaron el partido y se fueron a un final igualado en el que el partido se decantó a cara o cruz merced a un difícil triple de Lakovic. Los jugadores del Winterthur celebraron el título en el centro de la pista como si de una final se tratara.

En los primeros minutos el acierto exterior de los jugadores del Winterthur Barcelona era tremendo. Basile anotaba todos sus lanzamientos triples, incluso con su defensor pegado a él. Pese a ello, la intensidad de los jugadores locales les permitió que su rival sólo consiguiera 7 puntos de renta en el primer cuarto. En el segundo se estableció un duelo de escoltas entre los inspirados Navarro y Pedro Robles.

En la segunda mitad los jóvenes bases del Polaris se echaron el partido a las espaldas. Primero fue Gavel quien, a fuerza de potencia física y acierto en el tiro, acercó a los suyos. Cuando Dragic tomó las riendas en la dirección sacó a relucir todo su talento e intuición para este deporte y desatascó el ataque de su equipo, que había empezado a estar romo en los últimos minutos dirigidos por Gavel. El joven esloveno terminó el trabajo de su compañero. Entre los bases y el resto de jugadores locales consiguieron poner en pie al público que, una vez más esta temporada, vibró con su equipo y sufrió hasta el instante final en el que la balanza se decantó en el último segundo para los de Ivanovic, que consiguen un poco de aire en su malísimo inicio liguero

Hussein:“No tengo nada que reprochar a mis jugadores”

Faltó poco para que el Polaris consiguiera la victoria. El gran juego de los murcianos obedeció, según su entrenador, Manolo Hussein, a la mentalidad del equipo: “Sabíamos que iba a ser un partido duro y que ellos iban a salir muy fuertes. Han estado muy bien pese a nuestra buena defensa, han estado muy acertados, pero eso es normal, te pueden coger esa racha. Nos hemos mantenido en el partido porque nos hemos olvidado del resultado y nos centramos en el momento, en cada balón”.

Hussein se lamentó de la pérdida de Myers, quien en la primera parte “sufrió una contractura y eso limitó las rotaciones de los jugadores exteriores”.

A falta de tres segundos el Polaris ganaba de dos puntos, pero un lejano triple de Lakovic le dio la victoria a su equipo. Una falta habría impedido el triple, pero habría propiciado un empate desde la línea de tiros libres. No es tarea fácil decidir en cuestión de décimas de segundo, para Hussein “es muy fácil hacer de entrenador cuando ha terminado el partido. Ellos tenían en pista jugadores en torno al 90% de acierto en tiros libres, y no quise darles la posibilidad de empatar el partido. Ha sido un acierto de ellos en un triple lejano de Lakovic, que estuvo bien defendido”

El entrenador polarista se mostró contento con el juego de sus jugadores: “no tengo nada que reprochar a mis jugadores”, tampoco tenía nada que objetar al nivel mostrado por sus jóvenes bases, que hoy dieron un buen nivel de juego pese a las dificultades del rival: “es normal que les cueste, pero están en línea de crecimiento, y si no están bien tendré que trabajar para que mejoren”.

Tampoco es conformista el entrenador del Polaris, y espera más de sus jugadores. Pese al buen partido está convencido de que “aún se puede jugar mejor. En la segunda parte hemos perdido menos balones y eso nos ha dado más opciones, pero aún estamos a principios de temporada”.

Pese a la buena respuesta de la afición, que casi llenó el Pabellón de Deportes, Hussein aún no lo ve claro del todo respecto a la asiduidad de los aficionados: “llevamos tiempo trabajando para ganarnos el respeto de todos, incluida la afición. Pese a todo, tengo dudas de que vuelva esta gente. Ojalá me equivoque”.

Ivanovic: “Nos faltó la agresividad del Polaris”.

Pese a la victoria de los visitantes, la alegría de Ivanovic no era plena. Para él lo más importante del partido fue la victoria: “necesitábamos ganar, era un partido muy importante, hemos empezado muy bien a pesar del primer buen cuarto del Polaris. Hemos metido canastas difíciles en los últimos instantes de las posesiones, de las que dan mucha moral”. La tranquilidad final fue la clave para decidir el partido pues eso “permitió a Lakovic acertar en el último lanzamiento”.

Los de Hussein pusieron en aprietos a los barcelonistas a base de buena defensa, así lo reconocía el entrenador visitante: “no sabíamos responder a la defensa agresiva, y luego hemos tenido un bajón en el tercer cuarto”. Esa es una de las lacras del conjunto de Ivanovic, la irregularidad, y no es la primera vez pues recordó que “también en Madrid (frente a Estudiantes) el equipo fue bien y luego bajó, hay que tener más fuerza mental para aguantar”. También reclamó algo más de intensidad en sus jugadores: “nos faltó la agresividad del Polaris. Es un equipo que ha fichado muy bien, aquí puede ganar bien”.

Pese al acierto anotador de sus jugadores exteriores, es el juego interior el que más preocupa a Ivanovic, pues su por dentro el equipo “aún no funciona, hay que trabajar y tener paciencia para conseguirlo”.

No hay comentarios: