20 oct. 2006

El Polaris recibe a un Barcelona herido

El nivel de juego de los de Ivanovic es la principal duda

21/10/2006 - 18:30 horas. Palacio de Deportes Murcia.
Árbitros: Hierrezuelo, Guirao y García León
Polaris World: Dragic, Myers, Richacher, Triguero y Thompson.
Banquillo: Gavel, Sánchez, Robles, Brown, DeMarco, Fernández y García.
Winterthur F. C. Barcelona: Lakovic, Basile, De La Fuente, Vázquez, Marconato.
Banquillo: Ukic, Navarro, Kaziuzis, Trías, Kasun

Esta tarde, a las 18:30, el Polaris recibe en el Pabellón de Deportes al Winterthur F. C. Barcelona, uno de los grandes históricos de la ACB. El Polaris aventaja en la clasificación a los catalanes, que ocupan el puesto 11, con tres derrotas y una victoria, mientras que los de Hussein están un puesto por encima, con dos derrotas y dos victorias, ambas logradas en casa. El nivel de juego de los de Ivanovic es una incógnita, pues este mismo año sus jugadores han sido capaces de jugarle con desparpajo y ganarle a todos unos Sixers de la NBA y de perder tres de sus cuatro partidos en ACB. Navarro jugará, una vez superado su esguince de tobillo. Este F. C. Barcelona de hoy es capaz de cualquier cosa, positiva o negativa.

Uno de los objetivos de Hussein es conseguir que el Palacio de los Deportes sea un fortín, que le cueste mucho ganar a los rivales, y que el púbico sea cómplice de ello. Habrá que ver si se produce hoy el ansiado lleno (o casi) que reclama el entrenador canario. De momento, su equipo ha ganado los dos partidos de casa, y hasta ha dado espectáculo por momentos. Pero el rival de hoy llega ofreciendo muchas dudas. Se trata de un equipo cuajado de estrellas, aunque su rendimiento en lo que va de temporada está siendo mediocre. Sólo el partido amistoso contra los Philadelphia 76ers mostró a un F.C. Barcelona brillante. También es cierto que en aquél partido Ivanovic relajó la presión sobre sus jugadores, a los que no obligó a ceñirse rígidamente a sus sistemas.

Aparte del nivel de juego que mostrarán los catalanes en la pista, la otra gran duda es el grado de recuperación de Navarro, que sale de un esguince de tobillo. La Bomba no ha entrenado apenas en toda la semana pero su concurso en este encuentro cobra más importancia, si cabe, dado el lamentable estado de juego de sus compañeros. Y ésa es, precisamente, la principal baza del F.C. Barcelona. Tras perder tres partidos y mostrar un juego irregular, e incluso romo, la gran duda es si en Murcia el equipo de Ivanovic resurgirá de sus cenizas y jugará al nivel que se le presupone, o si dará al Polaris la oportunidad de permanecer invicto en casa. El entrenador murcianista es consciente del punto flaco del rival: "ahora mismo podemos aprovecharnos de la irregularidad que padecen dentro del mismo partido, así como el desequilibrio en el ritmo de juego".

Por parte de los locales no hay novedades en la enfermería. DeMarco Johnson ya lleva más de una semana entrenando con normalidad, con lo que su aportación en este partido debería acercarse al nivel de ayuda que espera Hussein, es decir, dar minutos de calidad desde el banquillo, aunque su estado físico no es el esperado. No obstante, una vez marcados los plazos de recuperación de Fizer, las incógnitas del Polaris no están en la enfermería, sino en la dirección de juego en pista. Pese a ser consciente de que los dos bases son jóvenes y necesitan curtirse con minutos de juego, Hussein parece no confiar lo suficiente en ellos como para darles esos minutos que necesitan, y aún disputa muchas fases de los partidos sin base.

El resto de puestos están dando buen rendimiento hasta ahora. De ellos quizá es Myers el que menos acertado se muestra. Polaris deberá contar con su muñeca a pleno rendimiento para afrontar el choque contra el F.C. Barcelona con posibilidades de victoria.

EL RIVAL

Un león herido

LAS CLAVES:
No dejar que el Barça se crezca. Una alta intensidad defensiva desde el primer minuto es una de las recetas para evitar que el Wintenthur F.C. Barcelona entre en juego y rinda como podría.

Que los bases encuentren el rumbo. De nuevo los bases estarán en el punto de mira. Su nivel de confianza será el nivel de confianza del equipo. Para ello Hussein también deberá confiar en ellos.

La Bomba Navarro. El golden boy casi no ha entrenado esta semana. Su nivel de rendimiento se ve como una tabla de salvación en su equipo, que le necesita más que nunca.
Repasar la lista de jugadores que engrosan la plantilla del Wintenthur F. C. Barcelona da miedo. Igual que mirar sus datos contables (22 millones de presupuesto). Este año ha fichado primeras opciones en todos los casos (Lakovic, Ukic, Vázquez, Kasun), el dinero no ha sido problema. Sin embargo, el equipo no termina de jugar como tal.

El principal enemigo del Wintenthur F.C. Barcelona es él mismo. De acuerdo que su liga empieza más tarde, y es de suponer que al final de la liga regular estará entre las posiciones altas de la tabla. Pero ahora es un equipo en construcción, que sólo en un partido de los disputados en los últimos meses ha dado signos de verdadera solvencia, y fue precisamente contra un NBA, los Philadelphia 76ers de Iverson, que cayeron de forma contundente frente al F.C. Barcelona (104-99), primer equipo español en derrotar a uno de la NBA.

Algunos grandes entrenadores intentan inculcar a sus jugadores estrictos y complejos sistemas de ataque. El problema es que a veces la asimilación de la forma de juego tarda más de lo esperado en cuajar, y por el camino se escapan algunas derrotas. Eso parece estar ocurriéndole al equipo de Ivanovic. Salvo en su brillante partido frente a los NBA, donde los jugadores tuvieron mucha libertad para jugar a su aire, en el resto de partidos su ataque ha sido muy espeso, permitiendo que rivales como el Etosa le ganen anotanto sólo 54 puntos. A la larga puede que ese método dé grandes resultados, pero de momento están ganando más partidos los equipos que hacen muy bien cosas muy sencillas.

Pese a todo, el talento individual de sus jugadores, y especialmente el de Navarro, es lo que más rendimiento ofensivo le da a los catalanes. Los movimientos de los que más provecho saca el F.C. Barcelona son los que se centran en Navarro. Si el joven astro está dispuesto para jugar esta tarde habrá que estar atento a los bloqueos que de sus compañeros. En unas ocasiones le harán dos bloqueos por la línea de fondo (un ‘carretón’) que le permitirán recibir desde un lateral y ejecutar uno de sus demoledores lanzamientos, a distancia o penetrando para dejar una bomba. Otro movimiento letal de Navarro se centra en un bloqueo en el poste alto que le permite recibir en carrera y lanzar rapidísimo o bien pasar bajo el aro al pívot que le acaba de bloquear. Sencillo de contar, pero dificilísimo de parar si es el escolta Campeón del Mundo el que ejecuta el movimiento. Si Navarro no puede jugar muchos minutos tampoco hay que confiarse, pues su puesto lo ocuparía Basile, que no es manco precisamente.

Una versión de esta previa se publica en La Opinión de Murcia