10 oct. 2006

Un Polaris crecido intentará sorprender al TAU

Los de Vitoria han ganado sus dos partidos pero los grandes suelen ser más asequibles al principio de liga

11/10/2006 - 20:30 horas. Pabellón Bruesa Arena. Vitoria.
Árbitros: Pérez Pérez, Araña, Peruga
Polaris World: Gavel, Myers, Richacher, Triguero y Thompson.
Banquillo: Dragic, Sánchez, Robles, Brown, Fernández y García.
TAU Vitoria: Planizic, Rakocevic, House, Splitter y Fajardo
Banquillo: Prigioni, Erdogan, Vidal, Cilla, Peker y Teletovic
Esta noche, a las 20:30 h. en el Buesa Arena de Vitoria el Polaris World tratará de sorprender al TAU, uno de los favoritos para hacerse con el título liguero. No será tarea fácil, pues los vitorianos han empezado la liga muy fuertes y son, con el Real Madrid, uno de los favoritos que mejor ha empezado la liga, a diferencia del Barcelona y Unicaja Málaga, que cuentan sus partidos por derrotas sonadas.

Los jugadores de Hussesin llegan a Vitoria henchidos de moral tras derrotar claramente al Pamesa Valencia pese a no contar con su estrella, Fizer, a quien el club sigue buscando un relevo de calidad. No parece fácil encontrarle un sustituto, pues la temporalidad del contrato es un factor que retrae a los grandes jugadores que aún estén sin equipo.

El TAU está en forma. Viene de ganar sus dos partidos ligueros, frente al Fuenlabrada y el Pamesa Valencia, además de hacerse con la Supercopa, el primer torneo de la temporada. Pese a ello, los de Hussein tratarán de utilizar como argumentos a su favor que los de Perasovic no contarán con el lesionado Scola y que ahora podría ser más fácil derrotar a uno de los grandes, antes de que alcancen su mejor momento de forma.

Pese a no contar con su mejor jugador, los polaristas están cumpliendo en todos los puestos. Sólo faltaba algo de solidez en el puesto de base, pero contra el Pamesa Valencia Anton Gavel demostró que su nivel puede ser el de un jugador ACB. Sigue pendiente la incógnica de Dragic, jugador cedido precisamente por el rival de esta noche, el TAU. El joven esloveno apenas ha jugado en liga y necesitará coger confianza en los próximos partidos.

Risacher y Myers se han mostrado muy resolutivos frente a su aro, cumpliendo a la perfección también en defensa. Robles ha anotado con acierto los minutos que ha jugado, y Brown y Xavi Sánchez han brillado en defensa. El capitán incluso ha tenido que jugar bastantes minutos de base, puesto en el que se desenvuelve dignamente si el equipo lo necesita.

Los jugadores interiores están dando la cara. El veterano Thompson y el joven Triguero no se han arrugado frente a sus rivales y han mantenido un nivel alto los muchos minutos que han tenido que jugar juntos. Aunque Pedro Fernández ha hecho relevos bastante dignos, el murciano es, en principio, el jugador llamado a desempeñar el rol de cuarto pívot y no debería caer en él la responsabilidad de dar todos los minutos de descanso a los interiores.

Pese a buen nivel del TAU, parece que el mejor momento para enfrentarse a los grandes es a principios de temporada, cuando están menos rodados y aún ven demasiado lejos el play off por el título, que es su verdadero objetivo, momento para el que faltan aún muchos meses. La liga del Polaris World no puede esperar, cada victoria cuenta. Hasta trece le harán falta para salvar la categoría. De momento, ya ha caído una, hoy intentarán que llegue la segunda.

LAS CLAVES:
Las rotaciones interiores. Pese a la ausencia de Scola el TAU tiene un juego interior poderoso, máxime si sólo Pedro Fernández será capaz de ayudar unos minutos a Triguero y, sobre todo, a Thompson, que tuvo que jugar demasiados minutos frente al Pamesa hace sólo tres días.

Aguantar el envite del TAU. Además de contar con una plantilla excelente, el TAU es, junto con el Madrid, el equipo que más en forma ha empezado la liga. Si no se les frena muy bien durante los primeros minutos los de Perasovic podrían matar el partido demasiado pronto.


EL 'SCOUTING'

TAU, un favorito en buena forma

Como cada año el TAU Vitoria ha de recomponer su plantilla y, pese a ello, seguir en lo más alto, aspirando a todos los títulos. David, Hansen, Jacobsen y Ukic han dejado el equipo vitoriano. Para esta temporada se han incorporado Fajardo, Peker, Teletovic, Sanders, House y Planicic.

La batuta la lleva Prigioni (11 puntos y 7 asistencias por partido en el inicio liguero), hábil en el robo de balón e inteligentísimo director de juego que se compenetra a la perfección con Scola, la estrella vitoriana. Como complemento al puesto de base Perasovic cuenta con Planicic, procedente de los New Jersey Nets de la NBA, quien con sus dos metros de altura puede jugar en cualquier posición exterior, así como aprovechar para jugarse muchos balones en el poste bajo, aunque también penetra, dirige y lanza desde fuera con gran acierto. Rakocevic ha sido el fichaje estrella de esta temporada. Sin embargo, el escolta serbio, que dio sus mejores momentos de baloncesto en el Pamesa Valencia, no ha empezado la liga demasiado acertado. Sí ha estado fino el escolta estadounidense House, que se ha mostrado como un excelente defensor que sabe robar balones y aprovechar las debilidades de su rival para anotar. También ha empezado muy fuerte Erdogan (18,5 puntos de media en este arranque liguero). Sergi Vidal está siendo el cuarto jugador en las rotaciones de aleros.

Por dentro el TAU echa de menos a su estrella, el argentino Scola, que será baja durante buena parte del primer tramo liguero. Perasovic, suple la ausencia del pívot dando mayor protagonismo a Splitter, que se está consolidando como un gran jugador. Peker, internacional turco, es otra de las incorporaciones que buscan hacer potente el juego interior del TAU. Teletovic y Fajardo completan la rotación interior.

La conexión 'argentina'

La jugada favorita del TAU es ya un clásico, se trata de la “conexión Argentina”. La hacían en su día Prigioni, Oberto y Scola. Ahora, con Oberto en la NBA y Scola lesionado es Splitter el jugador que suele beneficiarse del movimiento, basado en bloqueos para formar un triángulo de pases entre base y los dos pívots. Mientras un alero bloquea a un pívot bajo la canasta (Splitter en este caso), el otro pívot hace un bloqueo y continuación en el poste alto con Prigioni, quien elige la mejor opción entre: 1. pasarle a su bloqueador para que lance desde 4 metros (o que pase a su vez al otro pívot bajo el aro); 2. enviar el balón a Splitter bajo el aro o 3. lanzar él mismo a canasta. Una jugada muy sencilla y conocida por todos los rivales, pero que los de Perasovic ejecutan magistralmente.




Una versión reducida de esta previa se publica en el diario La Opinión