12 nov. 2006

El Polaris busca eludir la zona de descenso frente al Bilbao Basket

El de hoy es el último de los rivales asequibles del duro inicio de temporada



12/11/2006 - 12:30 horas. Palacio de Deportes Murcia.
Árbitros: Arteaga, Alzuria y Pérez Niz
El partido será retransmitido por la 7, Televisión Autonómica de Murcia.
Polaris World: (4)Gavel, (11)Myers, (10)Richacher, (5)Triguero y (7)Thompson.
Banquillo: (9) Dragic, (8)Sánchez, (6)Robles, (22)Brown, (53)Fizer, (13)Fernández y (14)García.
Lagun Aro Bilbao: (14)Salgado, (8)Montáñez, (9)Recker, (13)Banic, (15)Weis.
Banquillo: (10)Koljevic, (20)Espil, (33)Antelo, (17)Majstorovic, (55)Zengotitabengoa.
Esta mañana, en partido retransmitido por la 7, se enfrentan a las 12.30 h. en el Pabellón de Deportes de Murcia el Polaris World y el Lagún Aro Bilbao. Los dos equipos llegan con dos victorias y cinco derrotas, y parece que ambos habrán de preocuparse más por no descender que por meterse entre los ocho primeros. El duro calentario inicial que le ha tocado en suerte a los de Hussein confiere a este encuentro especial importancia, no sólo por contar con apenas dos victorias, sino porque el Lagún Aro Bilbao es de los pocos rivales de nivel similar que el caprichoso calendario ha puesto en el camino en este inicio de campaña. Nadie quiere ponerse nervioso en las filas del Polaris de cara a este encuentro, pero los dos próximos partidos (Akasvayu Girona y del MMT Estudiantes) son complicadas visitas a domicilio, pues ambos figuran en los puestos altos de la clasificación con sólo dos derrotas.

Los visitantes no contarán con White, ya de vuelta en EEUU. El norteamericano llegó para suplir la baja por lesión de Martin Rancik, la referencia ofensiva de los de Vidorreta, pero el ex jugador del desdendido Manresa, que también jugó más de 100 partidos en la NBA, no mostró buena actitud y ha sido despedido. Curiosamente, la ausencia de White ha sido valorada por Vidorreta y Hussein como beneficiosa para el Bilbao, lo que hace pensar si, en realidad, habría sido mejor para el Lagún Aro no cubrir la baja de Rancik. Tampoco llega en plenitudes físicas Weis, pues el pívot francés jugará con una protección en un dedo que se lesionó hace unas semanas.

Por parte de los locales, sólo Triguero jugará tocado, aunque su participación no peligra. La principal novedad en las filas murcianistas es el debut en casa de Marcus Fizer, el jugador llamado a ser la referencia del cuadro de Hussein. Sin embargo, el norteamericano aún no ha dado su verdadero nivel en partido oficial, primero por la lesión que le impidió iniciar la liga, y más tarde por sus dos malos partidos fuera de casa, en los que la ansiedad por jugar le hizo no estar fino en el juego, llegando incluso a protagonizar un conato de tangana en la pista del Real Madrid que finalizó con unos gestos a la grada poco acertados y la señalización de una técnica.

En las filas rivales nos visita hoy un viejo conocido de la afición murciana, J.J. Davalillo, el gran escolta del que pudo disfrutar el CB Murcia un par de años (1989/90 y 1990/91), quien hoy estará sentado en el palco en calidad de presidente del Bilbao Basket.

Aunque nadie quiere oir hablar de presión o nervios a estas alturas de campaña, tras el partido de hoy uno de estos dos equipos quedará en una situación como mínimo algo más comprometida.

EL RIVAL
Bilbao Basket: Dañino por fuera, mermado por dentro

LAS CLAVES:
El mermado juego interior del Bilbao. Rancik, referencia interior del visitante, es baja, White, su sustituto, ha sido despedido por su mala actitud y Weis tiene un dedo fracturado. El Polaris tratará de compensar en la pintura el daño que harán los tiradores exteriores de Vidorreta.
La ansiedad de Fizer. No gustó su gesto en Madrid, mostrando la camiseta al público en actitud provadora. La ansiedad le ha impedido centrarse y rendir en sus dos únicos partidos ligueros. Hoy debería ser su día. Ya le toca.
La dirección de juego. Como cada semana, la dirección de juego en pista del Polaris es el punto flaco. Está cogida con alfileres, funciona a rachas, siembra incertidumbre. Si Myers vuelve a dirigir al equipo será una mala señal.
Martin Rancik es el referente interior del Lagún Aro Bilbao, pero su baja por lesión ha dejado a su equipo huérfano, máxime tras la decepcionante actitud de White, su sustituto ya despedido. Además, el que su torre, Fréderic Weis (2,18 m.) juegue mermado, provoca que jugadores como Antelo o Majstorovic, llamados a desempeñar un rol secundario, hayan de tomar más responsabilidades de las previstas. Si Fizer es al fin el jugador con el potencial que demostró en la pretemporada, y Triguero y Thompson no bajan su rendimiento será en el poste bajo donde los de Hussein deban decantar este partido.

Los jugadores exteriores del Polaris tendrán hoy el reto de intentar bajar el acierto de sus rivales desde los 6,25. Cerca de 30 puntos anotan en cada partido desde esa distancia los jugadores de Vidorreta, con un nada despreciable 37% de acierto en el tiro. Montáñez está siendo el más dañino en los lanzamientos triples, pues acierta en más de la mitad de sus lanzamientos. Tampoco se quedan atrás Recker o el veterano Espil, que empezó con un contrato temporal pero seguramente terminará otra campaña más en ACB. Los bases también son muy peligrosos en el tiro de distancia. Javier Salgado está promediando cerca de 10 puntos y dirigiendo bien a su equipo. Su relevo, Koljevic, jugó cedido el año pasado en el Olympiakos y está demostrando lo acertado de la espera y de su incorporación. La plantilla del Bilbao Basket apenas ha cambiado respecto a la de la temporada pasada. Su mejor fichaje fue, en realidad, conseguir la renovación del hoy ausente Rancik. Lucas Recker (Livorno), junto a Koljevic y el incombustible Espil (Tenerife Rural), son las incorporaciones al juego exterior, mientras que el juego interior de este año se ha apuntalado con Zengotitabengoa y el joven Antelo, ex jugador del CAI, que hoy amenazará con su movilidad y tiro exterior a los interiores del Polaris, menos rápidos que él.

Una versión de este artículo se publica en La Opinión de Murcia